Protege tu cuerpo comiendo uvas diariamente

Tanto las uvas verdes como las roja son excelentes para la salud pero, según los beneficios que queramos obtener o las cualidades que queramos potenciar, escogeremos una u otra. ¿Qué nos ofrece cada una?

Los beneficios de las uvas para la salud son muy variados. Estas frutas exquisitas encierran en sus pequeños granos todo un tesoro de dulzura y virtudes para el organismo que bien merece la pena conocer.

Las propiedades que podemos hallar en los distintos tipos de uva son su poder anticancerígeno y los recursos para combatir la fatiga y enfermedades renales, entre muchas otras. ¿Te gustaría saber más sobre las bondades que pueden aportarnos estas frutas?

Tanto las uvas rojas como las verdes disponen de grandes virtudes, pero cada una de ellas nos va a ayudar para una determinada función del organismo. Sin dudas, siempre es bueno conocerlas.

Si tienes la oportunidad de encontrarlas en cada temporada en tus mercados, no dudes en llevarte un buen racimo para que tanto tú como tu familia pueden aprovechar las siguientes consecuencias positivas de su ingesta.

Beneficios de las uvas rojas

uvas ROJAS

La uva roja era un manjar muy utilizado y preciado por griegos y romanos. Son exquisitamente dulces y nutritivas, además de disponer de facultades muy especiales. Presentamos las principales a continuación:

  • Previene el cáncer: Su atractivo color rojo nos afirma de antemano que las uvas tienen una gran dosis de antioxidantes, a los que hay que sumar sus compuestos fenólicos, excelentes para luchar contra el cáncer.
  • Previene enfermedades cardiovasculares: Componentes como los antocianos, taninos y flavonoides son ideales para cuidar del corazón. Su acción vasodilatadora evita que se acumulen sedimentos en las arterias, por lo que se previenen problemas como la arterioesclerosis.
  • Evita el estreñimiento: La uva roja contiene una dosis muy característica de fibra; por ende, actúa como laxante siempre que consumamos también su piel y sus semillas.
  • Cuida el estómago: Para mejorar la digestión, debes tomar su jugo; es lo que comúnmente conocemos como ‘mosto’.
  • Evita infecciones: La uva roja tiene fuertes propiedades antivirales y antibacterianas; por esta razón, es una excelente limpiadora de la sangre y los órganos.
  • Provee ácido fólico: Los nutricionistas aconsejan a las embarazadas que consuman uvas rojas en los primeros meses de embarazo; esto favorece la división celular y la correcta gestación en esas primeras semanas.

Como observación importante, cabe destacar que, debido a su alto contenido en azúcares, la uva no es un alimento conveniente para personas diabéticas.

Te puede interesar: Combate la digestión lenta con preparaciones a base de aloe vera

Beneficios de las uvas verdes

uva verde

Lo bueno de esta variedad, la uva verde, es que la podemos encontrar todo el año. Si están a buen precio en tus mercados, intenta adquirirlas con regularidad siempre que te sea posible. Sus bondades son estas:

  • Bajas en grasas: Las uvas verdes tienen menos azúcar que las rojas, son ricas en carbohidratos y su sabor es un poco más ácido.
  • Sin colesterol ni sodio: Son perfectas para el buen funcionamiento de los riñones, del hígado y los intestinos. Disponen de una alta cantidad de potasio y son perfectas para muchas dietas.
  • Ricas en minerales: En especial, hierro y potasio. Gracias a esto, pueden reconstruirse muchos tejidos del organismo, mejora el funcionamiento del corazón y se estimula, a la vez, la producción de células rojas, que ayudan a la circulación de oxígeno en el cuerpo.
  • Previene el cáncer de colon, próstata y el alzhéimer: Todos estos beneficios se deben al resveratrol y las catequinas, potentes antioxidantes para el organismo, que benefician enormemente la prevención de estas enfermedades.
  • Cuida los huesos: Gracias a la vitamina K y la vitamina B1 que contienen, las uvas verdes permiten mantener la salud de los huesos por más tiempo y en perfecto estado.

Lee también: 4 síntomas de que no consumes suficiente vitamina K

¿Cuántas uvas debo comer para mejorar mi salud?

jugo de uva

Lo ideal es consumir uvas a diario. Puedes escoger la que te sea más beneficiosa, la roja o la verde, o la que te sea más fácil adquirir. En cuanto a la cantidad, es conveniente comer un racimo al día, o en su defecto, un vaso de jugo recién hecho después de la comida principal.

En último lugar, recuerda que, si incluyes la piel y las semillas, estarás combatiendo el estreñimiento; no obstante, puedes evitarlas si lo deseas a la hora de hacerte un jugo.

Indudablemente, tu salud a largo plazo lo va a notar. Son muchos los increíbles beneficios para la salud de las uvas verdes y las uvas rojas para la salud. ¿Te vas a quedar sin probarlos?