Propiedades y usos del diente de león

5 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Si bien es cierto que el consumo de diente de león puede ser beneficioso en algunos casos, siempre se ha de consultar con el médico antes de proceder a tomarlo.

El diente de león es una planta se ha aprovechado como alimento. Sobre todo sus hojas y sus flores, aunque es en su raíz donde se encuentran la mayoría de sus compuestos con potenciales beneficios para la salud. Tiene efectos: diurético, aperitivo, laxante y depurativo.

Antes de conocer en detalle los usos del diente de león es importante hacer un repaso por sus cualidades nutricionales. En concreto, cruda o cocida aporta:

  • Polifenoles.
  • Fibra soluble.
  • Vitaminas A, C y K.
  • Vitamina E, folato y pequeñas cantidades de otras vitaminas B.
  • Minerales, como el hierro, el calcio, el magnesio y el potasio.

Usos del diente de león

Recuerda que los remedios naturales pueden ayudar a mejorar una determinada sintomatología. Sin embargo, su consumo no exime de visitar al médico. Será el especialista quien mejor pueda determinar el tratamiento que debes seguir en función de tu situación, estado general y necesidades.

¡No dudes en consultar con tu médico y evita automedicarte!

1. Como parte de la dieta

Todas las partes de esta planta pueden ser consumidas como alimento. Generalmente, se consumen las hojas (de característico sabor amargo) en ensaladas o al vapor; las flores se comen crudas en algunos tipos de platos gourmet y en otros países se las usa para producir vino. De la raíz puede extraerse una bebida equiparable al café y también se elabora un tipo especial de cerveza.

2. Como diurético

En Francia, el nombre de esta planta es pissenlit lo que, extrañamente, significa «orina en la cama». Esta denominación se debe a que el diente de león ha sido usado durante siglos para limpiar las vías urinarias, prevenir cálculos renales y curar infecciones en los riñones, la vejiga y las vías urinarias.

En el año 2009, se llevó a cabo un estudio piloto para determinar si las propiedades diuréticas que se le adjudicaban al diente de león eran correctas o no. Se observó que en un período de cinco horas, aquellas personas que habían consumido fluidos con diente de león excretaban mayor orina que quienes no lo habrían ingerido. Sin embargo, se necesitan más estudios.

En cuanto a la prevención de cálculos renales y la curación de infecciones, si bien a través de la historia de la medicina natural se le han atribuido estos beneficios al diente de león, es necesario mencionar que no existen en la actualidad estudios concluyentes que prueben estas propiedades.

3. Como suplemento para diabéticos

Flores en el pasto

En muchos países de Europa se utiliza la raíz para procesar edulcorantes artificiales que, al ser naturales, serían más fáciles de digerir y asimilar por las personas que padecen diabetes.

Algunos estudios realizados en laboratorio y en animales sostienen que los ácidos chicórico y clorogénico presentes en el diente de león podrían ayudar a mejorar la secreción de insulina y por ende, mejorar la absorción de la glucosa. Se necesitan mayores investigaciones al respecto.

4. Como remedio para la anemia

Los preparados a base de las hojas de diente de león son ricos en vitamina A, calcio, potasio, hierro, zinc, boro, sodio y vitaminas B, C y D. Por ello, se han utilizado históricamente en las curas relativas a  enfermedades sanguíneas y, en especial, como un suplemento para aquellos que sufren de anemia.

5. Como tratamiento para afecciones dérmicas y del hígado

En la medicina natural, estos dos órganos (la piel y el hígado) y su bienestar están interrelacionados, por lo que el diente de león se suele utilizar contra las afecciones hepáticas. Merece la pena destacar que aún se necesitan investigaciones sobre su efecto en humanos para corroborar dichos beneficios.

Lo mismo sucede con otras de sus propiedades, entre las que se cuentan aliviar la ictericia, hepatitis, congestiones del hígado, edema, erupciones de la piel, eczema, psoriasis y otras condiciones de la piel. Estos, en su mayoría, se realizan mediante lavativas con infusiones de flor de diente de león.

En cuanto a la posibilidad de que el consumo de diente de león ayude a minimizar el avance de células cancerígenas, es cierto que algunos estudios señalan ciertos beneficios por su consumo. No obstante, se necesitan investigaciones más exhaustivas para probar sus posibles efectos.

6. Como laxante

El diente de león sería un laxante suave y menos dañino para el organismo que otro tipo de medicinas. De hecho, esta planta contiene inulina, un prebiótico que según un estudio de 2014 ayudaría a aliviar la constipación crónica.

Se cree que el diente de león serviría para estimular el apetito y la producción de bilis, por eso en ocasiones se lo usa para aliviar el estreñimiento, la falta de apetito y los trastornos gástricos.

7. Usos varios

Las infusiones o lavativas de diente de león se han utilizado a través de los años como ayuda para mejorar los síntomas de artritis, reumatismo y otros trastornos crónicos de las articulaciones.

También sería efectivo en varias afecciones femeninas como los casos de menstruación irregular, falta de leche materna o inflamación en los senos.

Como ves, esta humilde hierba que muchas veces se convierte en estorbo para los amantes de la jardinería, pues crece “como plaga”, podría llegar a ser beneficiosa para la salud.

Como siempre, te recordamos que ante cualquier molestia o enfermedad debes acudir a tu médico para que te recete un tratamiento y en todo caso, te recomiende algún remedio natural para ayudar a mejorar la sintomatología.

  • González-Castejón, M., Visioli, F., & Rodriguez-Casado, A. (2012). Diverse biological activities of dandelion. Nutrition Reviews. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.2012.00509.x
  • Monckton, H. W. (1888). Dandelion. Notes and Queries. https://doi.org/10.1093/nq/s7-V.114.177-h
  • He, W., Han, H., Wang, W., & Gao, B. (2011). Anti-influenza virus effect of aqueous extracts from dandelion. Virology Journal. https://doi.org/10.1186/1743-422X-8-538
  • Schütz, K., Kammerer, D. R., Carle, R., & Schieber, A. (2005). Characterization of phenolic acids and flavonoids in dandelion (Taraxacum officinale WEB. ex WIGG.) root and herb by high-performance liquid chromatography/electrospray ionization mass spectrometry. Rapid Communications in Mass Spectrometry. https://doi.org/10.1002/rcm.1767
  • NCBI. (2009). The Diuretic Effect in Human Subjects of an Extract of Taraxacum officinale Folium over a Single Day. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3155102/
  • NCBI. (2008). Chicoric acid, a new compound able to enhance insulin release and glucose uptake. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18834859/
  • Elizabeth Mazanec, ... Mary Bove, in Botanical Medicine for Women's Health, 2010. https://www.sciencedirect.com/book/9780443072772/botanical-medicine-for-womens-health
  • NCBI. (2016). Dandelion root extract affects colorectal cancer proliferation and survival through the activation of multiple death signalling pathways. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27564258
  • NCBI. (2012). Selective induction of apoptosis and autophagy through treatment with dandelion root extract in human pancreatic cancer cells. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22647733
  • NCBI. (2014). Effectiveness of inulin intake on indicators of chronic constipation; a meta-analysis of controlled randomized clinical trials. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25208775
  • Aviva Romm, ... Angela J. Hywood, in Botanical Medicine for Women's Health, 2010. https://www.sciencedirect.com/book/9780443072772/botanical-medicine-for-womens-health