¿Qué es la asexualidad?

La asexualidad no tiene nada que ver con la abstinencia sexual o el celibato, ya que se trata de una condición natural, sin imposiciones externas

Asexualidad es un concepto que se ha comenzado a utilizar hace algunos años. Por su “juventud” no existen aún suficientes investigaciones científicas que puedan avalar un significado único y cerrado.

Existen varias concepciones y variedades del término. Sin embargo, todas apuntan a la ausencia de atracción sexual.

Es importante distinguir la asexualidad del celibato o la abstinencia sexual. La primera es una condición natural, mientras que las otras son imposiciones culturales o externas al deseo de la persona.

Cuando uno de los integrantes de la pareja es asexual debe tener el espacio para plantearlo, ya que esta condición afecta a ambos.

¿Las personas asexuales se enamoran?

amor-pareja

Claramente pueden enamorarse como el común de la gente. También pueden formar pareja y ser sumamente románticos.  Los sentimientos vinculados al afecto están muy presentes en todas las personas y son agradables de experimentar.

Existen quienes se autodenominan asexuales, pero han mantienen una relación y se consideran seres muy románticos. Para lograr un equilibrio con el otro debe haber confianza y comunicación asertiva con respecto a esta situación.

En algunos casos pueden convivir sin tener intimidad. Otros optan por ceder y tener periódicamente relaciones para satisfacer a su enamorado y, algunos emocionalmente más preparados optan por una relación de pareja abierta.

Dependerá de cada uno la medida que puede tomar, empezando por expresar al otro su estado.

Ver también: Posturas para hacer el amor en un coche

¿La asexualidad elimina todo acto sexual?

desnudez-pareja

La respuesta es NO. Una persona con esta condición puede participar activamente de actos sexuales. La diferencia es que no le resulta atractivo ni placentero.

No logra sentir interés a pesar de todos los esfuerzos que tenga por motivarse. E incluso pueden mostrarse muy incómodos por momentos.

De hecho, muchas personas asexuales confiesan haber tenido relaciones para satisfacer a su pareja, para lograr tener hijos o porque simplemente es una regla cultural.

De hecho a diario se escuchan y ven consejos para la vida sexual en todos lados, y absolutamente nada de la asexualidad.

  • En los últimos tiempos se han creado en la red grupos de personas que se etiquetan bajo el nombre de “asexuales”.
  • En este espacio generan debate sobre problemáticas relacionadas con el tema. Muchos incluso logran conocer más de sí mismos escuchando las experiencias de los demás.

Prejuicios sobre la asexualidad

Ser amables para elegir pareja

Lamentablemente, como sucede con las minorías o los “diferentes”, existen varios prejuicios hacia las personas que son asexuales o que en algún momento de su vida se consideran como tales.

  • Son homosexuales reprimidos. Uno de los principales errores es considerar que no mantiene intimidad porque no pueden asumir sus verdaderos intereses.
  • Tuvieron un trauma en su niñez. Seguramente habrá en este grupo de personas alguien que puede haber sufrido de abuso u otro tipo de trauma, pero no es causa de asexualidad. La mayoría no han pasado por nada de ello.
  • No sienten atracción porque no conocen. Otra grave falencia es pensar que pueden cambiar su condición el día que tengan una buena experiencia sexual.

Te recomendamos leer: Efectos de las relaciones sexuales en el organismo

¿Es la asexualidad una nueva condición?

Qué hago si mi pareja es un eyaculador precoz

Algunos aseguran que estamos frente a una nueva condición que viene a sumarse a las ya existentes: heterosexualidad, homosexualidad y bisexualidad.

Algunos especialistas se atreven a afirmar que biológicamente tienen el mismo reflejo. Son capaces de lograr niveles de excitación frente a estímulos. Sin embargo, su cerebro no les indica que esto está sucediendo. No lo sienten.

Además, no se ha encontrado ninguna relación directa con las otras condiciones o con un género específico. Parece que existen tanto hombres como mujeres que padecen lo mismo.

Como ha ocurrido con las anteriores, el tema está en su momento de explosión. Por lo tanto, es común que surjan concepciones interpuestas, agrupaciones que fomenten la discusión y aquellos otros que rechacen el tema.

Más allá de todo, lo cierto es que el desinterés absoluto por el acto sexual existe. Algunos lo asumen, otros lo disimulan y los más conservadores todavía no lo pueden creer.

El conocimiento y la aceptación de uno mismo es la base para lograr una estabilidad emocional, con o sin sexo.

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar