¿Qué debo tener en cuenta al terminar una dieta flash?

Okairy Zuñiga · 26 agosto, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 16 enero, 2019
Terminar una dieta flash también implica que se deben conservar algunos cambios para evitar el temido efecto rebote y poder mantener los objetivos alcanzados.

Las dietas flash nos ayudan a perder gran cantidad de peso en periodos cortos de tiempo. Si has hecho alguna de ellas, de antemano te felicitamos si te mantuviste firme hasta el final. No obstante, completarla también significa que ha llegado el momento de convertir en hábitos ciertas prácticas. Solo así habrá valido la pena el esfuerzo realizado.

¿Lo habías pensado? ¿Has tomado ya las medidas necesarias para enfrentar tu vida a partir de ese momento? Si no, ¿qué harás para que sus efectos sean permanentes?

Construye un estilo de vida saludable

Ahora que vas a terminar una dieta flash y te encuentras en tu peso ideal, lo que tienes que hacer es mantenerte. No debes prolongar la dieta flash porque podría perjudicar tu salud. En su lugar, introduce cambios que te ayuden a mantener y a potenciar sus resultados.

Trata de seguir una alimentación que incluya todos los grupos de alimentos. Asegúrate, también, de mantener las grasas saturadas y el azúcar en niveles mínimos. De lo que se trata es de encontrar un equilibrio entre las calorías que consumimos y nuestras actividades diarias.

Visita a tu médico

Ahora que terminas tu dieta flash, debes volver al médico para descartar que exista algún tipo de daño o deficiencia en tu organismo. Se ha demostrado que una gran cantidad de personas que han hecho alguna dieta flash experimentan diversos malestares. Un ejemplo común son las arritmias, que pueden ser síntoma de problemas del corazón.

Por ello, debes acudir inmediatamente al médico para que puedas cerciorarte de que todo está bien. Recuerda hacerte chequeos médicos periódicos para evitar riesgos. También, es muy importante que evites hacer una dieta de este tipo frecuentemente.

Lee este artículo: Tips para empezar a hacer ejercicio de manera inteligente.

Haz ejercicio

Beneficios del ejercicio diario.

Quizás estés encantado de los resultados de la dieta que acabas de completar, sobre todo si bajaste mucho de peso. Sin embargo, recuerda que la única forma de no experimentar un efecto rebote, es hacer ejercicios.

Además, necesitarás tonificar tu cuerpo para que tu piel pueda amoldarse al nuevo peso. Alterna actividades de distinto tipo para trabajar todas las áreas del cuerpo. Esto te ayudará a moldear y mejorar tu condición física.

Existen muchos tipos de ejercicios y disciplinas. Solo tienes que encontrar uno que te guste. Una buena opción es incluir un deporte de resistencia con algún otro tipo de ejercicio más ligero que te permita tonificar músculos. Si tienes dudas, busca a un instructor que te recomiende una rutina apropiada.

Planifica tus comidas

Al terminar una dieta flash es posible que ya te hayas acostumbrado a seguir un plan de alimentación específico. Para mantener tu peso, tienes que alimentarte adecuadamente. Organiza tu tiempo para que el trabajo, el cuidado de la familia y demás responsabilidades no te impidan alimentarte de forma sana.

Otra cosa que puedes planificar son tus comidas diarias según una pauta que sigas al pie de la letra. Tienes que asegurarte de consumir todos los grupos de alimentos a lo largo de la semana. Trata de ingerir carnes magras, evita freír los alimentos, consume frutas y verduras y di no a las grasas saturadas.

Cuando comas, sé totalmente consciente de lo que estás haciendo. Es decir, evita cualquier distracción, como el celular o la televisión. Cuando prestas atención a lo que comes, te sientes saciado con menos cantidades. Intenta hacer las comidas del día a la misma hora siempre. Haz lo que esté en tus manos para hacer que esa rutina sea perfecta.

No te pierdas: Cómo comer saludable, barato y rápido.

Terminar una dieta flash es el inicio de una nueva vidaEjercicios para mantener unos buenos abdominales.

Ya que hiciste el esfuerzo de seguir una dieta flash, demuestra tu orgullo respetando los resultados. Para hacerlo, tendrás que introducir cambios en tu rutina que harán tu vida mucho más saludable. Piensa en organizar tu dieta de tal forma que sea deliciosa, divertida y fácil de llevar. Si tienes dudas, consulta a un nutricionista y lucha contra el sobrepeso.

¿Y tú? ¿Has hecho dietas flash? ¿Qué hiciste al terminarla?

  • Chaney, D. C. (2003). Estilos de vida. Madrid: Talasa.
  • Graybie, A. M., y Smith, K. S. (2014). “Psicobiología de los hábitos”, Investigación y Ciencia, 455: 16-21.
  • Institute of Medicine. (2001). Health and Behavior: The Interplay of Biological, Behavioral, and Societal Influences. Washington, DC: The National Academies Press.