Protectores diarios, ¿benefician o perjudican la salud femenina?

María Enriquez 13 noviembre, 2013
Los protectores que elijamos deben ser transpirables, ya que nuestra zona íntima necesita estar seca y aireada para prevenir infecciones.

El uso de protectores diarios es cada vez más popular en las mujeres. Con la intención de mantener la ropa interior seca y libre de fluidos o humedad diaria. Así como también evitar posibles olores y tener una mayor sensación de limpieza.

Pero…¿Realmente nos ayudan? ¿O nos perjudican? En este artículo despejaremos esas dudas y daremos consejos para mantener una zona íntima saludable y libre de infecciones molestas.

De la misma manera que encontramos en el mercado cada día nuevas marcas y formas adaptables a los diferentes estilos de ropa interior que utilizamos, también podemos escuchar que no son tan beneficiosos como las publicidades lo aseguran.

Existen ciertos requisitos para que nuestra zona íntima se encuentre en su mejor estado, sin padecer de molestias que van desde un ardor e irritación hasta interferir en nuestra rutina diaria, nuestra autoestima, e incluso afectar la intimidad con nuestra pareja.

Debemos tener en cuenta que si no podemos dejar de usar los protectores diarios existen tips que nos pueden ayudar a evitar daños posteriores.

Consejos para una zona íntima saludable

Cada mujer es diferente, lo que a alguna de nosotras nos beneficia a otra puede dañar y viceversa.

Como medidas generales podemos mencionar que:

En primer lugar antes de adquirirlos asegurarnos de que sean respirables, sin cubierta plástica y más porosa. Recordemos que nuestra zona genital necesita estar aireada, de caso contrario la humedad permanece allí y predispone a las infecciones.

Debemos cambiarlos varias veces al día, cada 4 a 6 horas como mucho.

El correcto lavado de manos antes y después de ir al baño y al manipular las toallas higiénicas es también muy importante.

Otros tips para evitar las infecciones serían:

  • La zona vaginal no debe depilarse por completo ya que los vellos púbicos protegen la zona.
  • Una correcta higiene también es vital, especialmente en los días de la menstruación.
  • Evitemos utilizar jabones de tocador, ya que pueden alterar el Ph de la vagina, los jabones neutros o aquellos que se venden especialmente para esta zona son variados, y ofrecen una buena higiene íntima, los mejores son los de Ph ácido que mantienen la zona limpia y protegida.
  • Utilizar ropa interior de algodón, que permite la correcta ventilación de la zona.
  • Evitar pantalones muy ajustados por mucho tiempo, porque pueden aumentar la temperatura y humedad en la zona, ambiente propicio para gérmenes oportunistas.
  • No utilizar ropa de material sintético.
  • Dormir con ropa holgada.
  • Evitar estar sentadas durante largos periodos.
  • No utilizar desodorantes íntimos, las fragancias sólo disfrazan los olores y pueden producir irritación. 
  • La zona debe mantenerse lo más seca posible.

Factores que predisponen a las infecciones

El uso prolongado de antibióticos, el embarazo, la diabetes son factores que predisponen a las infecciones. Si estás dentro de algún grupo los cuidados deben ser aún más estrictos.

Atención si presentas estos síntomas

  • Aumento en la consistencia y cantidad del flujo vaginal.
  • Cambios en el color de la secreción.
  • Olor desagradable.
  • Dolor y ardor al orinar.
  • Dolor al tener relaciones íntimas.

Evitar auto medicarse

La mayoría de las mujeres no realiza una consulta oportuna ya sea por miedo o vergüenza, mientras que los agentes que causan la infección se fortalecen y se hace más dificultoso deshacernos de ellos.

Ante la sospecha de una infección vaginal evitar auto medicarse y acudir al médico que de seguro si es tratada a tiempo será con alguna medida sencilla. Al auto medicarnos sólo lograremos empeorar la situación.

Es de vital importancia que el médico escoja el medicamento indicado para cada situación en especial. En caso de padecer algún síntoma sospechoso de infección vaginal discontinuar el uso de protectores.

Una infección vaginal mal tratada puedo causar problemas en las vías urinarias como infecciones severas y peligrosas para nuestra salud.

Expertos afirman que la mayoría de las mujeres alguna vez han sufrido o sufrirán de alguna infección vaginal. Pero, ¿no será mejor evitarlas que padecerlas?

Te puede gustar