¿Qué beneficios aportan las semillas de chía?

3 agosto, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
La semilla de chía contienen calcio, boro, potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3 y antioxidantes.

Las semillas de chía son una de las especies vegetales con mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3 conocidas hasta 2006.​ Son originarias de México, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Costa Rica.

A continuación desarrollamos cuáles son los beneficios que aporta este producto y qué efectos presentan sobre el organismo, cuando se incluyen dentro de una dieta equilibrada.

Es fundamental tener en cuenta que el consumo de estas semillas no debe entenderse como un sustituto de una dieta sana y equilibrada. Para mantenerse saludable y enérgico es fundamental estar bien alimentado. 

Beneficios nutricionales de las semillas de chía

La semilla de chía está compuesta por una serie de nutrientes. En concreto, contienen: proteínas, calcio, boro, potasio, hierro, ácidos grasos como omega 3 y antioxidantes. También contiene oligoelementos como el magnesio, manganeso, cobre, zinc y vitaminas como la niacina.

las semillas de chía

Es importante tener en cuenta que la mayor parte de los carbohidratos de la semilla de chía es fibra. En concreto, 100 gramos de semillas de chía contienen 34,4 gramos de fibra aproximadamente.

En comparación con otros alimentos, en varios estudios se ha podido demostrar cómo las semillas de chía tienen:

  • El doble de proteína que cualquier semilla.
  • Cinco veces más calcio que la leche entera.
  • Dos veces la cantidad de potasio en los plátanos.
  • Tres veces más antioxidantes que los arándanos.
  • Tres veces más hierro que las espinacas.
  • Siete veces más omega 3 que el salmón.

Lee también: Las mejores semillas para incluir en la dieta

Las semillas de chía: un alimento válido, pero dentro de una alimentación balanceada

No existen remedios naturales ni alimentos «mágicos» que puedan curar u obrar milagros. Para una buena salud lo primordial es mantener buenos hábitos de vida, una alimentación equilibrada y realizar revisiones periódicas con el médico para poder prevenir cualquier enfermedad.

Por lo tanto, las semillas de chía podrían incluirse dentro de una dieta equilibrada y saludable, pero no deben tomarse nunca como una solución para ninguna enfermedad. 

Yogur chía

Recientemente se han realizado estudios con el objetivo de demostrar cuáles son los verdaderos beneficios del consumo de las semilllas de chía. ​En concreto, cabe destacar el realizado por la Universidad Autónoma de Yucatán en México, al igual que el que llevó a cabo Universidad de Ankara, en Turquía.

De entre los resultados de las investigaciones cabe destacar su concentración de fibra soluble. Esta hace que absorba una gran cantidad de agua, lo cual a su vez retrasa la absorción durante la digestión y aumenta la sensación de saciedad. Esto, por ejemplo, facilita una menor ingesta de alimentos, lo cual puede ser positivo para personas que están tratando de adelgazar.

También ayudan a regular el equilibrio de electrolitos y mantener el organismo bien hidratado.

Del mismo modo, se han estudiado y concluido beneficios para mantener los niveles de tensión arterial y azúcar en sangre, reduciendo los factores de riesgo cardiovasculares en pacientes hipertensos o con diabetes tipo 2.

Quizá te interese: ¿Las frutas ayudan a eliminar toxinas?

Cómo comer las semillas de chía

Las semillas de chía pueden añadirse a los cereales o al yogur del desayuno. Aunque también pueden integrarse a un plato con arroz, pasta, o una ensalada. Tienen un sabor suave y no cambian el sabor de los alimentos, o verterlas sobre los batidos de frutas, para obtener vitaminas y minerales adicionales.

  • Justo, M. B., Alfaro, A. D. C., Aguilar, E. C., Wrobel, K., Wrobel, K., ís Guzmán, G., … & Zanella, V. D. M. (2007). Desarrollo de pan integral con soya, chía, linaza y ácido fólico como alimento funcional para la mujer. Archivos Latinoamericanos de Nutrición, 57(1), 78.
  • Taga, M. S., Miller, E. E., & Pratt, D. E. (1984). Chia seeds as a source of natural lipid antioxidants. Journal of the American Oil Chemists’ Society. https://doi.org/10.1007/BF02542169
  • Peiretti, P. G., & Gai, F. (2009). Fatty acid and nutritive quality of chia (Salvia hispanica L.) seeds and plant during growth. Animal Feed Science and Technology. https://doi.org/10.1016/j.anifeedsci.2008.04.006
  • de Falco, B., Amato, M., & Lanzotti, V. (2017). Chia seeds products: an overview. Phytochemistry Reviews. https://doi.org/10.1007/s11101-017-9511-7
  • Nutrition data, https://nutritiondata.self.com/facts/nut-and-seed-products/3061/2