¿Por qué los psicólogos también van a terapia?

Raquel Lemos Rodríguez · 2 marzo, 2018 · Última actualización: 22 noviembre, 2018 22 noviembre, 2018
En lugar de verlo como un signo de debilidad, el que los psicólogos vayan a terapia debería ser considerado como una garantía de que confían en esa herramienta para cuidar de su bienestar

Cuando pensamos en que los psicólogos también van a terapia, quizás podríamos dudar de su profesionalidad. Si ellos necesitan ayuda, ¿cómo nos van a ayudar a nosotros? La respuesta está clara: ellos también son humanos.

Hay determinadas creencias que difuminan la verdadera imagen de los psicólogos. A veces se puede llegar a pensar que son personas que no tienen problemas, que gestionan muy bien sus emociones. No obstante, estas son creencias erróneas.

Los psicólogos suelen tratar cada día con pacientes que sufren problemas como falta de autoestima, depresiones, ansiedad, etc. Por ello, todo ello puede llegar a afectarles. A continuación te hablamos brevemente sobre los psicólogos y algunos prejuicios sobre ellos. ¡Sigue leyendo!

Ver también: 7 motivos para ir al psicólogo

Los psicólogos también van a terapia porque saben que es necesario

Psicóloga atendiendo a una paciente

Según el Colegio de Psicólogos del Perú, los psicólogos también van a terapia no solo porque sea su profesión, sino porque saben los beneficios que esta les proporciona. Ya no solo a nivel personal, sino para que puedan desempeñar mucho mejor su trabajo.

Como bien hemos mencionado, los profesionales de la psicología pueden verse afectados a nivel emocional por todos los pacientes que acuden a su consulta. Esto no es nada negativo. Es una consecuencia totalmente natural. No obstante, los psicólogos son conscientes de que necesitan depurar sus propias emociones.

Los psicólogos suelen ser muy empáticos y esto, además de tener muchas ventajas, tiene también consecuencias. Esta es una de ellas. Por eso, el hecho de que los psicólogos también van a terapia no es algo que nos debería de causar reparo para acudir a ellos.

Descubre: Cómo tener más empatía

Igualmente el el Colegio de Psicólogos del Perú afirma que esto les permite estar bien para desarrollar correctamente su trabajo. Además, les ayuda a vivir la experiencia de asistir a un psicólogo. De hecho, es algo que les resultará muy enriquecedor como profesional.

Cuidar del bienestar emocional es importante

Psicóloga motivando a su paciente

¿Qué ocurre cuando no estamos bien emocionalmente? Es posible que no nos apetezca escuchar a los demás o incluso que no sepamos reaccionar adecuadamente.

Todo esto un psicólogo no se lo podría permitir. Sabe que, entre otras cosas, su trabajo trata de ayudar a las personas, proporcionarles herramientas que les aseguren una mejora, un aumento de su autoestima y seguridad, un mejor concepto de sí mismas.

Si se muestran poco comprensivos y empáticos, si no están bien emocionalmente, no podrán desarrollar su labor de la manera adecuada. Por eso, los psicólogos también van a terapia. Además, tal y como afirma el especialista Correa Martínez, acudir a terapia les asegura una actitud más positiva y un mayor disfrute del trabajo que están realizando.

Descubre: ¿Cómo podemos depurar nuestras emociones?

Incluso si tienes un amigo muy pesimista o alguien a tu alrededor que siempre esté triste, es posible que hayas sentido que a veces, te contagiaban ese sentimiento. Pues lo mismo les suele ocurrir a los psicólogos.

El prejuicio de acudir a terapia

Mujer diciendo no a ir al psicólogo

Asimismo, según estudios, el hecho de que veamos con reticencia el que los psicólogos también van a terapia revela un prejuicio con respecto a esto que aún sigue presente. Esto se debe a que muchas personas creen que acudir a terapia psicológica como algo solo para personas que tienen problemas mentales.

No obstante, esto no es así. De hecho, todos nosotros solemos tener problemas, aunque muchos de ellos puedan ser poco importantes. Sin embargo, acudir a un especialista podría ayudarnos notablemente.

Poner a punto nuestra salud mental es algo que tendría que ser prioritario.