9 propiedades del ajenjo para la salud de nuestro hígado

Aunque podemos consumirlo por nuestra cuenta, el ajenjo es una planta muy potente cuyo tratamiento debe estar controlado por un especialista para evitar complicaciones y en ningún caso excederemos los 3 meses

El ajenjo es una planta medicinal poco conocida. No obstante, no debería faltarnos si buscamos un remedio para cuidar la salud de nuestro hígado.

Es fundamental cuidar este órgano para garantizarnos una buena calidad de vida y prevenir enfermedades.

En este artículo compartimos las 9 propiedades del ajenjo para mejorar la función hepática y la salud en general.

El hígado

El hígado es el órgano más grande dentro de nuestro cuerpo y se encuentra debajo del diafragma, en su mayoría, en el lado derecho. Cumple unas funciones vitales para nuestro organismo:

  • Desintoxicación y filtro de toxinas: Recoge y elimina las toxinas que entran a nuestro cuerpo a través de la alimentación, contaminación, medicamentos, tabaco, etc.
  • Digestión: Metaboliza los carbohidratos, proteínas y lípidos por medio de la secreción de la bilis.
  • Depósito de vitaminas: Almacena las vitaminas A, D, E y K y el glucógeno.

Junto al hígado se encuentra la vesícula biliar, la cual es el depósito para la bilis. Por lo tanto, hígado y vesícula trabajan de manera conjunta.

Visita este artículo: Cáncer de hígado: todo lo que debes saber

El ajenjo

El ajenjo o artemisa (Artemisia Absinthium) es una planta medicinal originaria de Latinoamérica que también crece, hoy en día, en África y Europa. Sus propiedades se conocen desde la antigüedad, cuando se usaba para casos de intoxicación, por ejemplo, por plomo.

  • Se toma en infusión a partir de sus hojas y sus flores, aunque también lo podemos encontrar en polvo o en tintura.
  • Su característica principal es su fuerte sabor amargo, que se corresponde con el significado de su nombre, “sin dulzor”.

Como curiosidad, con el ajenjo se elaboran las moxas, una especie de cigarros que se usan en la medicina tradicional china para aplicar calor en nuestro cuerpo.

Además, con esta planta se elabora la famosa bebida alcohólica conocida como absenta.

Propiedades hepáticas del ajenjo

1. Aumenta la secreción de jugos biliares

Aumenta la secreción de jugos biliares

El consumo de ajenjo desinflama la vesícula biliar y aumenta la secreción de jugos biliares.

Esto repercute de manera positiva en todas sus funciones.

2. Descongestiona el hígado

Las infusiones de ajenjo por cortos periodos de tiempo descongestionan el hígado y la vesícula biliar y promueven que funcionen de manera correcta.

3. Elimina toxinas

Al descongestionar la función hepática favorecemos que este órgano pueda eliminar toxinas con mayor facilidad.

El hígado mantiene la sangre limpia de sustancias tóxicas, tanto de las que provienen del exterior como de las que genera nuestro propio organismo como desechos.

Si esto no se realiza de manera correcta pueden aparecer muchos trastornos, así como enfermedades crónicas y degenerativas.

4. Mejora la digestión

Para hacer mejores digestiones

El hígado participa en el proceso de digestión y metabolización de nutrientes.

Cuando no funciona de manera correcta podemos sufrir desarreglos digestivos como pesadez, acidez, gases, alteraciones del apetito, etc.

5. Reduce los niveles de azúcar en sangre

Los niveles altos de azúcar en sangre son muy perjucidiales para el páncreas, el hígado y el organismo en general. Esta planta, por lo tanto, es muy efectiva para prevenir la diabetes pero también la resistencia a la insulina, un trastorno muy común pero todavía poco reconocido.

  • Es fundamental controlar la glucosa para prevenir la obesidad, el colesterol y los triglicéridos altos, etc.

6. Trata la insuficiencia hepática

Para tratar la insuficiencia hepática con ajenjo será imprescindible la supervisión de un profesional de la salud.

Lee también: ¿Se puede tratar la diabetes de manera natural?

7. Calma el cólico hepático

Cólicos en el primer trimestre

Esta planta es muy útil para combatir el doloroso cólico biliar o hepático, que sucede cuando hay cálculos o piedras que obstruyen los conductos.

8. Combate la ictericia

Esta planta medicinal es un buen remedio para tratar la ictericia. Este trastorno se caracteriza por una coloración amarillenta de la piel y las mucosas por un aumento de la bilirrubina en sangre.

El origen de este problema está relacionado siempre con alguna deficiencia del hígado.

9. Otros trastornos

Muchos otros trastornos de salud relacionados con el hígado pueden mejorar cuanto tomamos ajenjo para activar la función hepática:

Advertencias

El ajenjo es una planta con propiedades curativas tan potentes que debemos consumirlo sin excedernos y durante periodos limitados, de un máximo de 3 meses.

En caso de abuso, puede afectarnos al cerebro o al hígado, o bien causarnos espasmos musculares.

 

Te puede gustar