Propiedades curativas de la maca

Yamila Papa · 17 mayo, 2014
La maca es una raíz utilizada desde tiempos remotos. Posee numerosas propiedades enfocadas tanto a aumentar el deseo sexual como a fortalecer el sistema inmune.

La maca es una raíz que se utiliza como alimento y remedio casero desde los incas. Es originaria de Perú y se ha extendido por todo el mundo por sus grandes propiedades para curar diferentes dolencias y enfermedades. Conoce en el siguiente artículo cuáles son los beneficios de la maca en tu salud.

Propiedades de la maca

Se conocen por lo menos diez propiedades beneficiosas de la maca. Algunas de las más importantes son:

Propiedades afrodisíacas, estimulantes y para la fertilidad

Se usó para estas tres finalidades desde hace siglos. La maca era considerada mágica y usada en los rituales sagrados para obtener prosperidad en los pueblos. Se la conoce popularmente como la viagra peruana, se usa para tratar la impotencia sexual, aumentar la fertilidad, aumentar el deseo sexual y tratar la disfunción eréctil.

Esto se debe a uno de sus componentes principales, la macamida. Esta actúa en el hipotálamo y las glándulas suprarrenales, por lo que regula los niveles hormonales y tiene un efecto energético. A su vez, aumenta el flujo sanguíneo en la zona pélvica, estimulando la potencia sexual.

No solo eso, estudios actuales confirman que aumentan la fertilidad tanto en hombres como en mujeres, aumenta la producción y motilidad del esperma, aún en alturas elevadas y también sirve para prevenir la hiperplasia de la próstata.

Propiedades en el tratamiento de la menopausia

La maca ayuda a las mujeres que se encuentran en el período del climaterio y menopausia por sus efectos mineralizantes y revitalizantes y produce un aumento de la libido. Es frecuente que se sufra de menor deseo sexual por una menor producción de estrógenos de forma natural.

También sus fitoesteroides naturales ayudan a tratar los sofocos, calores y otros síntomas. Por último, ayuda a prevenir la osteoporosis al consumirla en sopas o guisos.

Te puede interesar: Cómo controlar la osteoporosis durante la menopausia

Propiedades energéticas

La maca es nutritiva y energética, ofreciendo a su vez sustancias que regulan y estimulan el organismo. Transporta más oxígeno al cuerpo y evita hipotensión, a su vez que puede prevenir la anemia y fortalecer el organismo.

También tiene yodo, otro elemento energético, que sirve para regular el funcionamiento de la glándula tiroides; y zinc, que ayuda al sistema inmunitario.

Es un complemento ideal para la fatiga, la pérdida de memoria, el cansancio, el estrés y la convalecencia. Es un suplemento deportivo inmejorable, porque mejora la resistencia física.

Propiedades estimulantes para el sistema inmunitario

Gracias a los alcaloides, la maca estimula las células defensivas o fagocíticas. Ayuda a prevenir resfriados o el contagio de cualquier enfermedad que se relacione con la inmunodepresión debida al estrés, los nervios o la angustia (como ser algunos virus o herpes).

Propiedades antidepresivas

Consumida como suplemento, la maca mejora la falta de libido por causa de la medicación ansiolítica o antidepresiva.

Mejora la memoria y el aprendizaje, porque el cerebro está más despierto. Todos aquellos que consumen pastillas para dormir o para la depresión pueden ingerir maca para evitar los efectos colaterales, siempre con la supervisión de su médico.

Propiedades anticancerígenas

Esto se debe a que la maca pertenece a la misma familia que las crucíferas, como ser el brócoli, la rúcula, el repollo, la mostaza o la col. Todas son conocidas por sus propiedades anticancerígenas. Esto se debe a un componente llamado glucosinato, que le da su sabor picante característico.  Es antidegenerativo y antimutagénico.

Lee: 10 alimentos anticancerígenos que deberías empezar a consumir

Propiedades protectoras para la piel

La maca también cuida la salud de la piel. Se consume y se cultiva en zonas de altura en el altiplano andino de Perú, es decir, en sitios donde la radiación ultravioleta es muy elevada y no cuenta con espacios para guarecerse del sol.

Los nativos y los visitantes que consumen esta raíz durante sus viajes por la montaña estarán más protegidos de los rayos UV.  Hace que aumente el grosor de la epidermis (de manera microscópica, claro está) y sirve para protegerse del sol. El extracto de maca se puede colocar en cremas solares o cosméticas para elevar los efectos.

Variedades y dosis de maca

La maca se puede conseguir en tres presentaciones distintas:

  • Roja (o “puka” por los nativos), es la que ofrece un mayor potencial antioxidante y anticancerígena.
  • Morada-roja (maca milagro entre los residentes), con altas cantidades de antocianinas, siendo un antioxidante inmejorable.
  • Negra (o “yana”), con efectos estimulantes para el cerebro y propiedades afrodisíacas.

En cuanto a sus dosis, vale decir que la maca es un alimento o suplemento natural. Se puede consumir durante un largo período sin sufrir efectos colaterales o nocivos. Sin embargo, está aconsejado ingerir cierta cantidad según la forma:

  • Cápsulas: entre 1,5 y 3 gramos por día mezclado con zumos
  • Gelatina: entre 1,5 y 3 gramos diarios
  • Raíz entera seca: no más de 25 gramos cada día, para alimentos cocidos (como guisos o sopas)
  • Cremas: se pueden conseguir algunos productos externos con maca, sin dosis estipulada
  • Polvo: para consumir en quesos, yogures o zumos. Una cucharadita por día en el desayuno.