Propiedades del licopeno y alimentos que lo contienen

Para obtener mayores cantidades de licopeno y prevenir las enfermedades cardiovasculares de una forma más eficaz es importante que consumamos tomate cocinado y sandía madura

El licopeno es un pigmento de color rojo que se encuentra en algunas frutas y vegetales, especialmente en los tomates rojos.

Es considerado un excelente antioxidante, con propiedades que pueden ayudar a prevenir el riesgo de padecer:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Diabetes.
  • Cáncer.
  • Degeneración macular, entre otras enfermedades.

Beneficios de consumir licopeno

Salud cardiovascular

Se han realizado varios estudios  sobre los efectos del consumo de licopeno sobre el colesterol y la presión arterial.

  • Se pudo comprobar una reducción significativa del colesterol en sangre y de la presión arterial.
  • por lo que se puede afirmar que el licopeno posee un efecto protector contra las enfermedades cardíacas.

Cáncer de próstata

remedios para la prostatitis

Este antioxidante puede prevenir o retrasar la progresión del cáncer de próstata. Como se pudo constatar en los estudios citados anteriormente, varios pacientes diagnosticados con cáncer de próstata, fueron suplementados con 30 mg de salsa de tomate durante tres semanas.

  • Se pudo comprobar en dichos pacientes que existía un aumento de la muerte celular de las células cancerosas. Comparado con los pacientes que no habían consumido salsa de tomate.
  • Por lo que se puede decir que el licopeno puede inhibir la progresión del cáncer de próstata en algunos pacientes.

Te puede interesar: 9 remedios caseros y naturales para los problemas de próstata

Degeneración macular

Aunque dicha evidencia es limitada, se pudo comprobar que el consumo de licopeno puede proteger contra la degeneración macular.

  • Este se acumula en algunas partes del ojo y puede proporcionar protección antioxidante, por lo tanto, puede ser útil en el tratamiento del glaucoma.

Mejores fuentes de licopeno

El licopeno da a los tomates, pomelos rosas, sandías, albaricoques, también en otras frutas y vegetales de color rojo o naranja, sus colores vivos.

Pertenece a la clase de los carotenoides, que son antioxidantes que contrarrestan el daño celular que puede conducir a padecer ciertas enfermedades. Entre las mejores fuentes de licopeno se encuentran las siguientes:

Tomates

Los tomates son una excelente fuente de licopeno. Tan sólo una taza de tomates frescos contiene 6,7 mg de licopeno, y si los tomates están cocinados, contienen más aún.

  • Esto se debe a que el proceso de calentamiento aumenta los niveles de los nutrientes hasta en un 35 %.

Sandía

Una rodaja de sandía madura aporta más licopeno que los tomates, porque la fruta tiene un 40 % más de este antioxidante.

  • Pero es importante que la sandía esté madura, para obtener el nivel óptimo de nutrientes.

Leer también: Los 3 beneficios insospechados de la sandia

Papaya

licopeno

La papaya es una fruta tropical, por lo tanto, se cultiva en las regiones cálidas del mundo. Cuando el fruto está maduro y con una carne roja, indica que tiene los niveles óptimos de esta sustancia.

  • Concretamente contiene 2,6 mg  de licopeno por cada taza.
  • A su favor hay que decir que esta fruta es baja en calorías.

En consumo diario de frutas y verduras es fundamental para gozar de buena salud. Por lo tanto, todo el contenido nutricional lo encontramos en estas, no solo antioxidantes, también vitaminas, hierro, potasio, zinc, etc.

Las propiedades se distribuyen en la variedad de sus colores. Por consiguiente, prepara platillos con distintas tonalidades y goza de un sin sin de beneficios otorgados por estos alimentos naturales.

  • Waliszewski, K. N., & Blasco, G. (2010). Propiedades nutraceúticas del licopeno. Salud Publica de Mexico. https://doi.org/10.1590/S0036-36342010000300010
  • Bojórquez, R. M. C., Gallego, J. G., & Collado, P. S. (2013). Propiedades funcionales y beneficios para la salud del licopeno. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.3305/nh.2013.28.1.6302
  • Periago, M. J., Martinez-Valverde, I., & Ros, G. (2001). Propiedades químicas, biológicas y valor nutritivo del licopeno. Anales de Veterinaria.