La hormona paratiroidea controla los niveles de calcio y la formación de hueso

Este artículo fue redactado y avalado por María Vijande
· 6 marzo, 2018 · Última actualización: 9 febrero, 2019 9 febrero, 2019
La hormona paratiroidea o PTH se libera de la glándula paratiroides a la sangre. Regula los niveles de calcio y fósforo y el crecimiento de los huesos.

La PTH es la hormona paratiroidea que, como indica su nombre, se produce en la glándula paratiroides y, desde allí, se libera a la sangre. Las glándulas paratiroides están localizadas en el cuello, cerca de la glándula tiroides. La hormona paratiroidea controla los niveles de calcio, fósforo y vitamina D en la sangre. En consecuencia, la función de la hormona PTH es importante para regular el crecimiento de los huesos.

El médico te puede indicar el análisis de esta hormona si tienes:

También lee 6 signos para identificar si tienes problemas de tiroides

Función del calcio y el fósforo en el cuerpo humano

El calcio es un mineral imprescindible para el funcionamiento del organismo. Junto con los compuestos de fósforo, es imprescindible para la formación del esqueleto y para las funciones esenciales de las células.

Este mineral se encarga de regular la transmisión nerviosa y la contracción de las fibras musculares. Sin suficiente calcio la contracción y relajación muscular no sería adecuada. También participa  en el proceso de coagulación de la sangre. Además, el calcio es el encargado de recibir señales y transmitirlas en la célula para que se lleven a cabo determinadas funciones fisiológicas.

En cuanto los fosfatos, son parte fundamental de los huesos y de los dientes, siendo esta su principal función. Aparte, también participan en la fabricación de sustancias como el ADN y proteínas, entre otras.

Lee también: 5 remedios herbales que te ayudan a cuidar tus huesos

Cómo se regula la concentración de calcio

Para controlar el balance del calcio en la sangre y mantener la estructura ósea, el cuerpo tiene diferentes mecanismos. En estos mecanismos se destaca la vitamina D, la calcitonina y la hormona paratiroidea o PTH. Todos ellos se liberan según los niveles de calcio en la sangre. Así, cuando los niveles de calcio están bajos la vitamina D y la PTH aumentan sus niveles y la calcitonina disminuye.

Remodelado óseoCalcio

El remodelado óseo es el resultado de dos actividades que se dan en la superficie del hueso:

  1. La producción o formación de nuevo hueso, mediante células óseas denominadas osteoblastos.
  2. La pérdida o resorción de hueso viejo mediante células del hueso denominadas osteoclastos.

Estas dos actividades deben estar en equilibrio, sino pueden ocurrir problemas óseos.

En este proceso intervienen citocinas, calcio, fósforo y la acción de tres hormonas: la PTH, vitamina D y calcitonina. Además, intervienen hormonas secundarioas como tiroxina, estrógenos y andrógenos, y hormona del crecimiento.

También lee Estrógenos

Funciones de la PTH u hormona paratiroidea

hipotiroidismo

Como hemos dicho, al disminuir la concentración de calcio en la sangre se libera a la sangre la hormona PTH. Existe un compuesto en el mercado denominado teriparatida que se trata de PTH sintética, cuyas funciones son las mismas que la propia hormona. Es decir, actuar frente a la reducción del calcio o hipocalcemia.

Para ayudar al cuerpo cuando hay hipocalcemia, la PTH libera calcio del hueso, lo conserva en el riñon y aumenta la absorción de calcio desde el intestino a la sangre. También reduce los niveles de los fosfatos en la sangre.

Por lo tanto la PTH presenta la siguientes acciones:

  • Aumenta los niveles sanguíneos de calcio y de magnesio.
  • Reduce los niveles sanguíneos de fósforo.
  • Aumenta el número y la actividad de los osteoclastos.
  • Aumenta la secreción renal de potasio.

Paradoja de la utilidad terapéutica de la PTH y la osteoporosis

Además de liberar calcio a la sangre y evitar la hipocalcemia, esta hormona se usa en terapéutica para tratar la osteoporosis.

Sin embargo, esta hormona aumentaría el número y la actividad de los osteoclastos, que son las células encargadas de la resorción del hueso. En teoría esta situación facilitaría la aparición de la osteoporosis, ya que destruye el huedo en vez de fortalecerlo.

La explicación de que la PTH se utilice en la terapéutica de la osteoporosis reside en la potente acción “constructiva” de la hormona, por lo que esta situación se convierte en paradójica.

Se deber llevar a cabo un tratamiento continuado e intermitente con la hormona paratiroidea en el tratamiento de la osteoporosis. De esta forma, se logra que aumente la masa ósea y que la acción de formación de hueso supere a la de degradación.