¿Qué provoca el hormigueo en la piel y cómo curarlo?

Ángela Aragón·
28 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López al
13 Enero, 2020
Manteniendo un estilo de vida sano y activo, podemos evitar molestias como la sensación de hormigueo.
 

¿Conoces la parestesia? Es el nombre que recibe el hormigueo en la piel, esa sensación de que un insecto está andando por epidermis. Si percibes esto con cierta frecuencia, te aconsejamos que vayas al doctor, ya que puede ser un síntoma de enfermedades importantes.

Los expertos del Instituto Nacional de Transtornos Neurológicos Accidentales (NINDS) indican que en algún momento, todos hemos experimentado parestesias transitorias, es decir, sensación de hormigueo. “Aparece cuando se ejerce presión sostenida sobre un nervio y la sensación se desvanece rápidamente una vez que se alivia la presión”.

Un ejemplo de ello es cuando nos hemos quedado dormidos en una postura incómoda, y se nos ha dormido una parte del cuerpo, o cuando nos sentamos en el suelo con las piernas cruzadas mucho rato.

Asimismo, indican que no es lo mismo una parestesia transitoria que una parestesia crónica, que suele ser síntoma de una enfermedad neurológica subyacente.

Causas del hormigueo en la piel

 

A continuación te comentamos algunas posibles causas del hormigueo en la piel. Tenlas en cuenta a la hora de comentarle a tu médico tus molestias.

La mala circulación produce sensación de hormigueo.

Mala circulación

La mala circulación puede ser el origen del hormigueo y otros síntomas. Para poder tratarla adecuadamente, lo más recomendable es que acudas a tu médico y sigas sus indicaciones una vez te dé el diagnóstico y tratamiento para tu caso.

Los expertos de MedlinePlus comentan que el hormigueo puede aparecer por “la falta de riego sanguíneo a una zona, por ejemplo, por endurecimiento de las arterias, congelación o inflamación de un vaso”.

Síndrome de piernas inquietas

En general, dicho síndrome suele esconder una dolencia en el  riñón, anemia o diabetes que se traduce en una afección neurológica. El cerebro se alimenta de sangre, por lo que cuando esta no tiene la calidad suficiente, el músculo puede resentirse de alguna manera. Una de ellas es provocar esa sensación hasta el punto de percibir que las extremidades se te están adormeciendo.

 

Falta de minerales y vitaminas

Mujer cansada con falta de concentración

Las vitaminas y los minerales son esenciales para nutrir los músculos y todo tipo de tejidos. Por tanto, cuando tenemos un déficit en este sentido, podemos notar una sensibilidad especial.

Además, al faltar nutrientes, también se agotan antes de lo habitual. En consecuencia, dicha fatiga se materializa en hormigueo en la piel. De nuevo, vemos cómo el cuerpo se rebela cuando detecta una carencia.

Quizá quieras leer: ¿Cómo saber si me faltan minerales?

¿Se puede curar el hormigueo en la piel?

La sensación de hormigueos puede desaparecer por sí sola. No obstante, la práctica de ejercicio puede ser muy beneficiosa la hora de reducir la frecuencia de su aparición. Podemos elegir caminar 30 minutos al día (como mínimo) o bien practicar alguna actividad en concreto, como la que vamos a comentarte a continuación.

 

Yoga

La gravedad es un obstáculo para que la sangre llegue a todas partes, en particular cuando viaja hacia arriba y de manera horizontal. Las posturas de yoga facilitan su movimiento en dichas direcciones, ya que el cuerpo cambia de posición.

Además, no es una actividad agresiva, por lo que no supone ningún riesgo para nosotros, siempre que respetemos la técnica de los movimientos.

Elimina los gases ejercitándote.

Natación

Nadar es uno de los mejores ejercicios que existen, pero en especial para la circulación, habida cuenta de que se mueve todo el cuerpo. Se trata de un deporte de bajo impacto que eleva el ritmo cardíaco y estimula el movimiento de la sangre.

En este sentido, activamos el aparato circulatorio y procuramos que nuestro organismo se alimente de la mejor manera.

 

Te interesará: La natación: un ejercicio completo para tu salud

Aumentar el consumo de vitaminas y minerales

Todos los alimentos naturales nos aportan algo positivo. En consecuencia, no tienes por qué recurrir a complejos ni suplementos. Lo que necesitas está en la comida, solo tienes que saber escoger bien los ingredientes de tus recetas:

  • Hígado.
  • Huevos.
  • Legumbres.
  • Pescado graso.

Queremos hacer hincapié en este asunto. Es cierto que existen determinados elementos básicos que deben darse en cualquier dieta, pero también es verdad que es más deseable adaptar la misma a nuestras demandas.

En este sentido, es bueno que pienses en ella como una medicina. ¿Qué necesitas para que tu cuerpo funcione bien y qué alimento puede proporcionárselo? Si adoptas este enfoque, tu vida mejorará. Empezarás a comer de una manera mucho más inteligente y tendrás un mayor bienestar.

El cuerpo siempre premia los buenos hábitos

Si combinas el ejercicio con una buena alimentación, el hormigueo en la piel desaparecerá o mejorará.Sin embargo, recuerda, visita al médico si sientes este fenómeno con frecuencia. Después, compagina su tratamiento con estas medidas. La colaboración de ambas terapias supondrá un alivio considerable.

 

Además, todas ellas sirven para mantener el cuerpo joven, ya que actúan como grandes barreras para la intromisión de bacterias y microbios.

¿Nos contarás cómo te sientes después de seguir nuestros consejos?