Propiedades de la ruda

Yamila Papa 17 septiembre, 2013
Gracias a sus componentes la ruda nos permite reducir la retención de líquidos y eliminar los ácidos grasos que se adhieren al tejido adiposo, ayudándonos a perder peso

Es una de las plantas más relacionadas a los trastornos digestivos y a su vez, a la relajación. Pero además, la ruda tiene otros usos más que interesantes para varias dolencias.

Uso interno de la ruda

La ruda es una planta que crece de manera silvestre y que se puede plantar en casa, ya sea en una huerta, en una maceta o en un jardín. Algunas de las propiedades que se le adjudican son:

-en el aparato circulatorio: tonifica las arterias y protege los capilares. Es muy buena para tratar enfermedades como por ejemplo, las varices, los edemas y otros similares.

en el aparato digestivo: ayuda a evitar la indigestión, los gases, el ardor intestinal y la pesadez estomacal, si se la utiliza en infusiones muy diluidas después de las comidas. Es recomendado también para los casos de diarrea o cólicos estomacales en los niños.

en el aparato reproductor femenino: favorece la menstruación debido a su capacidad emenagoga muy potente. Debe utilizarse con precaución, ya que el exceso uso de la ruda en las embarazadas, puede causar abortos o pérdidas graves.

en el sistema nervioso: es un sedativo que permite reducir la ansiedad y el estrés, así como dormir mejor.

para adelgazar: al contener terpenos, actúa en el riñón para estimular la diuresis, lo que permite una reducción de los líquidos del cuerpo. A su vez, tiene un efecto antioxidante, que estimula la liberación de ácidos grasos que están depositados en el tejido adiposo.

Propiedades de la ruda en el hogar

Las creencias populares dicen que la ruda es necesaria que siempre esté en la casa, porque ofrece las siguientes ventajas:

protege: de manera general la vivienda, preserva de accidentes, mantiene alejados a los espíritus malignos y la envidia. Crea un campo protector alrededor de quién la tenga.

atrae lo positivo: permite que las personas correctas lleguen a nuestro entorno, para amistad, amor o trabajo.

Se dice que la ruda “más poderosa” es la que se saca de un jardín ajeno, aunque esto no es determinante. Se la puede plantar y cuidar uno mismo, para que transmitan la energía y puedan repeler lo negativo. Jamás debe plantarse una ruda cuando se está depresivo, con dolencias físicas o si la mujer está menstruando. Ha de estar siempre con sol de moderado a alto. En la derecha del huerto si es hembra (hojas bien pequeñas) y en la izquierda si es macho (hojas más grandes).

Se aconseja tocar a la planta mientras se visualiza lo que se desea alcanzar y cuando comienza a marchitarse es porque el bienestar ya es un hecho, porque absorbe lo malo del ambiente. Puede ser una creencia, pero sin embargo, con probar, no cuesta nada.

Imágenes cortesía de Jhons Powers y Leonora Enking

ruda2

Te puede gustar