¿Qué debes tener en cuenta cuando vas a practicar yoga?

Si quieres practicar yoga hay determinadas cuestiones que deberías tener en cuenta si quieres que la sesión sea beneficiosa y evitar imprevistos o lesiones por una mala gestión

El interés por practicar yoga es todo un acierto. Esta actividad, que en principio puede resultarnos aburrida o muy “parada”, ayuda a tonificar el cuerpo, ganar elasticidad y aumentar la capacidad pulmonar. Sin embargo, hay determinadas cosas que deberíamos tener en cuenta.

Al igual que tenemos que analizar si un tipo de deporte específico es adecuado para nosotros y si se adapta a los objetivos que queremos conseguir, lo mismo sucede con el yoga.

Los tipos de yoga

Hay muchos tipos de yoga. Algunos contienen largas sesiones de meditación y en otros se realizan posturas de manera continua o se introducen innovaciones como música mucho más animada. Veamos algunos estilos de esta disciplina que se practican en la actualidad:

  • Hatha yoga: Supone un acercamiento básico a las posturas y la forma en la que se trabaja la respiración. Se empiezan realizando posiciones sencillas y progresando en su dificultad a medida que las vamos dominando.
  • Raja yoga: Se centra en la meditación. Aunque se pueden realizar algunas posturas, dependiendo del maestro, estas suelen ser muy sencillas. La mayor parte del tiempo, la meditación será la protagonista.
  • Kundalini yoga: Se centra en despertar la energía del cuerpo. Para ello se utilizan determinadas herramientas como la respiración de fuego y posturas que la incluyan, asanas específicos y mudras. También se dedica un espacio para la meditación.
  • Ivengar yoga: Su objetivo es realizar cada postura lo más perfecta posible sosteniéndolas durante un breve periodo de tiempo. Gracias a esta práctica las personas suelen mejorar su forma física.
  • Bikram yoga: Se practica yoga en una clase a 40 ºC y con un 40 % de humedad. En la actualidad, es un estilo bastante solicitado. Mejora la forma física, al mismo tiempo que la flexibilidad.
Practicar yoga

Existen otros tipos de yoga específicos, por ejemplo, para embarazadas o para niños. Depende de nosotros y de lo que estemos buscando optar por uno o por otro. Asimismo, también podemos probar varios estilos hasta decantarnos por el que más nos convenza.

El nivel de la clase

Otra de las cosas que deberíamos tener en cuenta antes de practicar yoga es elegir el nivel de la clase. Hay muchas que ofrecen yoga avanzado y, si nunca lo hemos practicado, esto puede ser un gran error.

Además de que nos será imposible seguir el ritmo de los demás alumnos, también corremos el riesgo de lesionarnos por forzar demasiado al cuerpo. Tenemos que mejorar nuestra flexibilidad y practicar las posturas más básicas, antes de adentrarnos en las avanzadas.

Material adecuado

Cuando vayamos a practicar yoga por primera vez es necesario que estemos preparados. Para ello, vamos a ver qué deberíamos llevar siempre:

  • Botella de agua: La hidratación es muy importante y si vamos a practicar Bikram yoga aún más. Lo ideal es llevar al menos un litro de agua para la clase. Existen cantimploras para rellenar aptas para el gimnasio.
  • Esterilla: Debemos escoger una que sea adecuada, que no resbale, que sea cómoda y que nos permita realizar todas las posturas sin ningún problema.
  • Calzado adecuado: El yoga suele practicarse descalzo o con calcetines. Si optamos por esta última opción debemos escoger unos que no resbalen y que no se nos salgan de los pies.
  • Manta: una manta pequeña es ideal si realizamos Raja yoga, ya que estaremos quietos mucho tiempo y nos puede entrar frío. También es necesaria en otros tipos de yoga para la parte de relajación. La sensación de confort que produce es muy reconfortante.
Yoga

Escucha a tu cuerpo

Antes de practicar yoga también es importante que aprendas a escuchar a tu cuerpo. Muchos profesores ya te lo dirán, pero es necesario que no fuerces las posturas que estás realizando.

El motivo está en que si eres principiante o has aprendido recientemente una postura nueva, tu cuerpo aún no está preparado para llevarla a cabo de manera perfecta. Cualquier dolor o incomodidad excesiva debería hacernos parar de inmediato.

Muchas personas se lesionan por no escuchar a su cuerpo. El yoga es una práctica que nos permite mejorar nuestra flexibilidad y la calidad de nuestras posturas de manera progresiva. Precipitarnos y no darnos tiempo puede terminar lastimándonos.

¿Qué se te había pasado por alto en tu primera clase de yoga? ¿Alguna vez te has lesionado? Recuerda que el yoga tiene múltiples beneficios, pero estos solo los obtendremos si vamos progresando poco a poco y sin prisas.

Te puede gustar