Qué dice tu forma de dar un abrazo sobre las relaciones

Katherine Flórez·
17 Junio, 2020
¿Sabías que tu forma de abrazar puede dar pistas acerca de tu propia personalidad? Te contamos todo lo que debes saber sobre los diferentes tipos de abrazos en el próximo artículo.

¿Sabías que la manera en la que das un abrazo puede decir mucho de tu personalidad? El cuerpo humano y la forma de actuar de cada persona pueden dar algunas pistas sobre la personalidad inmersa o imperante sobre la misma.

Existen muchos rasgos determinantes en el comportamiento, los cuales están bastante comprobados. Por ejemplo, una persona segura anda más erguida que alguien que no se siente bien consigo mismo.

Algo similar ocurre con la forma de abrazarse entre las personas; existen diversos tipos y estos pueden decir mucho sobre la situación o las relaciones establecidas.

Profundicemos al respecto.

Tipos de abrazos

Abrazo común con golpe o caricia en la espalda

mujeres abrazándose

El abrazo común es el abrazo normal, el que damos a un ser querido o a una persona a la que buscamos saludar con cierto cariño. Entre los individuos que realizan este abrazo suele haber ya cierta confianza y camaradería.

Por lo tanto, es un acto que desprende amor y una buena relación entre los implicados. Si saludas así a mucha gente, es probable que seas alguien simpático, extrovertido y al que no le cuesta nada hacer amigos.

Lee también: 6 sorprendentes beneficios de los abrazos que no conocías

Abrazo pecho contra espalda

El abrazo de pecho contra espalda o conocido como “el protector” se realiza colocándose detrás de alguien, pasándole los brazos por debajo de los suyos y uniendo las manos en el abdomen. La persona parada delante, a su vez, apoya los brazos sobre los antebrazos del otro.

Es un abrazo muy común en las relaciones de pareja, ya que implica cierta intimidad y contacto físico. No obstante, también puede aplicarse al ámbito familiar (de una madre a sus hijos, por ejemplo).

Abrazo frente a frente

abuelo y nieto

El abrazo frente a frente es la propia demostración de afecto. Se lleva a cabo con las personas mirándose a los ojos y juntando la parte anterior de sus narices; uno de los miembros pasa sus brazos alrededor del cuello, mientras que el otro cobija la cintura de la otra persona.

Éste es bastante practicado por las parejas amorosas o cariñosas, las cuales desean mostrar toda la seguridad en su compañero. De igual forma, también es común entre abuelos y nietos o padres e hijos.

Lee también: Los abrazos benefician seriamente tu salud emocional

Abrazo por encima del hombro

Amistad

Este tipo de abrazo se distingue por realizarse con una sola mano. Aquí, ambas personas se ubican una al lado de la otra, rozando sus hombros.

Uno de ellos realiza el movimiento, colocando parte el brazo por encima del hombro del otro individuo que, a su vez, posiciona el brazo a la altura de las escápulas del primero.

Las personas que ponen en práctica este abrazo sugieren una relación con lazos amistosos muy fuertes. También se considera signo de lealtad, respeto y apoyo incondicional.

Aunque parece un abrazo poco cómodo, realmente es todo lo contrario. Si tienes este gesto con tus amigos, es probable que tengáis una relación muy cercana y haya mucha confianza entre vosotros.

Abrazo por decencia

Es similar al abrazo común, siendo uno de los partícipes quien pasa sus brazos por encima de los hombros, mientras que el otro los coloca bajo las axilas, a la altura de las costillas superiores.

La diferencia con respecto al común se basa en las manos, las cuales, gracias a la distancia, terminan en las costillas. La posición de este muestra a dos personas alejadas en la zona inferior del cuerpo, uniéndose de manera tímida en la parte superior.

Esto sugiere un encuentro entre dos individuos inseguros, los cuales han pasado por situaciones poco gratas. También explica una forma de ser poco amistosa o con problemas en relaciones anteriores.

Suele darse entre personas que hace mucho tiempo que no se ven, ex parejas o viejos amigos con los que ya no se tiene demasiada relación.

Da más abrazos a los tuyos: te brindará felicidad

Las muestras de cariño siempre son bien recibidas entre seres queridos. Aportan afecto, apoyo y calidez; generan confianza y permiten que se establezca una sensación de unión con el otro muy agradable.

Por ello, no dudes en abrazar a aquellos que quieres y te hacen feliz. Os brindará beneficios a todos, aumentará vuestro lazo de unión y, en definitiva, mejorará vuestra autoestima.

  • VV.AA. (2018).Receiving a hug is associated with the attenuation of negative mood that occurs on days with interpersonal conflict. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6169869/