Pudding de banana

Al estar maduras las bananas ya le aportarán dulzor a la preparación, por lo que no conviene excedernos con el azúcar si no queremos que quede demasiado empalagoso

El pudding o pudín de banana es un postre rápido de preparar, en caso de que no quieras ir a comprar uno a la tienda. Es muy fácil de hacer, y te sorprenderá saber que, antes de que existiera el pudín instantáneo, este postre se preparaba en casa.

Ten presente que  hacer el pudín es rápido, pero necesita un tiempo para cuajarse, así que lo mejor es que lo dejes de un día para otro.

El pudín tiene diferentes finalidades, aunque casi siempre se usa después de la comida. Sin embargo, también es perfecto para acompañar una bebida caliente, en especial el vino si el pudín es de chocolate.

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar (200 g)
  • 4 bananas maduras
  • 2 tazas de leche (500 ml)
  • Media taza de harina (60 g)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla (12 g)
  • Media cucharada de sal (5 g)
  • 1 cucharada de mantequilla (25 g)
  • 4 huevos grandes
  • 1 caja de obleas de vainilla
  • 1 cucharadita de crema tártara (4,6 g)
pudin de platano con caramelo

Preparación

  • Te recomendamos empezar la preparación de tu pudín  tamizando la sal, la harina y el azúcar en un bol hondo. Después procede a revolver todo hasta que quede bien mezclado.
  • Separa las yemas de las claras y deposítalas en recipientes diferentes.
  • Bate las cuatro yemas de huevo en una cacerola grande. Después, adiciona un cuarto de la leche, un cuarto de la mezcla de harina y revuelve muy bien.
  • Pon a calentar la cacerola a fuego medio y ve incorporando más ingredientes lentamente, sin parar de revolver.
  • Una vez hayas incorporado toda la leche y toda la harina, procede a agregar una cucharada pequeña del extracto de vainilla. Espera a que el pudín empiece a burbujear y, mientras sigues revolviendo, añade la mantequilla. Continúa revolviendo hasta que espese y tenga una apariencia suave. Cuando la textura sea similar a la del pudín, puedes retirarlo del fuego.
  • Tritura las obleas de vainilla y cubre el fondo de una bandeja para hornear con las migajas.
  • Corta los bananos en rodajas delgadas y crea una capa con ellos sobre la base de obleas de vainilla.
  • Después vierte la mitad del pudín sobre las bananas y repite el proceso hasta que consigas hacer dos o tres capas.
  • Para finalizar, precalienta el honor a 180 ºC y prepara un merengue con las claras de huevo. Para esto debes ponerlas en un bol y mezclarlas con la batidora hasta que consigas unos picos suaves.
  • Después agrega la crema tártara y el azúcar, mientras bates a velocidad alta. El punto ideal del punto de nieve es cuando se han formado picos firmes y brillantes. Como toque final, rocía una cucharada de vainilla sobre el merengue.
  • Ahora, utilizando una espátula grande, extiende el merengue en una capa gruesa sobre el pudín. Recuerda que este debe cubrir toda la superficie del pudín.
  • Coloca el pudín en el horno y deja que se cocine, por lo menos, durante 10 minutos. El punto ideal es cuando los picos del merengue se estén dorando.
  • Después, puedes retirar tu pudín del horno y dejarlo enfriar a temperatura ambiente. Si deseas puedes meterlo en la nevera y dejar que se enfríe durante unas tres horas, aproximadamente, antes de servirse.
  • Recuerda acompañar tu pudin de un rico té, café o leche.
pudin platano

Consejos adicionales

  • Para añadir los ingredientes a la cacerola debes ir alternando la leche y los polvos, por turnos. Recuerda que es importante revolver, porque evitas los grumos y dejas que todo se mezcle de una manera adecuada.
  • Es mejor que agregues el azúcar y la crema tártara de a poco. Te sugerimos adicionarlas a cucharadas.
  • Ten presente que el tiempo de horneado es muy relativo, pues este dependerá en gran medida del tipo de horno que tengas. Lo mejor será que permanezcas atenta a tus preparaciones cuando lo estés usando.