Nuevas esperanzas: se localiza “un punto débil” del cáncer de pulmón más agresivo

30 agosto, 2016
Aunque aún se halla en una fase experimental, al inhibir el acceso del oncogén a las proteínas que le sirven de alimento, el tratamiento ayudaría a frenar el avance del cáncer de pulmón

Solo con pronunciar las palabras “cáncer de pulmón” todos nos estremecemos porque conocemos algún caso. Porque tenemos amigos, conocidos o familiares cercanos que viven en la actualidad esta lucha o la han padecido sin lograr vencerla.

Es un tema tan complejo como dramático. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de pulmón es una de las principales causas de mortalidad en la población.

Hasta hace unos años la incidencia en los hombres era más llamativa. No obstante, últimamente el número de mujeres diagnosticadas con esta enfermedad está en aumento.

Ahora bien, a pesar de que detrás del cáncer de pulmón está casi siempre el tabaco, es importante recordar que existe un pequeño porcentaje de personas afectadas que, a pesar de llevar una vida sana, presentan esta dura dolencia.

El propósito de la ciencia ante esta realidad es claro y contundente. Es necesario que encontremos un medicamento que pueda frenar su avance.

Se necesita, sin duda, de mayor inversión. Aunque también, todo hay que decirlo, de cierta concienciación personal de que el tabaco, tarde o temprano, trae graves consecuencias.

Hace solo unos días medios como ScienceDaily se hacían eco de una noticia esperanzadora. Se ha descubierto un “punto débil” en esa estructura genética que propicia el cáncer de pulmón más agresivo.

Te ofrecemos todos los datos a continuación.

El cáncer de pulmón y su “punto débil”

El trabajo ha sido llevado a cabo por el Sistema de Salud de la Universidad de Virginia y las perspectivas, como decimos, son muy positivas.

Descubre también 8 mitos sobre el cáncer que es mejor olvidar

Ahora bien, como siempre sucede en estos descubrimientos, deberemos esperar para disponer de dicho medicamento. Se trata de un tratamiento novedoso para hacer frente a la variedad más agresiva de cáncer de pulmón.

A continuación te detallamos cada logro conseguido.

El cáncer de pulmón microcítico

Esta variedad tumoral representa aproximadamente el 15% de todos los casos de cáncer de pulmón. Sin embargo, es la más letal.

  • Este tipo de cáncer se extiende mucho más rápidamente y, una vez se inicia la metástasis, resulta muy complicado de tratar.
  • Los oncólogos señalan que, por término medio, los pacientes aquejados por el  cáncer microcítico de pulmón tienen una esperanza de vida de 5 años.
  • Además, se ve casi de forma exclusiva en las personas que son –o han sido– fumadores habituales.
El doctor Kwon Park y su equipo

El director de este trabajo es el científico Kwon Park del Departamento de Microbiología, Inmunología y Biología del Cáncer de la Universidad de Virginia.

Te recomendamos leer también “se descubren 97 zonas del cerebro desconocidas hasta ahora

Su propósito y el de su equipo era frenar el avance de los tumores en el pulmón. Partían de una investigación previa sobre las mutaciones de un oncogén a la hora de desencadenar la metástasis.

Algo que tenían claro es la gran dificultad a la hora de diseñar un fármaco con el cual “controlar” este tipo de genes capaces de desencadenar la enfermedad.

Ahora bien ¿y si en lugar de controlar los genes se buscara un “punto débil” en ellos? Esto es lo que lograron el doctor Park y su equipo.

  • Este tipo de cáncer de pulmón, el más agresivo, dispone en su estructura de una “barrera” débil.  La clave está en las proteínas.
cáncer de pulmón

Estos oncogenes trabajan muy rápido

Un oncogén es un gen anormal que se ha modificado a sí mismo para desencadenar un tumor. Lo que observaron a nivel de laboratorio en este pequeño enemigo que genera tantas muertes al año es que trabaja muy rápido.

Necesita muchas proteínas para funcionar, él mismo las regula y las ensambla para que cada célula se divida con mayor celeridad y así, generar la metástasis.

De este modo estas proteínas le sirven casi de “combustible” para propiciar así la tumoración. Ahora bien, ¿y si conseguimos que no logre acceder a esas proteínas de forma tan rápida?

Ahí es donde está la clave. El doctor Park y su equipo están trabajando en ello ahora.

Se busca detener la actividad de esa proteína que intensifica el poder de dicho cáncer. De momento, y a nivel  de laboratorio, se han conseguido muy buenos resultados.

Expectativas de futuro

Lo señalábamos al inicio. Este tipo de noticias nos aportan esperanza pero, a la vez, hemos de armarnos de paciencia, porque este fármaco se halla ahora en nivel experimental.

Descubre también de qué manera la detección del cáncer de mama podría ser más exacta

Enfermedades cardíacas

El equipo del doctor Park ha creado un medicamento que, efectivamente, inhibe el avance de este tipo de tumor y se va iniciar un proyecto para empezar a aplicar dicho tratamiento a pacientes de Estados Unidos.

A su vez, se han creado otras variedades de este fármaco en Canadá y Australia. La idea es ver cómo avanza cada enfoque y ver qué resultados nos trae.

Solo esperamos que, en poco tiempo, si el resultado es efectivo, llegue a todo el mundo. Porque, no debemos olvidarlo, tarde o temprano lo lograremos.

Llegará un día, no muy lejano, en que no tendremos “una” cura para el cáncer: tendremos “muchas” curas para cada tipo de cáncer.

 

Te puede gustar