¿Cómo puedo mejorar mi autoestima tras una separación?

Aunque lo percibamos como algo negativo es necesario pasar una etapa de duelo tras la separación para poder sanar así nuestras heridas y salir reforzados

Cada ruptura, sea esta traumática o no, tiene una serie de consecuencias. Entre ellas, se encuentra la autoestima. Pero, ¿es posible mejorar mi autoestima tras una separación?

La respuesta es “sí”, aunque para ello tenemos que ser conscientes de que esta se ha visto afectada.

Tras una separación de pareja nuestra vida toma un nuevo rumbo. Nos quedamos solos, ya no vamos a caminar dándole la mano a alguien y todo el futuro que visualizábamos ya no existe.

Lee: “¿Quién soy?” Descubrirse tras una separación

Es normal que, ante esto, la inseguridad se haga presente. De repente, nos cuesta tomar decisiones, mirar hacia el futuro con positivismo… Sin embargo, nos resulta muy sencillo culparnos a nosotros mismos.

Mejorar mi autoestima tras una separación empieza por cuidar de mí mismo

hombre-triste

Para conseguir mejorar la autoestima tras una separación es necesario que se de un primer paso importante, el de empezar a cuidar de uno mismo.

Tras una ruptura de pareja nuestra autoestima decae, nos sumimos en la tristeza y nos olvidamos de nosotros.

Dejamos de lado mimarnos. Apartamos la idea de hacer ejercicio y de comer bien. En vez de recuperarnos de esa experiencia tan dolorosa, favorecemos a sentirnos aún peor si cabe.

Tampoco es una buena idea alejarse ni aislarse de los amigos. Esas personas con las que podemos desahogarnos, que puede que hayan pasado por lo mismo y nos brinden los mejores consejos.

Es natural sentir dolor, desear estar solos para experimentarlo en toda su esencia. Debemos tener en cuenta que, siempre y cuando no se extienda durante un periodo de tiempo prolongado, es sano.

Descubre: El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Podemos comer mal, dejar de hacer ejercicio, abandonarnos por completo… Pero esto no debe superar, como mucho, unas dos semanas.

De otra manera, sería aconsejable pedir ayuda pues podemos estar incubando una posible depresión.

No te refugies en las redes sociales

Duelo

Para mejorar la autoestima tras una separación es indispensable vencer la tentación de empezar a “chatear” con posibles próximas parejas a través de las redes sociales.

En ocasiones, recomendamos “tú lo que necesitas en un Tinder” a esas personas que acaban de romper con su pareja y que han perdido la ilusión por encontrar a alguien.

No obstante, esta no es una recomendación saludable. No porque no se pueda encontrar a nadie que se adecue a nuestras expectativas, sino porque es necesario pasar por un duelo.

Refugiarse en las redes sociales porque queremos sentirnos deseados de nuevo, para darnos cuenta de que no nos vamos a quedar solos o para evitar sentir el dolor no es positivo.

Lee: Corre hacia tus miedos

Es natural sentir dolor, notarnos rotos, estar desilusionados. Nuestra autoestima se ha venido abajo, pero tenemos que levantarla no esquivándola, sino mirándola de frente.

Debemos aceptar lo que ha sucedido, pasando más tiempo en el mundo real y no tanto en internet, y darnos tiempo para sanar ese dolor que ha aparecido tras la ruptura.

Es natural sentirse triste, pero ser pesimista es una elección

Mujer después de una ruptura

Si deseo mejorar mi autoestima de lo primero que tengo que darme cuenta es de que la tristeza es un sentimiento natural que todas las personas padecen.

Tendemos a rechazarla porque la etiquetamos como una emoción negativa. No obstante, es muy necesaria.

Cuando estamos tristes tras una separación tenemos que entrar en la habitación del duelo para reflexionar, aceptar, superar y salir lo antes posible renovados de ella.

Es un paso necesario, pero ¿qué ocurre si no queremos darlo? Entraremos en esa habitación sí o sí, aunque apaguemos la luz, aunque nos autoengañemos creyendo que en realidad no estamos ahí.

Cuanto más intentemos esquivar esa tristeza, más tiempo pasaremos en esa habitación que nos convertirá en personas pesimistas, simplemente, porque hemos hecho una mala elección.

Elegimos ignorar, distraernos, en vez de enfrentar. En vez de mirar hacia nosotros, tomar esta experiencia como una oportunidad de recuperarnos, de cuidarnos y de madurar.

Antes de irte no te pierdas: El duelo, ese proceso interior para el que nadie está preparado

Sí puedo mejorar mi autoestima tras una separación, siempre y cuando mire a la tristeza de frente, la sienta, la comprenda y, ante todo, acepte lo que ha pasado.

Aunque la situación no me deje vislumbrar esperanza alguna, sé que la hay. Tan solo tengo que mirar hacia atrás para revivir otras situaciones en las que ocurrió lo mismo.

¿Se terminó todo ahí?

No, porque todo pasa.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar