Psoriasis en niños: ¿cómo abordarla?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 5 marzo, 2019
Virginia Martínez · 6 marzo, 2019
La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de origen autoinmune y, generalmente, crónica. Debido a que aparecen escamas por la piel, puede afectar la psicología del niño, de forma que debemos apoyarle en todos los sentidos.

La psoriasis en una enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres. Suele afectar a un 2 o 3 % de la población, siendo mucho menor su incidencia en niños. En este artículo, trataremos de explicar de forma sencilla qué es la psoriasis, cuáles son sus síntomas, tratamientos y modo de prevención en niños.

La psoriaris

Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel de origen autoinmune. Se caracteriza por provocar enrojecimiento y piel escamada. Aunque no es contagiosa, quizás sí que sea hereditaria y crónica.

Normalmente, un organismo sano produce células cutáneas normales cada 3 o 4 semanas. En el caso de la psoriaris, estas células se producen de forma mucho más rápida, cada 15 días más o menos, de forma que se acumulan células muertas en forma de escamas en la superficie de la piel.

Por otra parte, la psoriasis puede afectar a cualquier parte del cuerpo. No obstante, normalmente aparece en la zona de las codos, las manos, el vientre o la espalda.

Además, se trata de una afección común, la cual suele presentarse a partir de la adolescencia, aunque puede padecerse a cualquier edad, razón por cual también puede darse psoriaris en niños.

Factores desencadenantes

Niña mirándose la piel en la playa
La exposición solar es uno de los factores desencadenantes de la psoriasis en niños.

Existen algunos factores que pueden desencadenar un brote de psoriaris o empeorarla. Entre ellos, podemos destacar:

  • Infecciones bacterianas o virales o causadas por hongos
  • Traumatismos o lesiones en la piel
  • Factores psicológicos, sobre todo el estrés.
  • Exposición excesiva a la luz solar (quemaduras)
  • Falta de luz solar (clima frío)

Te recomendamos leer: Enfermedades autoinmunes, ¿cuál es su origen?

Manifestaciones clínicas de la psoriasis en niños

Las manifestaciones clínicas de la psoriaris en niños suelen ser las mismas que las de los adultos. No obstante, entre los más pequeños, la formas de psoriasis más comunes suelen ser:

  • Psoriasis en placas. Aparecen placas eritematosas de diferentes tamaños con escamas gris plateadas. Suelen aparecer en codos, rodillas y tronco. Además, este tipo de lesiones pueden afectar exclusivamente el cuero cabelludo.
  • Psoriasis guttata (psoriasis en gotas). Es la forma más frecuente en niños y adultos jóvenes. En líneas generales, suele aparecer de forma repentina tras una infección. Aparece en forma de pequeñas pápulas, de 2-10 mm, que suelen afectar al tronco y las extremidades. No obstante, pueden también afectar el cuero cabelludo.
  • Psoriasis invertida. Este tipo de psoriasis es poco común en niños, aunque precisamente en este grupo se incluye la conocida «psoriasis del pañal».

Tratamiento de la psoriaris en niños

Niña con erupción detrás de la oreja
Ante cualquier sospecha o antecedentes familiares debemos consultar a su pediatra para que nos oriente sobre el tratamiento más indicado.

En primer lugar, es necesario acudir al médico. Sólo el pediatra podrá diagnosticar la psoriaris y, a partir de ahí, indicar el tratamiento adecuado. En líneas generales, el pediatra puede indicar una terapia a base de cremas hidratantes u otro tipo de tratamientos tópicos (ácido salicílico, por ejemplo).

En cualquier caso, debemos tener en cuenta que la psoriaris puede aparecer de pronto, llenando al pequeño de escamas y afectando a su estética, especialmente si la psoriasis es generalizada.

Por eso, es muy importante ayudar al niño a superar y aceptar el problema, apoyándole también psicológicamente. Debemos potenciar su autoestima. Además, es necesario explicarle que el tratamiento le beneficiará y que las escamas y el malestar puede que desaparezcan, aunque sea crónica.

Te recomendamos leer: Remedios naturales para el tratamiento de la psoriasis

Conclusión

Debido a su origen autoinmune y a la gran diversidad de factores que pueden desencadenarla, lo mejor es actuar rápidamente y prevenir los factores desencadenantes (estrés, quemaduras solares, lesiones de la piel).

No obstante, podemos incluir algunas recomendaciones:

  • A la hora del baño, utilizar un gel de baño muy suave. Además, retirarlo muy bien al aclarar.
  • Puesto que el frío puede empeorar la condición, abrigarse bien y utilizar preferentemente fibras naturales. En concreto, las más recomendadas son las prendas de algodón.
  • Seguir el tratamiento indicado por el médico.
  • Especialmente en el caso de los niños, consultar siempre al pediatra antes de iniciar la aplicación de cualquier remedio casero o natural.
  • Apoyar al niño en todo momento.
  • Verbov J. “Psoriasis in childhood”. Arch Dis Child 1992;67:75-76
  • Tollefson MM, Crowson CS, McEvoy MT, Maradit Kremers H. “Incidence of psoriasis in children: a population-based study”. J Am Acad Dermatol. 2010; 62: 979-87.
  • Tollefson MM. “Diagnosis and management of psoriasis in children”. Pediatr Clin N Am. 2014; 61: 261-77.