Protectores solares: descubre la diferencia entre un SPF 15, un 30 y un 50

Solimar Cedeño · 29 enero, 2019
Las pieles muy blancas son más sensibles a los rayos UVB del sol, por lo que requieren el uso de un SPF 50+. Las pieles más oscuras pueden optar por factores más bajos.

Cuando llega el verano y debes comprar un protector solar seguro tardas un poco en escoger el ideal para ti. Al final es probable que escojas uno económico o el que tenga mayor SPF por creer que te protegerá más. Pero, ¿sabes exactamente qué es un SPF y cuál es la diferencia entre cada número?

Elegir un protector solar no es algo tan simple como ir a la tienda y comprar el primer producto que encuentres. Es algo que no debes tomar a la ligera y debes revisar muy bien, porque cada protector solar está ideado para responder necesidades diferentes.

¿Qué es un protector solar?

El protector o bloqueador solar es un producto que disminuye el riesgo de quemaduras ocasionadas por la exposición al sol. Este producto tiene varias presentaciones como crema, aceite, gel y aerosol.

Cada protector solar tiene un factor de protección que es un número que va del 8 al 100. A este, normalmente, se le asignan a los productos en múltiplos de 5. Los números más comunes son 15, 30 y 50+.

¿Cuáles son los factores de protección solar y en qué se diferencian?

Mujer con protector solar en el rostro

Un SPF, llamado así por sus siglas en inglés «Sun Protection Factor», es el tiempo durante el cual el protector solar mantendrá a tu piel protegida de quemaduras solares. Es decir, es el grado de protección frente a los rayos UVB.

El factor de protección solar multiplica la capacidad natural de defensa de tu piel ante los rayos solares. Esto quiere decir que podrás permanecer más tiempo bajo el sol antes de la aparición del eritema o enrojecimiento previo a la quemadura.

Si tu piel suele enrojecer después de 15 minutos expuesta al sol sin protección y usas un protector con SPF 15, el tiempo se multiplicará por el número de factor. Es decir, 15 minutos por 15 dará un tiempo de protección unos 225 minutos. Elegir el mejor SPF para ti depende de muchos factores, entre ellos:

1. Tipo de piel frente a la reacción solar

Según la escala Fitzpatrick existen 6 fototipos, que van desde la piel blanca a la piel muy oscura. Cuanto más clara sea, mayor deberá ser el SPF para protegerla.

Si, en cambio, tu piel es oscura, tienes mayor protección natural contra el sol, por lo que no necesitas un SPF tan alto.

Lee: Conoce cuál es tu tipo de piel

2. Tipo de piel según sus características físicoquímicas

No todas las pieles son iguales. Por ello, no todos los protectores solares y SPF son beneficiosos para ciertos tipos de piel. Si tu rostro es acnéico se recomienda aplicar un protector solar en gel con un SPF superior a 30. Si tu piel es normal puedes usar un SPF 15.

3. El lugar a donde irás y qué ropa usarás

Si vas a la playa y te vas a exponer por mucho tiempo al sol, usa un SPF 50+. Si estarás en una ciudad nublada o en un bosque, un SPF 15 bastará si usas ropa que cubra tus extremidades y un sombrero.

¿Los mejores protectores solares son los que tienen más de 30 SPF?

Mujer con protector solar en la espalda

La respuesta es no. Como lógicamente indican los números, cuanto más alto sea, mayor será la protección, pero es relativo. Lo importante es que sepas aplicar bien el producto. No pienses que por tener un mayor SPF solo es necesario aplicar el protector solar antes de salir de casa.

Elegir cuál es el SPF adecuado para ti debe responder a las características de tu piel, al igual que la presentación de producto que uses. Puedes aplicar un protector solar en crema para tu rostro con un SPF 30 y uno en spray para el cuerpo con un SPF 15 si no vas a estar tan expuesto al sol del cuello para abajo.

Lo cierto es que aunque escojas un SPF de 15 o 50+ no habrá demasiada diferencia si no lo usas correctamente y si el protector no es de amplio espectro. Esto quiere decir que los protectores solares deben formar un barrera no solo contra los rayos UVB, sino también contra los UVA.

Ver también: Sol y cáncer de piel, ¿qué relación hay?

¿Qué son los protectores solares de amplio espectro?

Los protectores solares de amplio espectro son los más recomendados para cuidar tu piel. En realidad no existe un producto que actúe como una barrera protectora total contra las radiaciones solares.

Todos protegen en menor o mayor medida, pero nunca totalmente. Sin embargo, si tu protector es de amplio espectro, tu piel estará más protegida.

Existen muchos protectores solares que solo te protegen contra los rayos UVB. ¿Y qué hay de los UVA? Con un protector regular, aunque estés protegido contra quemaduras, el astro rey igual dañará las capas internas de tu piel.

Los rayos UVA tienen paso libre hasta tu dermis y son los causantes del envejecimiento. Además, aumentan el riesgo de padecer cáncer de piel. Por ello, si estarás en la playa o piscina por mucho tiempo, lo ideal es que tu protector solar tenga SPF 50+ y sea de amplio espectro.

Todos los protectores solares pueden mantenerte a salvo de las quemaduras. Pero la próxima vez que vayas a escoger uno, ten en cuenta los factores anteriormente descritos. Esto te ayudará a escoger el mejor SPF para tu caso particular y garantizará un mejor cuidado mientras disfrutas de tus vacaciones.