Qué protector solar usar: ¿en loción, spray o crema?

Antes de escoger qué tipo de protector usar debes conocer cuál es el factor de protección solar (FPS) indicado para ti según tu tipo de piel.

¿Sabes bien qué protector solar usar? Los hay no sólo de diferente protección sino también en diferentes aplicaciones. Asimismo, es importante elegir uno adecuado pero sobre todo no olvidarnos de usarlo. Ya que en verano y en invierno, los expertos hacen hincapié en la necesidad de proteger la piel con el uso diario de un protector solar.

Por tanto, es importante saber qué protector solar usar. De hecho, existen muchas opciones con diferentes colores, tamaños y presentaciones. Aquí despejaremos tus dudas y te ayudaremos a escoger el que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Lo que debes saber sobre los protectores solares

Lo primero que conviene saber es que debes emplear un producto con el factor de protección solar adecuado. Rafael García Gutiérrez, uno de los fundadores de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (ANEFP) asegura que “un buen fotoprotector tiene que ser resistente al sudor y al agua y no debe causar irritación”.

Los protectores resistentes al agua mantienen su nivel de protección 40 minutos después de inmersión en la playa o en la piscina. Luego de transcurrido este tiempo hay que volver a aplicar el producto.

El protector solar tiene la función de evitar el paso de la radiación ultravioleta sobre la piel. Estas fórmulas actúan como una pantalla y dispersan la radiación. Hay dos tipos de radiación ultravioleta: los rayos UVA y los rayos UVB. Los rayos ultravioletas causan distintos daños y aumentan el riesgo de cáncer de piel.

Qué protector solar usar dependiendo de su presentación

Cada protector solar tiene características específicas adaptadas para cada tipo de actividad y parte del cuerpo. Las fórmulas en crema son más apropiadas para la cara y el escote. En cambio, en spray es ideal para las personas que practican algún deporte y el uso de la loción es recomendable para todo el cuerpo. Conoce las cualidades de cada uno:

Descubre: 10 alimentos que combaten el daño por el sol

Protector solar en spray

  • En primer lugar, es de fácil aplicación, la piel lo absorbe con facilidad y no deja efecto graso.
  • Además, el spray permite alcanzar de manera fácil las zonas del cuerpo de difícil acceso.
  • Es ideal para las extremidades, el torso y cuero cabelludo.
  • Por último, tienen efecto refrescante.

Protector solar en crema

  • La recomendación es que este tipo de protectores sea aplicado en pieles normales a secas, porque aportan un extra de nutrición.
  • Se puede usar tanto en el rostro como en el cuerpo.
  • Son ideales para las personas que prefieren usar un producto más untuoso en la piel.

Protector solar en loción

Lee: Conoce cuál es tu tipo de piel

  • Se adapta a todo tipo de pieles.
  • Su textura es ligera y de rápida absorción.
  • Es ideal para pieles normales.

Recomendaciones

Todas estas presentaciones son efectivas: en spray, crema o loción. Al usar spray, solo debes asegurarte de no dejar sin cubrir ninguna zona de tu cuerpo que esté expuesta al sol. Aplica suficiente cantidad y hazlo en lugares a resguardo del viento. De esta forma te asegurarás de haberlo aplicado sobre la piel.

Los protectores solares en spray suelen durar menos que la crema o loción. Por su textura, al vaporizarse y usarlos más a menudo se consumen más rápido. No se recomienda aplicar el protector solar en spray en el rostro, ya que puede resultar peligroso inhalarlo o que tenga contacto con los ojos.

La recomendación es utilizar una cantidad generosa de protector y el que mejor se adapte a tu tipo de piel y a la zona del cuerpo que lo requiera. En todos los casos se recomienda el uso de un filtro solar de amplio espectro, porque ofrecen mayor protección contra los rayos UVA y UVB.

Es importante elegir una textura ligera y, sobre todo, un filtro que te aporte mayor comodidad, que se adapte a la piel y a las necesidades al momento de salir de casa. Recuerda que en verano o en invierno es importante que protejas tu piel de la radiación ultravioleta y sus efectos negativos.

Con esta información seguramente te quedará más claro saber qué protector solar usar según sea tu piel. Igualmente, si tienes dudas, siempre puedes consultar a un especialista.