Propiedades digestivas de las manzanas

Gracias a sus contenidos de fibra soluble las manzanas nos ayudan a retrasar la absorción de la glucosa durante la digestión, manteniendo sus niveles en sangre estables

Aunque existen muchas variedades de manzanas, el valor nutricional de las mismas es igual para todos, contienen nutrientes beneficiosos tanto para adultos como para niños y es una de las frutas con mayores propiedades digestivas que existe.

VALOR NUTRICIONAL DE LA MANZANA

VITAMINAS Y MINERALES

Las manzanas son una gran fuente de vitaminas A, C y E, las cuales se consideran  excelentes antioxidantes, que ayudan a luchar contra los radicales libres y vitamina B9; también contienen importantes minerales, como el calcio, fósforo, sodio, magnesio, hierro y potasio, que juegan un papel vital en mantener la salud del cuerpo.

CARBOHIDRATOS Y FIBRA

Una manzana grande con piel contiene aproximadamente unos 30 gramos de carbohidratos, que actúan como combustible para el cuerpo y de unos 3 a 5 gramos de fibra dietética, que ayuda en los procesos digestivos, aumentando la sensación de saciedad y en el tratamiento de enfermedades del corazón y diabetes.

GRASA Y VALOR CALÓRICO

Una manzana cruda, de tamaño grande y con piel contiene unas 110 calorías, y menos de la mitad de un gramo de grasa, por lo que es una fruta muy saludables en dietas de control de peso y adecuada en las meriendas de los niños.

PROPIEDADES DIGESTIVAS DE LAS MANZANAS

Propiedades digestivas de la manzana 2

La manzana contiene dos tipos de fibra, fibra insoluble y fibra soluble.

FIBRA SOLUBLE: PECTINA

Las manzanas contienen pectina,  un tipo de fibra soluble que se disuelve en agua y forma una especie de gel, que ayuda a retardar la digestión; también ayuda a prevenir la acumulación de colesterol y  a mantener los niveles de glucosa en la sangre. Hay que resaltar que la fibra soluble presente en la manzana ayuda a retrasar la absorción de glucosa durante la digestión, lo que puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

FIBRA INSOLUBLE

Las manzanas destacan por su contenido en fibra insoluble, especialmente cuando se comen con piel, lo que favorece el tránsito intestinal, porque la fibra insoluble ablanda las heces y ayuda a que el alimento se mueve con rapidez a través del sistema digestivo, por lo que reduce el riesgo de padecer enfermedad diverticular, cuya enfermedad causa dolor abdominal, cólicos, vómitos,  náuseas, cambios de los hábitos intestinales, y puede producir complicaciones como infecciones, sangrado y obstrucciones en el colon entre otras.

EFECTO PREBIÓTICO

Gracias a su contenido en pectina, las manzanas pueden tener beneficios prebióticos, como ayudar  a la digestión o en casos de colitis, colon irritable, gastroenteritis, absorción del calcio y en ciertos tipos de diarrea, en cuyos casos ejerce su influencia beneficiosa.

Imagen 1 cortesía de Taboada Testa.

Imagen 2 cortesía de A30_Tsitika

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar