Propiedades de los diferentes tipos de té

Carolina Betancourth · 14 abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana Alonso el 11 marzo, 2019
El té blanco, al igual que el negro, cuenta con una mayor cantidad de antioxidantes. Es por ello que podría contribuir a prevenir la aparición de arrugas prematuras.

Son muchos los tipos de té que existen en el mundo, al igual que lo son sus beneficios, formas de preparar e incluso sus colores. La planta del té Camellia sinensis se ha cultivado durante miles de años y sus hojas se han utilizado con fines medicinales. El té se utiliza como una bebida popular en todo el mundo.

A continuación te presentamos los diferentes tipos de té que hay y sus respectivas propiedades. ¿Te gusta tomar esta bebida? ¡Sigue leyendo!

Diferentes tipos de té

Esta bebida china tiene muchos años de tradición. Además, cada vez conocemos más la gran variedad de infusiones que existen. Estas nos deleitan con diferentes sabores, olores y colores.

No obstante, no podemos olvidarnos de las propiedades medicinales que se le han atribuido a lo largo de los siglos. Sin embargo, estas son solo orientativas, por lo que no sustituyen a ningún tratamiento médico ni a un estilo de vida y una alimentación saludable.

Recuerda que en el caso de sufrir algún tipo de enfermedad de las que se nombran, es fundamental acudir al médico para que recomiende el tratamiento más adecuado según el caso. Estos tés podrían servir de apoyo, siempre y cuando el médico lo avale.

Blanco

Este tipo de infusión es muy inusual. Esto se debe a que los huertos se siembran bajo la sombra de las montañas. De esta manera, se evita la generación de la clorofila. El té blanco, que se considera una variedad del té verde, se consume principalmente en China y es muy apreciado por su sabor.

Los flavonoides y polifenoles del té son bien conocidos por su extraordinaria actividad antioxidante. La principal cualidad del té blanco es que contiene más antioxidantes que cualquier otra variedad, por ello puede ser efectivo para prevenir las arrugas prematuras de la piel.

Según un estudio, entre el té verde, el blanco y el negro se indicó que la actividad antiarrugas del té blanco y del negro es mayor que la del té verde.

Lee también: 8 razones para incluir té blanco en tu desayuno. ¡Te encantará!

Azul

Té azul

Cuando hablamos del té azul o té oolong hablamos del punto medio entre el verde y el negro. Esto se debe a que su sabor es similar al del verde, pero sin aquella sensación de hierba pastoril en el paladar. Por otra parte, la similitud con el té negro yace en el color.

Se cree que esta variedad puede servir de apoyo al sistema inmunitario. Algunas investigaciones sugieren que podría contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y vasculares, para proteger los dientes y los huesos, además de funcionar como agente antioxidante y antibacteriano.

Amarillo

El té amarillo se obtiene una vez recolectadas todas las hojas y dejadas fermentar. De este modo adquiere su pintoresco color. Esta infusión aporta ácido fólico y vitaminas como la B, la B1, la B2 y la famosa vitamina C.

Sin embargo, a pesar de sus beneficios, esta variedad tiende a manchar los dientes. Por ello, se recomienda lavarlos cada vez que se ingiere.

Negro

Té negro

¿Lo has probado alguna vez? Es posible que tu respuesta sea sí, porque si hablamos del té negro, hablamos de la variedad más extendida en occidente. Este recibe su nombre porque sin verterlo en el agua hirviendo sus hojas ya son negras. Siguiendo con esta bebida debemos decir que se gradúa en tres categorías, las cuales son: Ceilán, Assam, y Darjeeling.

Este tipo de té es diurético, estimulante casi como una taza de café y también antioxidante. Algunas investigaciones sugieren que su consumo podría contribuir a reducir el riesgo de padecer enfermedades coronarias.

No te pierdas: 6 grandes remedios con té negro que te gustará conocer

Verde

Ahora hablamos del té verde. Su color se debe a que es recogido cuando aún contiene clorofila y es secado de manera rápida. También debemos decir que es el segundo más popular en todo el mundo.

Según algunos datos, el consumo a largo plazo de catequinas de té, podría ser beneficioso contra la obesidad inducida por una dieta alta en grasas y la diabetes de tipo II, y podría reducir el riesgo de enfermedades coronarias.

Rojo

Té rojo

El valor del té rojo varía según el tiempo que haya sido procesado. Su color se debe a que es secado sobre tiestos de cobre.

A pesar de sus grandes beneficios, esta infusión no se recomienda a mujeres gestantes, niños y personas con tratamientos médicos muy extenuados.

Rooibos

Esta bebida se extrae del arbusto rooibos; ahí viene la parte curiosa y es que en realidad el rooibos no es un té como tal. Sin embargo, se le conoce así gracias a su parecido. De hecho, este aparece en la clasificación de estas bebidas porque se comercializa como tal.

El rooibos contiene antioxidantes, pero no cafeína, a diferencia de los otros, y esto contribuye a la relajación del sistema nervioso.

Diferentes tipos de té para todos los gustos

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de té que existen, puedes probarlos y quedarte con el que más te guste. Recuerda que no se deben consumir como sustitutos al tratamiento propuesto por un médico.

  • Cabrera, C., Artacho, R., & Giménez, R. (2006). Beneficial Effects of Green Tea—A Review. Journal of the American College of Nutrition. https://doi.org/10.1080/07315724.2006.10719518
  • Von Gadow, A., Joubert, E., & Hansmann, C. F. (1997). Comparison of the antioxidant activity of rooibos tea (Aspalathus linearis) with green, oolong and black tea. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/S0308-8146(96)00312-3
  • McKay, D. L., & Blumberg, J. B. (2007). A review of the bioactivity of South African herbal teas: Rooibos (Aspalathus linearis) and honeybush (Cyclopia intermedia). Phytotherapy Research. https://doi.org/10.1002/ptr.1992
  • Gahreman, D., Wang, R., Boutcher, Y., & Boutcher, S. (2015). Green tea, intermittent sprinting exercise, and fat oxidation. Nutrients. https://doi.org/10.3390/nu7075245
  • Hursel, R., Viechtbauer, W., & Westerterp-Plantenga, M. S. (2009). The effects of green tea on weight loss and weight maintenance: a meta-analysis. International Journal of Obesity. https://doi.org/10.1038/ijo.2009.135
  • Khan, N., & Mukhtar, H. (2013). Tea and Health: Studies in Humans. Current Pharmaceutical Design. https://doi.org/10.2174/1381612811319340008
  • Serafini, M., Del Rio, D., Yao, D. N., Bettuzzi, S., & Peluso, I. (2011). Health Benefits of Tea. Herbal Medicine: Biomolecular and Clinical Aspects. https://doi.org/doi:10.1201/b10787-13
  • Khan N, Mukhtar H. Tea and Health: Studies in Humans. Curr Pharm Des. 2013;
  • Lee KO, Kim SN, Kim YC. Anti-wrinkle effects of water extracts of teas in hairless mouse. Toxicol Res. 2014;
  • Ng KW, Cao ZJ, Chen HB, Zhao ZZ, Zhu L, Yi T. Oolong tea: A critical review of processing methods, chemical composition, health effects, and risk. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. 2018.
  • Gardner EJ, Ruxton CHS, Leeds AR. Black tea - Helpful or harmful? A review of the evidence. European Journal of Clinical Nutrition. 2007.
  • Chacko SM, Thambi PT, Kuttan R, Nishigaki I. Beneficial effects of green tea: A literature review. Chinese Medicine. 2010.