¿Qué debes saber acerca del colágeno?

25 noviembre, 2016
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Los aminoácidos son sustancias que se combinan para formar proteínas indispensables para el organismo y juegan un papel clave en diversos procesos biológicos. 

El colágeno es una sustancia que se recomienda mucho para mejorar la salud del aparato óseo, regenerar cartílago, proteger los músculos y huesos, mantener la lozanía y elasticidad de la piel y mucho más. Por si fuera poco, se encuentra en diversos formatos (cápsulas, polvos, pastillas, etcétera), en todo tipo de establecimientos, desde el supermercado hasta las farmacias.

Los múltiples beneficios que promete el consumo de colágeno son bien conocidos gracias a las campañas publicitarias. Ahora bien, ¿son reales todos estos beneficios?

Profundicemos en este tema.

Mitos acerca del colágeno

Desafortunadamente, se ha hecho demasiada publicidad de que los suplementos de colágeno son «ideales» para mantener la salud de la pie (y, por extensión, la belleza y la juventud) y regenerar cartílago, mejorar las articulaciones, etcétera.

El Dr. Manuel Viso, experto en Hematología y Nutrición, aclara que el colágeno es una proteína de bajo valor biológico que al ser ingerida, se descompone en aminoácidos. Esto quiere decir que dichos aminoácidos se convertirán en las proteínas que el organismo necesite, no se convertirá en colágeno otra vez ni en cartílago.

Por lo tanto, el colágeno no ayuda a mejorar el dolor de las articulaciones, fortalecer los huesos, regenerar el cartílago, ni aliviar las inflamaciones. Tampoco tiene un papel clave en el buen aspecto de la piel ni mejora la elasticidad de la misma.

Los suplementos de colágeno no funcionan y, por ende, es inútil tomarlos con el objetivo de tener «más colágeno en el cuerpo. El colágeno NO es la proteína de la juventud y de la calidad de vida.

«No hay remedios milagrosos orales para el cartílago, ni suplementos tampoco, entre otras razones porque el cartílago es avascular (no tiene circulación sanguínea para vehiculizar sustancias) y por tanto, no le llega o que ingerimos». –Manuel Viso.

En otras palabras: al tomar colágeno, no obtienes más colágeno. Si comes cabello, no te crecerá más el cabello ni tendrás más cantidad. Deborah García Bello, química y divulgadora científica, comenta: «comer colágeno para reafirmar la piel tiene tanto sentido como comer sesos para que crezca el cerebro».

Los suplementos de colágeno: una recomendación inútil

A muchos deportistas, pacientes con problemas articulares y otras dolencias, les han recomendado el consumo de suplementos de colágeno. Sin embargo, eso viene a ser una recomendación inútil, dado todo lo que ya hemos aclarado anteriormente.

Muchas veces, la recomendación se realiza basándose en conclusiones apresuradas, producto de la falta de lectura científica sobre este tema.

Aunque se han publicado diversos estudios realizados en ratones, en donde se evaluó el potencial antienvejecimiento del colágeno, no se ha afirmado que esta sustancia es, en efecto, esencial para combatir el envejecimiento de la piel. De hecho, los estudios indican que es necesario continuar profundizando respecto a este tema.

En un estudio realizado en ratones, se llegó a la conclusión de que, quizás los péptidos de colágeno de hueso de ganado bovino y la prolina podrían tener un efecto antienvejecimiento. Sin embargo, es necesario continuar indagando al respecto.

  • Martín, B. (2018). ¿Para qué sirve tomar colágeno? El País. Disponible en línea: https://elpais.com/elpais/2018/08/24/ciencia/1535126540_201065.html
  • Figueres Juher, T., & Basés Pérez, E. (2015). Revisión de los efectos beneficiosos de la ingesta de colágeno hidrolizado sobre la salud osteoarticular y el envejecimiento dérmico. Nutricion Hospitalaria. https://doi.org/10.3305/nh.2015.32.sup1.9482.