¿Qué es agamia, es nueva forma de tener relaciones?

Claudia Pamela Forestello 28 junio, 2018
Conoce la agamia, el nuevo concepto que está enmarcando las relaciones actuales entre las personas de todo el mundo

La agamia es la nueva forma de tener relaciones afectivas, una variante más de las que ya se venían presentando. Vino a revolucionar a las personas y su vínculo con el entorno en su conjunto. Pero sobre todo, es una gran modificación en los objetivos comunes de las parejas.

En los últimos años hemos presenciado diversas apariciones o, mejor dicho, evoluciones en lo que a sexología se refiere. El matrimonio gay legalizado en muchos países, condiciones sexuales que antes desconocíamos y más. Ahora, hablaremos sobre la agamia, un concepto joven pero con muchos adeptos.

Una definición de agamia para comenzar a entender

Se denomina agamia a la ausencia de gamos en los vínculos sociales. Y se entiende por gamos al matrimonio como objetivo de esas relaciones. Una cuestión cultural y romántica que data de miles de años y en la que se basan la mayoría de las personas. En cuanto al sexo, es precisamente la consolidación de ese gamos o casamiento.

Conocidos los conceptos, podemos diferir que agamia es una nueva forma de relacionarse. En este tipo, las personas se unen sin pensar en el matrimonio como un fin.

Ver también: ¿Por qué hay gente que no tiene pareja y le da igual?

La agamia rompe estándares preestablecidos

La agamia llegó para romper todos los moldes ya conocidos de las manifestaciones de amor. Se trata de brindarle otro significado a la palabra ‘relación’. Una concepción más formal de compartir afecto sin tener en mente un matrimonio o relación de pareja única.

El sexo pasa a ser un factor relevante para la vida de las personas, sin necesidad de otros lazos especiales. Un acto cotidiano que puede vivirse libremente sin que se inmiscuya el amor.

Los vínculos  se van formando en el desarrollo social de las personas alejadas de todas las costumbres de cada cultura. Simplemente, son personas que han encontrado una alternativa para ser felices en sus encuentros, sin ningún otro sentimiento.

Adolescentes felices.

Conoce las bases de la agamia

Lejos de pretender generar reglas que condicionen las relaciones, estos se modifican constantemente según evoluciona. Sin embargo, existen algunas bases para su clasificación:

1. El amor es un invento patriarcal

Para los agámicos el amor es cuestión de ideología. Es un símbolo que determinados sistemas patriarcales que llevan a la exclavitud emocional y social.

2. La razón tiene un lugar privilegiado

El corazón es  considerado un órgano vital para que el cuerpo funcione biológicamente. Pero, quien toma el mando en las relaciones entre las personas es la razón. A través del razonamiento se decide con quien juntarse o tener sexo con total libertad.

3. Se asumen relaciones éticas

La agamia promueve relaciones basadas en ciertos códigos éticos, pero que nada tienen que ver con lazos afectivos. El amor, generalmente pierde este sentido cuando se desvía por otros caminos.

4. El género no participa como tal

Las diferencias entre hombres y mujeres no tienen ninguna relevancia en esta nueva de relacionarse. Importa el sexo por el acto en sí mismo por quien se sienta el deseo. No importa su condición ni su género.

Mujeres haciéndose un selfie.

5. Más erotismo que sexualidad

El erotismo está directamente relacionado con la agamia, por esa falta de compromiso o intención formal. En cambio, la sexualidad es vista como un hecho que conlleva a la reproducción.

6. Se van los celos, llega la indignación

Los celos se producen en las relaciones que tienen un objetivo de exclusividad o cuyo pilar es el amor. En la agamia, el sentimiento permitido es la indignación, y solo como un razonamiento basado en la justicia o injusticia.

7. La belleza es aquello que hace bien

Los cánones de belleza culturales varían con el tiempo y las sociedades. En la mayoría de los casos están directamente relacionados con cuestiones estéticas. La agamia no acepta creencias ni populismos. Simplemente, lo bello es lo que resulta bueno.

8. Las agrupaciones libres son las verdaderas relaciones agámicas

La idea es tener la libertad de unirse cuando se desee con cualquier persona que tenga el mismo razonamiento. Sin importar nada más, ni buscar un futuro juntos como familia. Es que, la familia es una institución fijada con normas específicas para procrear con sustento en el gamos.

Lee también: Mi pareja no se fía de mí

Definitivamente, la agamia es la libertad de los buenos momentos

Ser libres es la única opción para las personas que tienen relaciones agámicas. Libres para tener sexo, para agruparse con gente de cualquier condición, en definitiva: para vivir.

Te puede gustar