Remedio con puré de calabaza para tratar la inflamación de la vesícula

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Mario Benedetti Arzuza el 24 diciembre, 2018
La calabaza es baja en calorías y rica en minerales, antioxidantes y vitaminas que nos ayudan a desinflamar la vesícula. La consumiremos cocinada al vapor o cocida

El tratamiento de la inflamación de la vesícula puede variar en función del diagnóstico dado por el médico. Sin embargo, como complemento para acelerar su recuperación se puede preparar un saludable puré de calabaza. ¿Por qué es tan recomendado?

Este vegetal, nativo de América del Norte, está repleto de nutrientes que benefician la salud. Debido a su alta concentración de antioxidantes y fibra, favorece la descomposición de los desechos que obstruyen los conductos biliares.  ¡No dejes de probar esta preparación!

Sobre la inflamación de la vesícula

La vesícula biliar es un órgano esencial para llevar a cabo una buena digestión. Si bien es cierto que muchas personas hacen vida más o menos normal sin este órgano, vale la pena conocer un poco más su funciones para cuidarlo y atender su salud.

Problemas como la inflamación (colecistitis) o las piedras en la vesícula son las dos dolencias más comunes que siempre lo enferman. Es entonces cuando la bilis deja de llegar de forma adecuada y ya no digerimos tan bien las grasas en el intestino delgado.

Cuando un cálculo bloquea este conducto, la bilis se acumula y aparece la inflamación y la infección. Por eso, es primordial mejorar la alimentación y consumir preparados medicinales para su cuidado.

Calabaza para tratar la inflamación de la vesícula

banana-y-calabaza

Fíjate en el color de la calabaza: tiene un tono anaranjado, o amarillo intenso. Este aspecto apetitoso se debe, sobre todo, a pigmentos fenólicos y antioxidantes. Es una de las hortalizas más bajas en calorías y más ricas en fibra dietética, minerales y vitaminas de las que disponemos.

Te recomendamos leer “descubre las propiedades depurativas de la calabaza

Todo ello favorece no solo la desinflamación de la vesícula, sino que, además, también cuida de sus funciones básicas y la mineraliza. Son muchos los nutricionistas que la recomiendan para reducir el colesterol y favorecer, además, la pérdida de peso.

  • Este puré de calabaza te va a aportar un alto nivel de vitamina A, uno de los antioxidantes más potentes que existen. Gracias a este elemento cuidamos de las mucosas del intestino, hígado y vesícula biliar, a la vez que reducimos infecciones y luchamos contra el cáncer.
  • También es una excelente fuente de compuestos naturales como los flavonoides, los beta-carotenos, la criptoxantina o la luteína.
  • La calabaza es una fuente muy interesante de vitaminas del grupo B, muy necesarias para la salud de los órganos y para nutrir las células protegiéndolas de agentes tóxicos.
  • Con una sola taza cubrimos el 100% de las necesidades diarias de vitamina A, el 20% del cantidades diarias de vitamina C, el 10% o más de la vitamina E, riboflavina, potasio, cobre y manganeso.

Puré de calabaza y zanahoria para cuidar de nuestra vesícula

El puré de calabaza y zanahoria es una receta complementaria para cuidar la vesícula biliar. No se debe asumir como un remedio milagroso o algo similar contra la inflamación de este órgano. Tampoco remplaza medicamentos o suplementos recomendados por el médico.

Simplemente es una receta saludable que, debido a su alto aporte de nutrientes, mejora el funcionamiento de este órgano. ¿Te animas a prepararla en casa? ¡Es muy fácil!

puré de calabaza y zanahoria

Ingredientes

  • 500 g de calabaza
  • 2 zanahorias
  • 100 g de puerro
  • 50 g de cebolla
  • ¼ de litro de agua
  • Una pizquita de pimienta blanca
  • 16 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 ramita de perejil

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es limpiar bien las zanahorias y el puerro. Ahora, cortaremos de forma muy finita (estilo juliana) la cebolla y el puerro.
  • En una sartén, procedemos ahora  a pochar el puerro y la cebolla con un poquito de aceite de oliva. De ese modo nuestra crema de calabaza cogerá un sabor mucho más intenso e interesante.
  • ¿Siguiente paso? Muy fácil. Pelamos la calabaza y la cortamos a cuadraditos pequeños. Hacemos lo mismo con las zanahorias, rodajas finas para que la cocción pueda llevarse a cabo de una forma más sencilla.
  • La cocción de la zanahoria y la calabaza durará, al menos, una media hora. No obstante, debes estar pendiente de que las dos hortalizas alcancen su punto adecuado de cocción, es decir, que queden bien blanditas para hacer una crema bien homogénea y fácil de consumir.
  • Una vez tengamos ya cocidas las hortalizas dejamos que reposen unos 10 minutos, de ese modo se conservan mejor sus propiedades. Pasado ese tiempo, ya podemos pasar todos nuestros ingredientes por la batidora.
  • Añade la zanahoria y la calabaza, junto con el puerro y la cebolla que hemos pochado con aceite de oliva. Obtén una crema bien finita y sin grumos.
  • A la hora de servirla puedes acompañarla con unas hojitas de perejil o de menta.

Descubre también cómo limpiar el hígado y la vesícula biliar naturalmente

Cómo tomar la crema de calabaza para reducir la inflamación de vesícula

Puedes consumir esta crema de calabaza a lo largo de 10 días, ya sea por la mañana o bien por la noche. Es un complemento muy adecuado que puedes combinar, por ejemplo, con una pechuga de pavo (sin piel).

  • Recuerda que para tratar la vesícula inflamada debes consumir vegetales siempre hervidos o cocinados al vapor. Las cremas o las compotas de frutas (como, por ejemplo, la de manzana) son muy saludables en estos casos.
  • Evita consumir alimentos muy calientes. No es adecuado en caso de una vesícula inflamada.
  • El aceite de calabaza o sus semillas también son muy recomendables.
  • Consume yema de huevo, pescados azules e infusiones de diente de león.
  • Evita las comidas con muchas grasa, o muy ácidas, así como los lácteos, ya que no suelen digerirse bien y nos inflaman.

En resumen…

Puedes preparar un puré de calabaza y zanahoria si estás teniendo problemas debido a la inflamación de la vesícula. Sin embargo, no debes usar esta receta para remplazar el tratamiento aconsejado por el médico.

  • Elwood, D. (2012). Colecistitis. Clínicas Quirúrgicas De Norteamérica. https://doi.org/10.1016/S0186-0216(08)88081-0
  • Yadav, M., Jain, S., Tomar, R., Prasad, G. B. K. S., & Yadav, H. (2010). Medicinal and biological potential of pumpkin: An updated review. Nutrition Research Reviews. https://doi.org/10.1017/S0954422410000107
  • Ben-Amotz, A., & Fishler, R. (1998). Analysis of carotenoids with emphasis on 9-cis β-carotene in vegetables and fruits commonly consumed in Israel. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/S0308-8146(97)00196-9
  • Perez Gutierrez, R. M. (2016). Review of Cucurbita pepo (Pumpkin) its Phytochemistry and Pharmacology. Medicinal Chemistry. https://doi.org/10.4172/2161-0444.1000316