Propiedades de los granos de teff

El teff es un grano rico en vitaminas y minerales que se puede utilizar como espesante y como sustituto de la harina convencional, por lo que es ideal para celíacos

Los pequeñísimos granos de teff son oriundos de Etiopía, y cuando está sin procesar, se puede agregar a productos horneados, a los que agrega textura y sabor; aunque también se pueden moler para hacer harina de teff, espesar sopas o salsas. Una taza de teff crudo contiene altas concentraciones de vitaminas y minerales, así como de fibra y aminoácidos.

La semilla del teff se puede cocinar como un grano o molido para hacer harina; no contiene gluten, por lo que el teff se puede utilizar como una alternativa a la harina de trigo, ideal para celíacos

Valor nutricional del teff

Una taza de teff cruda proporciona vitaminas A, E y K, y vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3, B5 y B6, y minerales como el manganeso, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, selenio y zinc.

También contiene fibra, necesaria para mantener un buen tránsito intestinal, y para mantener el colesterol y el azúcar en sangre, en niveles normales; una taza de teff crudo representa más del 60 % de la ingesta diaria recomendada de este nutriente. Además aporta ácidos grasos Omega-3, que contribuyen a la salud del corazón.

Hay que destacar que el contenido de aminoácidos en una taza de teff prima es suficiente para producir más del 50% de la ingesta diaria recomendada de proteínas.

Propiedades de los granos de teff

Los granos de teff son muy pequeños, pero grandes en nutrientes, ya que contienen altos valores de proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos complejos; además de no contener gluten y ser aptos para celíacos.

Posee un alto valor nutritivo; además contiene los ocho aminoácidos esenciales. La mayor parte del grano se compone de salvado y germen, por lo que es especialmente alto en fibra y una buena fuente de carbohidratos de bajo índice glucémico, por lo que resulta idal para regular los niveles de azúcar en la sangre y prevenir la diabetes tipo II.

La adición de granos de teff a la dieta diaria actua como seguro nutricional para compensar las deficiencias o desequilibrios que puedan producirse.

El teff cuenta con un sabor suave y tiene propiedades espesantes, por lo que sus pequeñísismos granos hacen que sea un ingrediente ideal para incluir en cualquier receta, y aprovecharse de sus nutrientes.

Recetas con teff

Centeno, teff, arroz y amaranto.
Centeno, teff, arroz y amaranto.

Estas son algunas ideas que puedes preparar:

Combina una parte de los granos de teff con tres partes de agua y cocínalo, para hacer una papilla espesa y abundante. Espolvorea con canela y añde frutos rojos y frutos secos tostados. Una taza de teff preparado de esta manera proporcionará el 62 % de la ingesta diaria de fibra y más del 80 % de la dosis diaria recomendada de hierro.

Puedes preparar germinados con los granos teff, utilizando la misma técnica que para la germinación del trigo, y añádelos a las ensaladas, sándwiches, o simplemente sazonados con un poco de aceite de oliva y ajo.

Puedes mezclar los pequeños brotes en sopas y guisos para añadir textura, sabor y un mayor valor nutritivo,  o puedes añadirlas a magdalenas, panes, tortitas y productos horneados, rociados sobre la masa.

Prepara nutritivas hamburguesas vegetarianas combinando granos de teff, los cuales debes de cocinar con cebolla y ajo picados, junto con hierbas frescas; vete preparando las hamburguesas y cocina a la plancha con aceite de oliva por ambos lados, y sírvelas con pan sin gluten, lechuga y rodajas de tomate.

.

Categorías: Recetas saludables Etiquetas:
Te puede gustar