¿Cómo puedo mejorar mi autoestima tras una separación?

Aunque lo percibamos como algo negativo es necesario atravesar un proceso de duelo tras una separación para poder sanar así nuestras heridas y salir reforzados

Una separación puede llegar a ser una de las situaciones más estresantes que se puedan vivir. No solo implica atravesar el dolor de la ruptura sino también adaptarse a un estilo de vida sin pareja. Por estas razones es importante prestar atención a la autoestima con el objetivo de cuidarnos y protegernos. Ahora bien, ¿es posible mejorar la autoestima tras una separación?

La respuesta es sí, aunque para ello tenemos que ser conscientes de que una separación implica que el proyecto de futuro con el que soñábamos ha dejado de existir. Esto quiere decir que tenemos que coger las riendas de nuestras vida para enfrentarnos a una nueva realidad, esa en la que nos encontramos frente a frente con nosotros mismos.

Tras una separación nuestra vida toma un nuevo rumbo. Nos quedamos solos para emprender un nuevo camino en el que el principal protagonista somos nosotros. Ahora bien, es normal que ante esta situación la inseguridad y la nostalgia aparezcan. De ahí que sea tan importante chequearnos para fortalecernos y diseñar el recorrido del nuevo sendero. 

A continuación recomendamos una serie de claves para mejorar la autoestima tras una separación y para que el proceso de recuperación sea lo más llevadero posible.

Lee: “¿Quién soy?” Descubrirse tras una separación

Mejorar la autoestima tras una separación empieza por cuidar de uno mismo

Mujer abrazándose

La primera clave para mejorar la autoestima tras una separación consiste en empezar a cuidar de uno mismo. Preocuparnos por cómo nos encontramos, qué sentimos y cuáles son nuestros pensamientos es fundamental para saber en qué punto estamos.

Es normal que tras una ruptura de pareja nos sintamos mal, pensemos en la otra persona, no tengamos ganas de nada e incluso, creamos que no encontraremos a nadie para establecer otra relación. Ahora bien, lo importante no es focalizarnos en buscar a otra persona, sino en elaborar de forma adecuada el duelo para cerrar el capítulo y poder iniciar nuestro proceso de reconstrucción. 

Poner punto y final a esa etapa nos ayudará a mejorar la autoestima porque nos permitirá pensar en el futuro, ya sea para ver qué queremos mejorar de nosotros mismos como para definir cuáles serán nuestros próximos proyectos personales.

Por otro lado, es importante que durante todo este proceso no dejemos de prestarnos atención. Para ello, podemos preguntarnos cómo nos vemos, qué valoramos de nosotros y qué aspectos deseamos mejorar.

Cuidarse es una prioridad, tanto a nivel físico como psicológico, sobre todo cuando toca reconstruirse. De ahí que tengamos que prestar atención a nuestras rutinas, las relaciones con los demás y por supuesto a nuestra salud.

Descubre: El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional

Elaborar el duelo

Para mejorar la autoestima tras una separación es indispensable atravesar el proceso de duelo. Habrá momentos confusos, otros con sabor amargo y otros en los que poco a poco iremos mejorando. Es normal, una ruptura supone un cambio, un afrontamiento a lo desconocido. Ahora bien, lo que hay que tener en cuenta es que este proceso necesita tiempo.

Al finalizar una relación, perdemos una parte de nuestra identidad, esa que estaba asociada a la vida en pareja. En su lugar, comienza a aparecer poco a poco una sensación de vacío, una angustia que no sabemos o no queremos lidiar en la mayoría de ocasiones y que en otras, nos lleva a actuar sin pensar.

Por este motivo, muchas personas optan por iniciar una nueva relación con otra persona. Su objetivo es terminar con ese profundo vacío. El problema es que a pesar de ser una forma de disminuir el dolor de la ruptura y distraerse de los recuerdos que puedan venir a la mente, la mayoría de las veces es como si se pusiera un parche. Una solución a corto plazo pero que a la larga puede tener consecuencias, como arrastrar determinados aspectos, conflictos y dificultades de la anterior relación.

Otros prefieren refugiarse en las redes sociales para sentirse deseados de nuevo, recordarse que no se van a quedar solos o, simplemente, evitar sufrir. Y aunque esta opción no es negativa, también tiene sus consecuencias cuando se deja a un lado el proceso de duelo.

Es natural sentir dolor, notarnos rotos o estar desilusionados tras una ruptura. Nuestra autoestima se ha venido abajo, pero tenemos que levantarla mirándola de frente, en lugar de esquivarla.

Lee: Corre hacia tus miedos

Es natural sentirse triste, pero ser pesimista es una elección

Mujer triste mirando hacia abajo

Otro aspecto importante que tener en cuenta tras una ruptura es nuestra actitud ante lo sucedido. Así, si deseamos mejorar la autoestima tras una separación es fundamental que seamos conscientes de que la tristeza es una emoción natural ante este tipo de situaciones. Por lo tanto, en lugar de rechazarla el primer paso es aceptarla como parte del proceso de recuperación.

Ahora bien, ¿qué ocurre si no lo hacemos? Probablemente nos quedaremos atrapados en un estado de malestar continuo en el que, de vez en cuando, aparecerán los fantasmas del pasado. Incluso, si la situación se prolonga mucho en el tiempo podemos llegar a deprimirnos. 

Cuanto más intentemos esquivar esa tristeza, más probabilidades habrá de rodearnos de una nube de pesimismo y desasosiego. La negatividad comenzará a formar parte de nuestras vidas. La clave está en observar lo ocurrido desde otra perspectiva, esa en la que podemos aprender de lo sucedido para seguir creciendo.

Así, mejorar la autoestima tras una separación será posible siempre y cuando miremos a la tristeza de frente, pero no para derribarla sino para comprenderla y poder sanar así nuestras heridas.