Propiedades medicinales y estéticas de la caléndula

La caléndula es una de las hierbas más conocidas y utilizadas en medicina natural y en estética. Vamos a conocer por qué.

Es valorada en diversos sectores: en la agricultura por su llamativo color, en medicina por su capacidad de aliviar dolencias y en estética porque sus propiedades mejoran el aspecto de la piel. ¿Te gustaría saber para qué sirve la caléndula? En este artículo te lo contamos.

Datos sobre la Calendula officinalis

Ese es su nombre científico, pero todos la conocen simplemente como “caléndula”. En algunas regiones la denominan “flamenquilla” o “flor maravilla”. Es realmente muy vistosa por sus flores de tonos amarillos y anaranjados.

Es originaria del sur de Europa, pero su cultivo se ha extendido a muchas partes del mundo no solo porque es muy fácil de plantar y cosechar, sino también por sus propiedades medicinales y estéticas.

Lee también: Aplicaciones medicinales de la Caléndula

Propiedades medicinales de la caléndula

Propiedades medicinales de la caléndula

Comenzamos con los usos de esta planta para fines medicinales. En cuanto a sus propiedades, podemos destacar que la caléndula es:

  • Antiinflamatoria
  • Antiemética
  • Antiséptica y antibacteriana
  • Antiespasmódica
  • Fungicida
  • Antiulcerosa
  • Cicatrizante
  • Emoliente
  • Emenagoga

Tanto en el uso externo como en el interno, esta planta (de la que se emplea flor, tallo, hojas y raíces) aporta muchos beneficios a nuestra salud:

  • Estimula la secreción de bilis y mejora el funcionamiento del hígado.
  • Mejora los síntomas del reuma y artritis.
  • Calma la indigestión, reduce la gastritis, alivia las úlceras estomacales y previene vómitos y nauseas.
  • Regula la menstruación y sus trastornos (metrorragias, amenorreas y dismenorreas), reduce los dolores menstruales y ayuda a tratar la micosis y el prurito vaginal.
  • Ayuda a combatir la anemia y a mejorar la salud en personas convalecientes.
  • Trata la ictericia.
  • Mejora el asma y la tos y ayuda en problemas del aparato respiratorio como la amigdalitis o la laringitis. También alivia la irritación de la garganta.
  • Ayuda a evitar el insomnio y la angustia y reduce las palpitaciones.
  • Equilibra la tensión arterial y mejora la circulación periférica.
  • Trata problemas bucales como gingivitis y llagas.

Propiedades de la caléndula para la estética y la piel

Propiedades de la caléndula para la estética y la piel

Esta maravillosa planta no solo sirve para mejorar ciertos problemas dérmicos, sino que también se emplea en muchos productos de belleza (por ejemplo cremas y champús) por sus capacidades estéticas, entre ellas :

  • Estimular la regeneración de los tejidos, cicatrizar heridas, aliviar el dolor de las quemaduras leves.
  • Aliviar las picaduras de insectos (sobre de todo mosquitos y abejas) y de medusas.
  • Mejorar las afecciones cutáneas, los abscesos y los forúnculos.
  • Eliminar pie de atleta, hongos de la piel y verrugas víricas.
  • Favorecer la producción de colágeno, mantiene la piel hidratada, suave y elástica.
  • Tratar el acné, la dermatitis, la psoriasis, llagas y grietas.
  • Reducir la inflamación en roces e irritaciones.
  • Reducir eccemas y mejorar la piel de personas con reacciones alérgicas.
  • Tratar pieles castigadas por el sol o irritadas con ácidos y otros productos nocivos.
  • Usar como bálsamo en labios agrietados y resecos

Cómo consumir la caléndula

Cómo consumir la caléndula

La manera más habitual de emplear esta planta es en infusiones de la flor seca o fresca. La dosis es de 1 cucharadita (5 gramos) de caléndula por taza de agua caliente.

Se pueden hacer gárgaras o enjuagues en caso de tener problemas bucales o de garganta. También se puede beber endulzada con miel para enfermedades gástricas o para mejorar las funciones hepáticas. Otra opción para aprovechar las bondades del té de caléndula es dejar enfriar y aplicar como loción en la piel.

Si combinas la caléndula con otras plantas puedes aumentar los beneficios y obtener muy buenos resultados. Algunas de estas mezclas son:

  • Caléndula y manzanilla: para calmar la hinchazón y el dolor y regenerar la piel. También para cicatrices, forúnculos y acné. Utilízalas preparando una mascarilla con un poco de arcilla blanca humedecida con el té de ambas flores.
  • Caléndula y tomillo: para limpiar heridas y desinfectar la piel.
  • Caléndula y celidonia: para desinfectar y cicatrizar heridas.

Visita este artículo: El uso de la manzanilla para tratar el malestar estomacal

Muchas personas consumen las flores y hojas de la planta crudas en ensaladas. Se pueden comer o solo usar como decoración.

En las tiendas podemos encontrar todo tipo de productos que contienen caléndula entre sus ingredientes principales:

  • Cremas hidratantes
  • Lociones
  • Geles y jabones
  • Champú y acondicionadores
  • Tónicos

En las casas naturistas o dietéticas venden el aceite esencial de caléndula, que se usa de manera externa para quitar las verrugas o cicatrizar las heridas, por ejemplo. En las personas con problemas de pieles sensibles se recomienda mezclar este aceite con el de oliva o de almendras. Se puede preparar un tónico añadiendo flores frescas.

Calendula

Ingredientes:

  • 1 puñado de hojas de caléndula (20-25 g)
  • 1 taza de aceite de oliva o de almendras (240 ml)

Preparación:

  • Machaca un poco las flores de caléndula e introdúcelas en un frasco de vidrio de tapa hermética.
  • Echa el aceite de oliva hasta tapar las flores.
  • Cierra el frasco y guarda en un lugar seco y oscuro durante 3 semanas.
  • Pasado ese tiempo filtra y empieza a usar empapando un algodón antes de la aplicación.

En cuanto a las contraindicaciones de la caléndula, es preciso consumirla en dosis adecuadas para evitar efectos secundarios. Algunas de las precauciones a considerar son:

  • Mujeres embarazadas o que se encuentran amamantando deben evitar su consumo.
  • Conviene tener cuidado si se desarrolla una reacción alérgica a cualquier producto o receta que contenga caléndula.
  • El contacto con la planta puede provocar sarpullidos o dermatitis.
  • Debido a que tiene una buena cantidad de taninos (irritantes para el sistema digestivo), se debe evitar un tratamiento prolongado por vía oral o dosis altas de infusión.

 

Te puede gustar