Consejos para elegir qué deporte practicar

¿No tienes tiempo para practicar deporte, o careces de forma física? Puedes sustituirlo por una caminata y pasear 30 minutos al día a un ritmo ligero

Hacer ejercicio es algo fundamental para la buena salud. Sin embargo, muchas veces el problema surge a la hora de elegir qué deporte practicar. Ya sea correr, caminar, nadar, la elección de uno u otro incluye distintos factores que se deben tener en cuenta.

La actividad regula la presión arterial, previene y ayuda a controlar la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, problemas de articulaciones y trastornos de la salud mental. Pero existe cierta confusión sobre cuánto ejercicio realizar, con qué intensidad, con qué frecuencia y, sobre todo, qué deporte practicar. Para elegir se deben tener en cuenta unas cuantas variables, ¡te las contamos en este artículo!

Los diferentes tipos de ejercicio

Aeróbicos y anaeróbicos: ¿qué deporte practicar?

Antes que nada, debemos tener claro si lo que queremos es lograr una mejor figura o si se trata de una recomendación médica para tratar una patología. En el primer caso, dando por hecho que se esté en condiciones de practicar cualquier deporte, se debe conocer la distinción que existe entre ejercicios aeróbicos y anaeróbicos.

Los ejercicios aeróbicos —como correr, caminar, andar en bicicleta o nadar— son de una duración media-larga y requieren de la respiración. Ayudan a bajar de peso, incrementan la capacidad muscular, mejoran la función cardiovascular, regulan la presión sanguínea y bajan los niveles de colesterol, entre otros beneficios.

qué deporte practicar

En cuanto a los ejercicios anaeróbicos, consisten en actividades de corta duración y de mucha intensidad: carreras cortas, levantar pesas, hacer abdominales… Con este tipo de ejercicio usualmente lo que se busca es el desarrollo de la musculatura, pero también es una excelente opción para evitar la fatiga, eliminar la grasa muscular y, sobre todo, mejorar el estado cardiorespiratorio.

Ver también: Cuánto tiempo es el recomendado para hacer ejercicio a diario

En el caso de que la intención de hacer ejercicio esté relacionada con un problema de salud, seguramente el médico te habrá orientado sobre qué tipo de actividades realizar de acuerdo con tu patología. De todos modos, le recordaremos algunas características de ciertos deportes que le resultaran útiles a la hora de elegir.

Salir a correr, efectivo pero con riesgo

Correr es un excelente deporte. Es fácil de practicar y muy efectivo, pero es lo que se denomina un “deporte de alto impacto”. Es decir, puede provocar lesiones tales como esguinces, desgarros, fracturas. La persona que no está adecuadamente preparada puede sufrir un accidente de este tipo.  Por eso sería mejor que antes de empezar a correr te hicieras una prueba médica. Si todo está correcto, empieza poco a poco para poner a prueba tu resistencia.

natación vs running

Las caminatas, un momento de soledad o para aprovechar en compañía

Por otra parte, realizar caminatas es una opción que muchos consideran a la hora de realizar el ejercicio. En este caso, hablamos de un ejercicio aeróbico, no se trata de un deporte de alto impacto, y prácticamente cualquier persona lo puede realizar. Sin embargo, a algunas personas les puede resultar aburrido.

Si esta actividad se realiza de forma solitaria puede no resultar muy motivadora. ¿Por qué no aprovechar para hacer de este un momento de reunión con alguna amiga? Si por el contrario prefieres ir sola, aprovecha para escuchar música, para pensar en tus cosas y, en definitiva, para hacer de ese un momento para ti.

Natación, el ejercicio perfecto

La natación es un deporte que no se considera de alto impacto. Es decir, es muy poco probable que una persona se lesione en el agua. Además, permite realizar actividades lúdicas que estimulan a quien las practica. Es uno de los deportes más completos y que más recomiendan los médicos porque no solo beneficia al sistema cardiorespiratorio, sino que ayuda con diferentes problemas derivados del sedentarismo y el adoptar malas posiciones, como los dolores en la espalda y el cuello.

Te interesará: Cómo vencer el miedo al agua y mejorar tu técnica de natación

En resumen, una vida sedentaria es casi un sinónimo de enfermedades complejas a mediano o largo plazo. Pero lanzarse a realizar un deporte para el que no se está en condiciones o que no guste, provocará que terminemos frustrados. Por eso, te recomendamos que evalúes algunos aspectos y pruebes hasta encontrar el deporte perfecto para ti. ¿Te animas?

  • Hillman, C. H., Erickson, K. I., & Kramer, A. F. (2008). Be smart, exercise your heart: Exercise effects on brain and cognition. Nature Reviews Neuroscience. https://doi.org/10.1038/nrn2298
  • Nelson, M. E., Rejeski, W. J., Blair, S. N., Duncan, P. W., Judge, J. O., King, A. C., … Castaneda-Sceppa, C. (2007). Physical activity and public health in older adults: Recommendation from the American College of Sports Medicine and the American Heart Association. Medicine and Science in Sports and Exercise. https://doi.org/10.1249/mss.0b013e3180616aa2
  • Masley, S., Roetzheim, R., & Gualtieri, T. (2009). Aerobic exercise enhances cognitive flexibility. Journal of Clinical Psychology in Medical Settings. https://doi.org/10.1007/s10880-009-9159-6