Purés de verduras, una comida sana y asequible para todo tipo de paladares

Gracias a los purés podemos tomar más fácilmente la cantidad diaria recomendada de frutas y verduras y, además, le facilitaremos el trabajo a nuestro estómago a la hora de hacer la digestión

Como bien es sabido, las verduras son un complemento excelente y sobre todo necesario para la dieta de cualquier persona que quiera llevar una vida sana y natural. Por ello, se antoja de suma importancia que incluyamos al menos una ración de hortalizas en cualquiera de nuestras comidas diarias.

Estas nos aportarán un complemento vitamínico muy saludable para nuestro cuerpo, junto a todo tipo de antioxidantes muy necesarios para combatir el envejecimiento de la piel. Todo ello sin mencionar el poco contenido calórico que poseen, por lo que también son muy importantes para cuidar nuestra línea y figura.

Sin embargo, son muchas las personas que les disgustan tanto el sabor de las verduras, como su textura. Consideran que estas no tienen apenas sabor, y que ahí que la desechen completamente de sus dietas. ¿Eres tú una de estas personas, pero aun así quieres seguir tomándolas para llevar una dieta sana y equilibrada?

Pues en primer lugar, tenemos que deciros que existen muchas formas de tomar verduras sin que tengas que renunciar al sabor. Y una a la que dedicaremos a través de este artículo es a través de los purés de verduras. Y a continuación os relataremos todos los beneficios que os pueden aportar estos purés:

 Los beneficios del puré de verduras

  • No hay necesidad de masticarlos. Esto hace que sea una comida muy asequible tanto para los peques como para los ancianos que no puedan masticar bien. Además, las puedes poner en comidas y cenas sin ningún problema ya que no es una comida muy pesada. Zanahorias, puerros, calabacín, coliflores… Todas estas verduras te pueden servir para hacer un rico puré.
  • Son muy “versátiles”. Si disponemos de poco tiempo para realizar comidas demasiado elaboradas, esto dejará de ser un problema para cuando realicemos purés de verduras. Cuando terminemos de hacerlos, los podemos congelar para después ingerirlos unos días después si así lo consideramos necesario. Una opción muy interesante en estos tiempos de estrés y de horarios tan apretados.
  • Ofrecen muchas formas distintas de elaboración y sabores variados. Lo bueno de que los purés sean líquidos, es que se pueden condimentar con todo tipo de especias (como pimienta negra, ajo, o un chorrito de vinagre de jerez) De esta forma conseguiremos que se “camufle” un poco sabor de las verduras si no son de nuestro agrado.

En definitiva, como habréis comprobado, esta será una forma rica, barata y asequible de tomar verduras. Y que además, se adaptará a los paladares más exigentes. ¿Se os ha abierto ahora el apetito?

Pues entonces ya no tenéis más excusas para no tomar verduras. Así que ve al mercado más cercano, escoge las verduras que más te gusten y ¡echadle imaginación sobre cómo prepararlas! 

Categorías: Dietas saludables Etiquetas:
Te puede gustar