Propiedades de la miel y el jengibre

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 25 diciembre, 2018
Carolina Betancourth · 27 diciembre, 2018
La miel y el jengibre se han venido utilizando desde la antigüedad como remedio natural. El objetivo era tratar la sintomatología asociada a procesos catarrales y a enfermedades digestivas. Te contamos todos sus beneficios.

La miel y el jengibre son alimentos que pueden presentar un gran efecto positivo en la salud, su combinación presenta una serie de atributos potenciados. Esto les convierte en excelentes aliados para tratar determinadas enfermedades.

La mezcla se ha venido utilizando desde la antigüedad como remedio natural. El objetivo era tratar la sintomatología asociada a procesos catarrales y a enfermedades digestivas. 

Por supuesto, cualquier problema debe ser consultado en primer lugar por un especialista. De este modo se podrá diagnosticar correctamente la enfermedad y el especialista indicará cuál es el tratamiento más indicado.

Generalmente, los remedios naturales ayudan a prevenir y combatir. No son milagrosos.

Propiedades medicinales de la miel y el jengibre

Bote de miel y raíz de jengibre.
Juntos, la miel y el jengibre tienen propiedades muy beneficiosas para tu salud.

Enfermedades respiratorias

Las propiedades combinadas de la miel y el jengibre pueden convertir a la mezcla en un efectivo expectorante natural.

Puede resultar útil para tratar los síntomas de la gripe, los resfriados o las inflamaciones de garganta.

La combinación, además, estimula y refuerza en gran medida el sistema inmunitario. Esto se debe a que posee compuestos antisépticos y antiinflamatorios, además de vitamina C. Por ello, resulta un gran remedio que ayuda a fortalecer las defensas.

Esta es la razón que explica la gran cantidad de recetas existentes que utilizan ambos alimentos para ayudar a tratar y prevenir resfriados.

Muchas de estas recetas, incluyen también el limón, por su gran aporte vitamínico y su capacidad antioxidante.

Enfermedades digestivas

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, la miel y el jengibre tienen efectos muy beneficiosos para la salud digestiva.

La mezcla ayuda a dilatar la musculatura lisa del tracto gastrointestinal. Paralelamente, tiene un efecto vasodilatador en los vasos sanguíneos que irrigan la zona.

El resultado conduce a una mejor digestión de los alimentos y un mejor funcionamiento intestinal.

Debido a esto, la miel y el jengibre constituyen un remedio natural para el tratamiento de los calambres musculares. Estos suelen estar producidos por comer en exceso o por indigestiones alimenticias.

Tal vez te interese: Cómo combatir los vómitos con remedios naturales: 7 soluciones

Propiedades medicinales de la miel

Miel.
El poderoso concentrado de la miel ha sido utilizado como remedio desde la antigüedad.

La miel es una sustancia elaborada por las abejas a partir del néctar de las flores. Ha sido utilizada como remedio medicinal desde la antigüedad. En alimentación, también se utiliza en gran medida como edulcorante.

Este compuesto azucarado contiene una gran cantidad de flavonoides y ácidos fenólicos, compuestos muy beneficiosos para ayudar en el tratamiento de diversas enfermedades.

Algunas de sus propiedades curativas son:

  • Alimento altamente energético. La miel puede ayudar a combatir el cansancio y la fatiga, al aportar una gran cantidad de energía a las células.
  • Capacidad antibiótica. La capacidad antibiótica de la miel se debe a que contiene sustancias como la inhibina y el ácido fórmico.
  • Favorece la buena digestión. La miel es un alimento laxante, que ayuda a prevenir el estreñimiento y mantener un correcto tránsito intestinal.
  • Antioxidante. Su alto contenido en ácidos fenólicos y enzimas como la catalasa, hacen de la miel un gran compuesto antioxidante.
  • Alimento prebiótico. La miel aporta al intestino un alto contenido en azucares. Estos pueden ser aprovechados por las bacterias allí presentes. De esta forma, la miel preserva una correcta población microbiana intestinal.

Para aumentar información: Jengibre, ajo y miel: el mejor remedio para el colesterol alto

Propiedades medicinales del jengibre

Jengibre.
El jengibre es de origen asiático y ha sido utilizado por su alta concentración en flavonoides.

El jengibre es una planta tropical cultivable en suelo húmedo. Se comercializa su rizoma seco, encurtido o en polvo. Es muy utilizado en la cocina asiática, presentando un sabor picante y alimonado.

Posee una gran cantidad de aceites volátiles y sustancias fenólicas, denominadas gingeroles y gingeronas. Además, es rico en vitaminas, especialmente en vitamina B6 y vitamina C, y rico en minerales, como el calcio, el potasio, el magnesio y el fósforo.

Algunas de sus propiedades medicinales son:

  • Favorece la buena digestión. Al promover el correcto movimiento del intestino y ayudar a la eliminación de microorganismos perjudiciales.
  • Trata el mal aliento. Existe un remedio natural oriental que utiliza un trozo de jengibre mojado en vinagre para refrescar la boca después de las comidas y prevenir el mal aliento.
  • Antioxidante. Se trata de un alimento muy rico en sustancias antioxidantes. Estas ayudan a prevenir el proceso del envejecimiento.
  • Antiinflamatorio. Las sustancias volátiles como los gingeroles tienen un gran potencial antiinflamatorio. Este ha demostrado ayudar en enfermedades como la artritis reumatoide.