¿Puede Afectar La Escuela Al Desarrollo De Mi Hijo? ¿Cuál Es La Mejor?

¿Puede Afectar La Escuela Al Desarrollo De Mi Hijo? ¿Cuál Es La Mejor?

Si tenemos la posibilidad, deberíamos optar por una educación bilingüe, que favorecerá el desarrollo del cerebro y mejorará tanto su memoria como su capacidad de retentiva, concentración y atención

Cuando estamos buscando la mejor escuela para nuestros hijos, nos encontramos con muchos problemas a los que debemos atender y, muchas veces, acabamos por no pensar en lo más importante. Para encontrar una escuela adecuada para nuestros hijos, no es necesario que sea la “mejor escuela” sino que sea una escuela en la que le enseñen los mismos valores que nosotros les demos en casa.

Los valores que los niños van a interiorizar en la escuela serán para muchos años, hasta que desarrollen una visión crítica de la sociedad y empiecen a crear sus propias opiniones; por ello, para no darles ideas cruzadas, la escuela debe seguir los mismos valores que tenemos en la familia. Por otro lado, que el centro tenga un pedagogo es esencial para el buen desarrollo de nuestros hijos.

No todos los niños son iguales

Hay una gran cantidad de niños que desarrollan problemas del habla u otros problemas de aprendizaje, los cuales deben ser diagnosticados y tratados cuanto antes mejor para que estos no vayan a más durante toda la vida de estudiante del niño. El hecho que la escuela tenga uno de estos profesionales, ayudará a los profesores y a la familia a ver si hay algún problema que debamos tratar.

Otros de los aspectos que debemos valorar es la calificación que tiene el centro en cuanto a los otros. Un centro que demuestre ser de los mejores en cuanto a notas de los estudiantes o en cuanto al tanto por ciento de alumnos que continúan sus estudios, será una de las mejores opciones que tendremos a nuestro alcance.  Además, un centro que tenga una educación bilingüe será mucho mejor que un centro en el que se desarrolle solo una lengua, pues los niños deben aprender la funcionalidad de las lenguas extranjeras lo antes posible y aprender a usarlas como su lengua materna.

Estos pequeños conejos nos ayudarán a que el niño tenga un buen desarrollo, tanto en el aspecto de la educación como en el aspecto personal. Darle ideas cruzadas entre la escuela y la familia es algo que tendrás sus repercusiones e, incluso, puede llegar a desconfiar tanto de lo que se le enseñe en el colegio o en casa y esto es algo que no nos podemos permitir si queremos que el niño tenga una buena base.

Acometer los problemas cuanto antes

Por otro lado, los problemas de aprendizaje, si no se tratan debidamente, traerán problemas mayores en el tiempo, como pueden ser problemas de lectura, de escritura, tartamudez, etc. Por ello, es importante que haya un experto en el aprendizaje para que pueda ver cómo va evolucionando nuestro hijo y, en caso de que haya un defecto, actuar en él rápidamente para solventarlo. Esta es la única manera en la que nuestros hijos tendrán una buena educación, libre de problemas y acorde con la familia.

Escoger un buen centro no es solo cuestión de pagar o no pagar, sino que debemos verlo desde el punto de vista de la salud y del desarrollo de nuestros hijos.

Fotografía cortesía de simply CVR