Progesterona baja: complicaciones, causas y más

En caso de tener los niveles de progesterona bajos deberemos consultar con nuestro ginecólogo para saber cuál es el tratamiento más adecuado para nosotras teniendo en cuenta nuestras características particulares

La progesterona es una hormona de la sexualidad femenina que se produce en los ovarios, luego de la ovulación. Es una parte crucial del ciclo menstrual y del desarrollo del embarazo.

Aunque es fundamental en tu ciclo de cada mes, su función principal es engrosar el revestimiento de tu útero y prepararlo para un óvulo fertilizado. Si no hay un óvulo fertilizado, los niveles de esta hormona caen y comienza la menstruación.

La progesterona es fundamental para el desarrollo de los senos y la lactancia. Es complementaria de algunos efectos del estrógeno. Con relación a la testosterona, se encarga de ser la hormona precursora de las hormonas suprarrenales.

Si bien se trata de una hormona femenina, el cuerpo masculino la usa en pequeñas cantidades para el desarrollo de los espermatozoides. Como ves, es una hormona importante.

Si eres una mujer con progesterona baja es mejor que conozcas las complicaciones que esto conlleva.

¿Qué debe preocuparme de la progesterona baja?

Embarazo

Es especialmente importante en tus años reproductivos. Si no tienes suficiente progesterona, es posible que no puedas conseguir o mantener un embarazo.

Cuando el recubrimiento de tu útero no es lo suficientemente grueso no puede mantener un óvulo fecundado. Los síntomas de la progesterona baja en mujeres que no están embarazadas incluyen:

  • Dolor de cabeza o migraña.
  • Cambios de humor, que incluyen ansiedad o depresión.
  • Bajos deseos sexuales.
  • Sofocos.
  • Irregularidad en ciclo menstrual.

Durante el embarazo, la progesterona baja puede hacer que el embarazo no llegue a término debido a que tu útero no será lo suficientemente fuerte.

Los síntomas de deficiencia de esta hormona durante el embarazo son:

  • Dolor abdominal localizado.
  • Sensibilidad constante en los senos.
  • Fatiga implacable.
  • Frecuencia de azúcar baja en sangre.
  • Sequedad vaginal.

Lee también: Plantas medicinales para regular la menstruación

Los bajos niveles de progesterona podrían indicar la existencia de la toxemia o un embarazo ectópico, lo que causa la muerte del feto o el aborto involuntario.

Por otro lado, cuando la progesterona baja, el estrógeno puede causar estragos en tu salud y hacer que padezcas diversos síntomas. Entre estos destacan:

  • Aumento de peso.
  • Disminución del deseo sexual.
  • Ciclos irregulares y sangrado abundante.
  • Fibromas, endometriosis.
  • Problemas de la vesícula biliar.
  • Disfunción de la tiroides.

¿Cuáles son los niveles adecuados de progesterona?

sexo

Un examen de progesterona puede ayudar a tu ginecólogo a determinar si el nivel de tu progesterona es bajo. Solo se necesita un examen de sangre que no requiere de ninguna preparación especial.

Esta prueba puede ofrecerte pistas de qué es lo que pasa con tu cuerpo y quizás la causa por la cual no puedes quedar embarazada.

Suele ser utilizada además para monitorear terapias de reemplazo hormonal y determinar qué tal está la salud de tu embarazo si es de alto riesgo.

Los niveles de progesterona varían a lo largo del ciclo menstrual, llegando a picos altos cuando se está a una semana de la menstruación y puede variar en el curso de un día.

La progesterona aumenta normalmente durante el embarazo. Cuantos más bebés estés gestando, más altos serán los niveles.

Por lo general, hombres, niños y mujeres posmenopáusicas son quienes tienen progesterona baja en comparación con las mujeres de edad promedio.

Por todo lo anterior, los niveles de progesterona que se pueden considerar “normales” van a depender de tu edad, género y condiciones especiales como el embarazo o la menstruación.

¿Puedo hacer algo con respecto a la progesterona baja?

Tener progesterona baja puede no tener ningún síntoma para ti, por lo que que quizá no haga falta tratamiento.

Sin embargo, si quieres tener un bebé, la terapia hormonal para aumentar la progesterona puede ayudar a engrosar el revestimiento del útero. Esto mejorará tus probabilidades de tener un embarazo saludable y a término.

Por otra parte, las irregularidades menstruales pueden arreglarse también con terapias hormonales. Para los síntomas severos de la menopausia, la terapia hormonal es una combinación de estrógeno y progesterona.

Las opciones de tratamiento más comunes son:

  • Cremas y geles, que pueden ser utilizados vía tópica o vaginal.
  • Supositorios, que se usan como tratamientos para los problemas de fertilidad.
  • Los anillos vaginales, como tratamiento más lento que los medicamentos orales.
  • Medicamentos orales.

Las terapias hormonales pueden ayudarte a llevar una vida plena y sin complicaciones. Estas terapias eliminan síntomas como los sofocos, los sudores nocturnos y la sequedad vaginal.

Algunas mujeres incluso notan mejoras en su estado de ánimo. Además reduce el riesgo de sufrir osteoporosis y diabetes. La opción oral puede proporcionar un efecto calmante por lo que, además, te será más fácil dormir.

Visita este artículo: Controla los sofocos de la menopausia con estos 8 remedios caseros

Pregunta a tu médico por la mejor terapia para progesterona baja para tiDoctor

Recuerda que cualquier tratamiento debe ser realizado bajo la supervisión de tu médico. En casos muy extremos, el tratamiento de hormonas puede aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares, coágulos de sangre y problemas de la vesícula biliar.

Si tienes cáncer de mama o cáncer de endometrio es probable que la terapia hormonal no sea la mejor opción. El único que puede ayudarte a descubrir lo mejor para tu salud es tu médico.

Te puede gustar