¿Qué alimentos producen acidez de estómago?

Yamila Papa · 25 octubre, 2015
Para evitar el reflujo gástrico y la acidez es importante que reduzcamos la ingesta de carne roja y que optemos por pavo, pollo o pescado, que son mucho más digestivos

La acidez de estómago se ha convertido, junto con la gastritis, en una dolencia estomacal muy frecuente en la actualidad.

¿Las razones? El estrés por un lado, pero la alimentación por el otro.

El ardor en el estómago es el principal síntoma y puede ser más severo según lo que comamos. En este artículo te contaremos cuáles son los alimentos que producen acidez de estómago para que puedas evitarlos o reducir su ingesta.

La dieta y la acidez de estómago

Más allá de que una buena parte de los problemas digestivos que padecemos en pleno siglo XXI se deban a las presiones y el gran estrés que se vive en las ciudades también lo que comemos está íntimamente relacionado con cómo nos sentimos.

Por lo tanto, no es de extrañar que los alimentos que ingerimos a diario tengan que ver con el aumento de la acidez estomacal. Cuando nuestra dieta está basada en ingredientes demasiado ácidos, el estómago en particular y el organismo en general empiezan a acostumbrarse a ese tipo de alimentación.

El estómago no tiene la capacidad para procesar tanto ácido y en ese momento “lo devuelve” y sube por la garganta. Así es como sufrimos reflujo, por ejemplo. Pero, además, se produce esa sensación de fuego en la boca del estómago, conocida como acidez.

La dieta y la acidez de estómago

¡La buena noticia es que se puede revertir! Si padeces este problema al menos una vez a la semana debes comenzar por cambiar tu dieta. Se recomienda seguir una alimentación más alcalina (con más frutas y verduras, por ejemplo).

De esta manera se aliviarán los síntomas y evitarás que sean cada vez más severos y dolorosos.

Lee también: Tratamientos caseros para acidez estomacal

¿Qué alimentos evitar para no tener acidez estomacal?

“Somos lo que comemos”. Esta frase se puede ajustar perfectamente a nuestra vida y en particular a las personas que sufren de acidez.

¿Te gustaría saber cuáles son los alimentos que no te conviene consumir si padeces este problema? Aquí te los contamos:

Fritos

Desde patatas fritas a pollo frito, las opciones son variadas. La comida rápida tiene mucho de este tipo de preparación. Estos platillos son malos por varias razones, pero principalmente porque aportan una gran cantidad de grasas trans.

Tienen la capacidad de provocar dolor y problemas en el tracto digestivo desde el momento en que los estamos comiendo.

Además es un tipo de platillo “pesado” que tarda en digerirse. El estómago precisa de mucho tiempo y ácidos para procesarlo. Pueden, al mismo tiempo, crear presión estomacal y ralentizar el proceso de eliminación de los desechos.

Café

Café

Es la bebida por excelencia de las oficinas y la vida moderna. Se consume en gran cantidad a toda hora porque, supuestamente, es beneficioso si tenemos mucho trabajo. Si bien es verdad que nos aporta energía y evita que nos quedemos dormidos,  no es bueno para nuestra salud.

Los altos niveles de cafeína que contiene esta infusión provocan que el estómago segregue más cantidad de ácido gástrico. Por lo tanto, luego de beber café la acidez empezará a molestarte.

Puedes probar con el descafeinado, aunque lo mejor es elegir zumos naturales de frutas para hidratarte y al mismo tiempo darte la energía que necesitas para continuar tu jornada.

Productos de panadería

Algunos los llaman bollería, pero también se incluyen las galletas dulces y los panes. Todos estos alimentos (que son deliciosos) crean un entorno más ácido en el estómago. La situación empeora si los productos están repletos de colorantes o aditivos químicos.

Sería bueno evitar todo tipo de preparaciones que contengan una buena cantidad de azúcar y harina blancos (refinados) porque aumentan la cantidad de ácido estomacal y provocan los tan horribles síntomas que te preocupan.

Refrescos

Refrescos

Las bebidas carbonatadas, sobre todo las de cola, tienen bastante cafeína y producen los mismos efectos que el café. Los refrescos en general, además, aumentan la presión en el estómago y la respuesta ácida.

Como alternativa saludable el agua mineral sin gasificar o las infusiones frías pueden ayudarte a quitar la sed y al mismo tiempo hidratarte.

Bebidas alcohólicas

No sólo tienen la “habilidad” de aumentar la acidez sino que deshidratan el cuerpo y hacen engordar. El organismo se intoxica cada vez que bebes alcohol, aunque sea una copa.

Puede causar problemas digestivos, reflujo y, en casos avanzados de alcoholismo, cirrosis y otras patologías hepáticas. No está mal beber unas copas de vez en cuando. Lo preocupante es cuando se vuelve una rutina.

Picantes

Nada de comida mexicana o hindú, porque contienen una buena ración de condimentos fuertes y picantes que irritan el sistema digestivo en su totalidad. Las salsas picantes, el chile, el curry y el comino pueden ser muy perjudiciales si sufres de acidez.

Si quieres probar un platillo exótico en un restaurante puedes ordenar al camarero que no le agreguen picante, sino que te lo sirvan con la salsa aparte. No olvides que en muchos locales de comida hasta la versión “moderada” de una receta puede contener mucho picante y provocar gastritis, reflujo o acidez.

Visita este artículo: ¿Conoces las 10 posibles causas que generan gastritis?

Carne

Carne

Cada vez que comes carne el cuerpo tiene que hacer mucho trabajo para digerirla y eso ocasiona un aumento en los niveles de acidez. Un trozo grande de carne roja puede provocar acidez en comparación con otros alimentos.

Prefiere las carnes blancas y magras (pollo, pavo o pescado) y limita tu ingesta a 2 veces por semana.

Lácteos

Puede ser que hayas leído que beber una taza de leche fría sirve para aliviar los síntomas de la acidez y el reflujo antes de ir a la cama. Sin embargo no es la mejor alternativa. En estos casos prefiere un vaso de agua.

Los lácteos hacen que el cuerpo segregue más ácido, especialmente si los consumimos como postre o con el estómago lleno.