¿Qué alimentos que afectan las cuerdas vocales?

Yamila Papa 10 noviembre, 2017
Aunque nos pueda parecer que los caramelos mentolados nos refrescan la garganta, lo cierto es que son perjudiciales, ya que llegan a irritarla más. Es mejor optar por la miel o el limón

No hace falta ser cantante, locutor o presentador de televisión para cuidar la voz. Quizás no le damos la importancia que se merece hasta que, de la noche a la mañana, nos quedamos disfónicos y se nos complica comunicarnos.

Los malos hábitos y algunos alimentos que comemos sin darnos cuenta podrían estar dañando nuestras cuerdas vocales. Entérate más en el siguiente artículo.

Mantener una buena higiene vocal

La voz es necesaria para transmitir emociones y palabras. Sin embargo, no la cuidamos como se merece.

Por ejemplo, gritar o hablar enérgica y velozmente son dos de las conductas inadecuadas que dañan la voz y las cuerdas vocales. El estrés, los ciclos menstruales y el clima están en segundo lugar de causantes de disfonías y afonías.

La laringe está protegida por mucosa. Muchos agentes pueden provocar irritación o resequedad y, como consecuencia, disfunciones vocales.

Lee también: 10 efectos negativos del estrés en tu salud que no debes olvidar

Los peores hábitos que solemos hacer sin querer y que lastiman la voz son:

No respirar correctamente

No respirar correctamente

Solemos respirar de forma entrecortada e incompleta. Los pulmones no se llenan correctamente y esto provoca problemas en la fonación. Se recomienda utilizar la llamada “respiración diafragmática”.

El aire se debe depositar en el abdomen para que el diafragma nos sirva de apoyo y al exhalar las cuerdas vocales vibren.

Mantener una mala postura

Es preciso sentarnos o estar de pie de manera tal que el diafragma no se oprima. De esta manera la respiración será libre y total.

Cuando se habla por teléfono, por ejemplo, se recomienda no colocar el aparato en el lateral del cuello para sostenerlo, porque eso cierra las cuerdas vocales. La mejor posición para hablar es mantener recta la laringe.

Carraspear

Carraspear

Un mal muy común es aclarar la garganta a cada rato cuando nos molesta o sentimos que hay algo que nos está irritando.

Esta práctica es dañina porque las mucosas que recubren las cuerdas vocales se inflaman y, a su vez, porque el agente que provocó la sensación no siempre se elimina al carraspear.

Una buena técnica cuando la sensación de irritación se apodera de nuestra garganta es abrir mucho la boca para que se produzca el bostezo o beber agua templada de un solo sorbo.

Comer menta

Los caramelos de menta nos prometen un alivio refrescante de la garganta pero esto no es verdad. En realidad tienen sustancias que irritan más la garganta y que hacen que cada vez tengamos más necesidad de consumir otra pastilla.

Mejor es un caramelo sin azúcar, de preferencia de miel o de limón, y beber una buena cantidad de agua. Un té con estos dos ingredientes también es una excelente opción.

Ingerir alimentos salados, picantes o dulces

Ingerir alimentos salados, picantes o dulces

Todos ellos resecan la garganta y nos hacen carraspear. Las patatas fritas, la pimienta o la bollería son los principales enemigos de la voz.

Para evitar que provoquen irritación se recomienda, tras consumirlos, beber una buena cantidad de agua o infusiones de manzanilla con limón.

Susurrar

Cuando queremos decir un secreto o estamos en un sitio donde no se puede hablar alto (el cine o la biblioteca, por ejemplo) usamos el susurro, y esta práctica es dañina para la voz.

¿Por qué? Porque provoca un exceso de sequedad. ¿Qué tal usar un papel y un lápiz si tienes que comunicar algo o, mejor aún, esperar a salir de ese recinto?

Otras causas

Otras causas

Además de lo indicado anteriormente existen otras razones por las cuales nuestra voz puede dañarse:

  • Estar triste o sufrir alteraciones emocionales
  • Fumar
  • Beber mucho alcohol
  • Estresarse
  • Gritar cuando se hace ejercicio
  • No cubrirse la garganta en invierno
  • Pasar del frío al calor en poco tiempo
  • Ingresar a ambientes muy refrigerados
  • Levantar peso
  • Tener insomnio
  • Atravesar cambios hormonales

Se recomienda, por ejemplo, evitar los lugares muy secos, instalar un humidificador en el hogar y beber cada noche una infusión de hierbas.

¿Qué alimentos dañan las cuerdas vocales?

Para que la voz se encuentre en buenas condiciones precisamos dormir bien, no forzarla en ciertos ambientes y, sobre todo, alimentarnos como corresponde. Por ello te recomendamos que evites o reduzcas la ingesta de los siguientes alimentos:

Lácteos

Generan una producción mayor de mucosidad y eso, lejos de ser beneficioso, es perjudicial ya que interfiere en la voz dándole un tono más “ronco”.

Consumir leche, helado y queso no es una idea del todo acertada si estás disfónico o con la garganta irritada. En el caso de que los alimentos estén fríos se constreñirá la zona y se deshidratará.

Visita este artículo: Descubre los lácteos más saludables

Comida exótica

Comida exótica

Nos referimos a la comida mexicana, tailandesa o hindú principalmente, ya que contienen ingredientes a los que no estamos acostumbrado y suelen ser bastante picantes.

Además de irritar la garganta ocasionan reflujo gástrico ácido y, por lo tanto, lastiman el esófago. Para ello tampoco debes consumir alimentos o bebidas con menta, eucalipto o mentol.

Presta atención a todo aquello que te produzca “fuego” en la boca del estómago.

La comida ácida no recomendada es:

  • Chocolate
  • Tomate (y salsa)
  • Cebolla
  • Vinagre
  • Mostaza
  • Fritos

Alimentos secos

El café y todo aquello que tenga cafeína (refrescos de cola, por ejemplo) reseca la garganta y las cuerdas vocales. Tampoco sería bueno que consumieses cítricos ni alcohol, porque producen sonidos roncos o “rasposos”.

Es vital enjuagar la zona con un vaso de agua tras estas bebidas (y no olvidarte de cumplir con los 2 litros diarios para humectar la garganta).

Te puede gustar