Propiedades de la calabaza

Entre los múltiples beneficios del consumo de calabaza encontramos que puede favorecer nuestra salud ocular, mejorando el tratamiento para cataratas. También es rica en fibra y favorece el tránsito intestinal

La calabaza está presente en varias de nuestras preparaciones, es deliciosa y muy sencilla de cocinar. Conoce algunas de las propiedades de la calabaza, un vegetal digno de respetar.

Diferentes usos de la calabaza

Puede ser utilizada de múltiples maneras, ya sea su pulpa o sus semillas. Asimismo, con compresas de zumo de calabaza, por ejemplo, podremos tratar quemaduras o erisipelas. La pulpa junto con aceite de oliva es muy bueno para combatir dolores por el reuma, se hacen fricciones en la zona afectada. Tajadas de calabaza cruda en la cabeza calma la migraña o jaqueca.

calabaza2
La calabaza es un ingrediente que sirve para elaborar una gran cantidad de platos, tanto dulces como salados

Si la hervimos, podemos usarla como un desinflamante o para bajar la fiebre, además, un macerado de la pulpa con aceite se puede utilizar como aplicación externa para hemorroides. La savia de la calabaza es ideal para tratar manchas y cicatrices del rostro.

Las semillas, por su parte, se consideran calmantes y refrescantes. Si se consumen molidas con un poco de azúcar luego de un ayuno, se convertirá en un excelente purgante.

Propiedades de la calabaza

Algunos de los beneficios que nos aporta el consumo de calabaza son:

  • Estimular la función del páncreas, ya que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre
  • Colaborar en la eliminación de la mucosidad en bronquios, pulmones y garganta
  • Ayudar a fortalecer el sistema inmunitario gracias a su alta cantidad de antioxidantes

calabaza3

  • Desintoxicar el cuerpo si se bebe un zumo de calabaza
  • Disminuir el riesgo de padecer cáncer de próstata o enfermedades cardíacas, por su elevado contenido en alfacaroteno y betacaroteno
  • Ayudar en el tratamiento de cataratas en la vista
  • Eliminar el estreñimiento por su alto contenido en fibras
  • Beneficiar la salud ocular gracias al betacaroteno y la vitamina A
  • Ayudar a reducir el colesterol
  • Proteger el corazón de sufrir un infarto (por el ácido fólico que presenta)

Componentes de la calabaza

Este maravilloso vegetal nos aporta:

  • Cumarinas: con propiedades antioxidantes, que neutralizan los radicales libres.
  • Licopeno: se encuentra en la pulpa de la calabaza y permite reducir las probabilidades de padecer cáncer (próstata, pulmón, cuello del útero, estómago o vejiga). Disminuye el colesterol.
  • Vitamina C: 100 gramos diarios de calabaza aporta la mitad de vitamina A que nuestro cuerpo necesita. Además, ayudan a un buen funcionamiento del aparato circulatorio, evitando la ateroclerosis, por ejemplo.
  • Ácido fólico: interviene a favor del sistema nervioso, ayuda al corazón a neutralizar la homocisteina, responsable de los ataques cardíacos.
  • Agua: su alta cantidad de agua convierte a la calabaza en un alimento ideal para las dietas, siendo a su vez muy saciante. Previene la retención de líquidos, la obesidad y la formación de cálculos renales.

Imágenes cortesía de Rich Bowen, Chris Feser y Jessica Spengler

Te puede gustar