Aprende a hacer un protector labial casero para prevenir el herpes

Gracias a las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias de sus ingredientes este protector puede sernos de gran utilidad tanto para prevenir como para combatir y aliviar el herpes labial

Si quieres tener siempre los labios hidratados y prevenir el herpes y otro tipo de infecciones, te invitamos a descubrir cómo puedes prepararte tu propio protector labial casero con ingredientes 100% naturales.

Prueba esta sencilla receta a base de manteca de cacao, aceite de coco, cera de abeja y aceites esenciales.

¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial es una infección que causa el virus del herpes simple y que provoca pequeñas ampollas en el labio. Estas ampollas, también conocidas como aftas, pueden resultar dolorosas y muy molestas.

Una vez el herpes desaparece, al cabo de unos días, el virus permanece inactivo. No obstante, en cualquier momento se puede volver a activar como, por ejemplo, en situaciones de estrés o bajada de defensas.

Por este motivo conviene tomar medidas para prevenirlo de manera natural.

Prevenir el herpes con ingredientes naturales

Hay algunos ingredientes naturales que nos van a ayudar a prevenir y tratar el herpes labial:

Manteca de cacao

Crema de manteca de cacao y aceites esenciales

Este ingrediente se usa mucho en cosmética casera y, en particular, en las barras de labiales, gracias a sus propiedades para los labios:

  • Es un gran antioxidante que mantiene la piel firme y sin las arrugas que aparecen alrededor de los labios, gracias a su contenido en vitamina E y otros componentes.
  • Aporta suavidad y elasticidad para evitar las grietas labiales.
  • Mantiene la humedad natural.
  • Aporta brillo.
  • Facilita la cicatrización de heridas.
  • Protege de infecciones externas.

Visita este artículo: El cacao, un alimento medicinal y un remedio de belleza

Aceite de coco

El aceite de coco es un cosmético imprescindible para cualquier parte del cuerpo, y también para los labios, gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales.

Este aceite nos ayuda a tener los labios hidratados y nutridos en profundidad, y con un delicioso sabor a coco. Además, los deja sedosos y brillantes.

Gracias a su contenido en ácido láurico y ácido cáprico, el aceite de coco puede eliminar el virus herpes con mayor rapidez. 

Cera de abeja

La cera de abeja es el ingrediente más sólido de este protector labial, por lo que es imprescindible para que no se derrita la mezcla.

La cera de abeja, además de aportar hidratación y suavidad a los labios, también crea una capa protectora de larga duración.

Además, tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes. 

Aceites esenciales

Aceite esencial de lavanda

Para combatir el herpes usaremos dos aceites esenciales:

  • Árbol del té: Combate virus como el herpes, bacterias y hongos, por lo que es el complemento excelente para un protector labial.
  • Lavanda: Tiene propiedades antisépticas, ayuda a regenerar la piel cuando hay una lesión, produce un efecto sedante y además potencia las propiedades de los otros ingredientes naturales.

Además, tiene un delicado aroma que contrarresta el olor tan fuerte del árbol del té.

Debemos elegir aceites esenciales de máxima calidad, puros, de origen certificado, y no confundirlos con esencias aromáticas sintéticas, las cuales pueden resultar perjudiciales si las aplicamos sobre la piel.

Lee también: 7 usos domésticos de la lavanda que te gustará conocer

Prepara tu protector labial

Ingredientes

Recomendamos aprovechar para hacer varios protectores labiales, ya que nos costará el mismo esfuerzo y así utilizaremos unas cantidades más cómodas.

Podemos aprovechar para regalarlos o bien conservarlos en la nevera para más adelante. Las cantidades indicadas valen para varias unidades.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de cera de abeja (48 g)
  • 4 cucharadas de manteca de cacao (50 g)
  • 3 cucharadas de aceite de coco virgen extra (45 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol del té
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda.

Preparación

  • En primer lugar, Pondremos la cera de abeja y la manteca de cacao al baño María para que se derritan.
  • Se puede calentar también en el microondas, aunque están en tela de juicio sus efectos negativos para la salud.
  • Añadiremos el aceite de coco, que estará sólido si está a una temperatura superior a los 23 ºC.
  • Una vez esté todo bien mezclado, lo dejaremos entibiar y, antes de que se enfríe, añadiremos los aceites esenciales.
  • Pondremos el líquido en los envases que vayamos a utilizar, que pueden ser botecitos pequeños o bien labiales que se nos hayan terminado y que podemos rellenar.

No te olvides de llevar siempre en el bolso tu protector labial casero para prevenir el herpes. Sobre todo, recuerda aplicarlo ante los primeros síntomas de este molesto virus.

Te puede gustar