¿Puede el café ayudarnos a bajar de peso?

Junto con una dieta equilibrada y actividad física, el café, gracias a sus efectos termogénicos, puede ser un complemento muy recomendable para perder grasa corporal de manera saludable

Es posible que hayas oído en más de una ocasión aquello de que “el café es perfecto para perder unos kilos”. Como ya sabes, en las dietas de adelgazamiento suelen aparecer frecuentemente supuestos remedios milagrosos que, lejos de ayudarnos a mejorar nuestra línea, ponen en peligro nuestra salud.

La idea de que el café es un buen adelgazante tiene aspectos que sí son ciertos y otros que no lo son en absoluto y que, sin duda, debes conocer. Esta bebida estimulante que tanto nos gusta es ideal para incluirla en una dieta variada y equilibrada. No obstante, no caigas en el error de beber varias tazas al día esperando así perder grasa, porque no será nada saludable.

Te lo explicamos.

¿Es verdad que el café puede quitarme el hambre?

crema fría de café

Somos muchas las personas que no podríamos vivir ya sin el café, sin esa taza matinal humeante y de embriagadora fragancia que tanto nos ayuda a empezar el día. Es una bebida de tradición ancestral, llena de adecuados beneficios que vale la pena incluir diariamente en nuestra dieta. ¿Recuerdas todas sus propiedades?

  • Es un excelente psicoactivo, capaz de mejorar muchas de nuestras funciones cerebrales.
  • El café es rico en vitamina B2, B5, magnesio, potasio, niacina…
  • Optimiza las funciones de nuestro hígado.
  • Nos protege en un 10% de numerosas enfermedades cardíacas, e incluso de la diabetes.

Investigaciones sobre el café y la disminución del apetito

Una de las creencias más extendidas es que el café es ideal para combatir el hambre, perfecto para beber también entre horas y evitar así que acabemos picando algo. ¿Es esto cierto? No del todo. Te lo explicamos:

  • En un estudio llevado a cabo en Australia para la revista Apettite se hizo un seguimiento a un grupo de 100 personas a lo largo de un año, para concluir que el café no afecta en absoluto en la disminución del apetito. El único que logró bajar la sensación de apetito durante hora y media fue el “café descafeinado”, pero se observó que, por lo general, las personas que suelen tomar esta variedad acostumbran a beber más de tres tazas al día, con lo cual, acaban generándose otros efectos secundarios que no son nada saludables.
  • El simple hecho de comer una manzana entre horas ofrece una saciedad mucho más elevada que una taza de café descafeinado. Mientras este último nos quita el hambre durante hora y media, una manzana verde lo hace durante tres horas, y además es mucho más saludable.
  • El principal efecto que tiene el café es el de estimular al sistema nervioso central, de modo que nos pone en alerta y nos activa, pero no consigue en absoluto reducir la sensación del hambre.
  • Hay otro aspecto curioso que merece la pena saber: no todas las personas metabolizan el café de la misma manera. En algunos casos, activan determinados neurotransmisores capaces de “despertar” a unos, y de “dormir” a otros. Es por ello que a algunas personas les va bien tomar café para reducir el dolor de cabeza y en otras, sin embargo, actúa como un disparador. Así pues, lo más indicado es que seas tú misma quien decida si tomar café te sirve de ayuda o no a lo largo del día.

Aspectos en los que el café “sí puede” ayudarnos a bajar de peso

Cafe-en-el-desayuno

Bien, empezaremos aclarando primero que en ningún caso te limites a beber más de tres tazas de café al día con la idea de perder unos kilos. Tampoco pienses que por tomar “café descafeinado” puedes elevar un poco más el consumo diario. Como ya sabes, beber cafeína en exceso puede producir desde insomnio hasta trastornos de ansiedad o irritabilidad, así que tómalo siempre con moderación.

Te indicamos ahora en qué aspectos puede ayudarnos el café para bajar de peso:

  • El café contiene unas sustancias llamadas termogénicos, las cuales nos ayudan a activar el metabolismo y, a su vez, a elevar la temperatura corporal. Si llevamos una dieta adecuada y una vida activa, el café puede ser un complemento ideal para favorecer la pérdida de grasa corporal. El momento más adecuado para tomarlo es por las mañanas, ya que nos aporta energía y un estado mental adecuado para empezar el día con optimismo. Todo ello nos puede “favorecer” para ir perdiendo peso día a día.
  • Además del café, existen otras bebidas que también disponen de estas sustancias termogénicas como, por ejemplo, el té rojo, el té verde, la maca o el guaraná, los cuales puedes tomar también por las mañanas.
  • No conviene excedernos en el consumo diario de café, puesto que puede llegar un momento en el cual puede generarnos más peligros que beneficios.
Cafe verde

 

  • Si quieres perder peso de modo saludable, la mejor opción es, sin duda, el café verde. Es muy rico en antioxidantes y perfecto para las dietas adelgazantes.
  • Recuerda que para bajar de peso no será adecuado que incluyas en tu taza de café matinal demasiado azúcar, nata o leche entera. Lo mejor es tomar cafeína sin demasiadas “calorías extra”: estará igual de delicioso y será estupendo para empezar el día con energías.