¿Qué desencadena el acné en las mujeres?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 30 noviembre, 2018
El acné en las mujeres responde principalmente a problemas de origen hormonal. Es importante acudir a un especialista que examine nuestro caso particular para obtener una solución acorde.

El acné en las mujeres es más común que en los hombres. Esto responde principalmente a cambios hormonales y agentes externos a los que el género femenino está expuesto con frecuencia.

La adolescencia no es la única etapa de la mujer en la que debe luchar contra el molesto acné. También existe el llamado acné adulto o acné tardío. La aparición de este ocurre después de los 25 años o se mantiene desde la adolescencia hasta la edad adulta.

¿Cuáles son las causas del acné en las mujeres?

acné en las mujeres

Son varias las causas del acné en las mujeres. Los cambios hormonales ocurridos durante la adolescencia son algunas de ellas. Sin embargo, si el acné persiste después de la etapa adolescente o no desaparece luego de tratamientos tópicos, las causas podrían ser diferentes.

Es necesario acudir a un dermatólogo para que determine cuáles son los desencadenantes de los brotes acneicos. Solo un especialista podrá reconocer el tipo de acné que padeces y recetar el tratamiento. Un médico endocrino también te ayudará a controlar los brotes si el acné es de tipo hormonal.

Si presentas acné constantemente y los tratamientos tópicos no te funcionan, toma en cuenta estas posibles causas. Por supuesto, siempre es necesario consultar a un especialista para que estés segura de tu diagnóstico.

Descubre: 9 remedios naturales efectivos contra el acné juvenil

Desórdenes hormonales

Son los principales desencadenantes del acné en las mujeres. El desorden hormonal más común es el exceso de hormonas masculinas o hiperandrogenismo. Éste sucede mayormente en casos de síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).

El exceso de andrógenos se manifesta con síntomas específicos a los que debes prestar atención. Si tienes cutis graso, acné, exceso de vellos o pérdida de cabello, es muy probable que se deba al hiperandrogenismo.

En los casos de hiperandrogenismo y síndrome de ovarios poliquísticos, un médico endocrino puede recetar tratamientos a base de espironolactona. Una vez que se controlen los desórdenes hormonales, el acné podría desaparecer.

Estrés

¿Alguna vez has notado que cuando estás bajo situaciones estresantes tu acné se acentúa? El estrés no solo empeora el acné sino que favorece su aparición. Esto se debe a que tu cuerpo también sufre cambios tras estar sometido a tanta presión y agobio.

Cuando estás estresada, tus glándulas sebáceas se inflaman, por lo que la producción de grasa o sebo en el rostro aumenta. El exceso de grasa provoca que tus poros se obstruyan y, por ende, aparezca el acné.

Cosméticos inadecuados para tu tipo de piel

El maquillaje, cremas y productos de belleza a veces pueden ser los mejores amigos de una mujer pero también sus enemigos. Si quieres lucir hermosa y resaltar tus atributos con ayuda de cosméticos, debes saber escogerlos muy bien.

Existen muchos tipos de piel y cosméticos que se adapten a ellos. Esto se debe a que un solo producto no puede ser bueno para todos los tipos de piel. Cada rostro tiene necesidades diferentes.

Por ejemplo, si eres de cutis graso debes usar maquillaje no comedogénico y libre de grasa. De lo contrario, tus poros se taparán y sufrirás acné o lo empeorarás. Lo mismo ocurre con las mascarillas y cremas que uses en tu rostro.

Lee este artículo: Usa esta rutina básica para el cuidado de tu piel

Embarazo

El embarazo puede ser una de las mejores y más bella etapa de la mujer pero a veces algunos cambios pueden llenarla de inseguridades. El acné, manchas y estrías son compañeros comunes durante la gestación.

Los niveles de progesterona aumentan considerablemente en esta etapa. Esto hace que las glándulas sebáceas produzcan más grasa. Además, los cambios hormonales hacen que la mujer se encuentre más irritable y llena de estrés. Como sabes, esto también desencadena el acné.

Después del parto, el acné disminuye o desaparece por completo. Así que no te preocupes por que sea algo permanente. Es importante que cuides muy bien tu rostro utilizando cremas hidratantes y protector solar diariamente. También debes lavar tu rostro al menos dos veces al día.

El acné es un problema que puede causar baja autoestima, inseguridad y depresión. Es por ello por lo que brindar los cuidados necesarios a tu rostro será fundamental para dejar de padecer acné o disminuirlo en gran medida.

Si aparecen espinillas en tu rostro, pecho y espalda, acude a un médico especialista. Solo él podrá decirte qué desencadenó tu padecimiento y cómo tratarlo. Recuerda que cada tratamiento debe ser específico para que sea realmente efectivo.

  • Aguirre, M., et al. "Calidad de vida en mujeres con síndrome de ovario poliquístico." Revista chilena de obstetricia y ginecología70.2 (2005): 103-107.
  • Alomar, Agustín, et al. "Desarrollo de un cuestionario de evaluación de la satisfacción con el tratamiento en paciente con acné." Actas Dermo-Sifiliográficas 95.8 (2004): 491-495.
  • De Hoyos López, M. C., and J. M. Pascual Pérez. "Acné: orientación diagnóstico-terapéutica." Pediatr Integral 8.3 (2004): 235-242.
  • Rivera, R., and A. Guerra. "Manejo del acné en mujeres mayores de 25 años." Actas Dermo-Sifiliográficas 100.1 (2009): 33-37.