¿Qué es el cheat meal o comida trampa?

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
El cheat meal es una comida basada en alimentos procesados que se realiza una vez por semana. Sin embargo no es muy aconsejable para la salud.

El cheat meal o comida trampa es una ingesta que se hace una vez por semana dentro de una dieta. Se caracteriza por romper con la tónica de la propia dieta y basarse fundamentalmente en comida rápida o procesada. Se utiliza a modo de descanso psicológico, sobre todo dentro de dietas muy estrictas o restrictivas.

¿El cheat meal engorda?

Esta estrategia nutricional es muy conocida, sobre todo dentro del mundo del culturismo. Las dietas de esta clase de deportistas se caracterizan por ser monótonas y poco sostenibles en el tiempo. Además, suelen ser carentes en muchos nutrientes importantes. El cheat meal es una forma de tomarse un respiro dentro de la propia dieta, sin que esto conlleve consecuencias para la imagen o composición corporal.

Es, por lo tanto, una comida que se suele hacer en fin de semana y que conlleva un gran número de excesos asociados. Realmente, no implica cambios en la composición corporal porque el cuerpo toma esta gran ingesta de nutrientes como una agresión y elimina estas calorías excesivas en forma de calor. 

Hamburguesa con papas fritas

¿Es beneficiosa esta práctica del cheat meal?

Que no produzca un aumento de peso no quiere decir que el cheat meal sea inocuo para la salud. La gran ingesta de comida rápida o procesada produce un aumento grande de la producción de insulina y, con ello, un estrés pancreático.

Podríamos comparar esta agresión pancreática al daño al que se somete el hígado en una borrachera de fin de semana. A corto plazo, no va a producir efectos nocivos sobre la salud; sin embargo, mantener esta costumbre durante años no resulta nada beneficioso. Evitar estos picos en la curva de glucosa y el estrés pancreático asociado reduce el riesgo de padecer enfermedades complejas a medio o largo plazo.

Las prácticas culturistas y la salud

No debemos de olvidar que las prácticas nutricionales y deportivas que realizan los culturistas poco tienen que ver con el concepto de salud. Su interés es totalmente estético y para ello realizan una serie de estrategias que pueden comprometer seriamente el funcionamiento de organismo. De este modo, su interés a la hora de realizar una dieta es ganar volumen o perder peso, pero nunca el correcto aporte de macro y micronutrientes al organismo.

Es muy común que las dietas de los culturistas sean deficitarias en micronutrientes y estén altamente descompensadas. Además, el hecho de realizar un cheat meal semanal les da aún peor calidad. Es cierto que esta agresión no enturbiará el objetivo de la pérdida de peso, pero tampoco mejorará los déficits nutricionales.

Quizá te interese: Cuáles son los mejores suplementos para la nutrición deportiva

La mejor dieta es la variada

De este modo, es mucho más ventajoso optar por dietas variadas no restrictivas. Así, se podrán consumir alimentos procesados de manera más o menos habitual, aunque con moderación. Esto permitirá que las dietas sean sostenibles en el tiempo y que no sea necesario un atracón de fin de semana que suponga una liberación psicológica a las grandes restricciones semanales.

La base de la correcta alimentación deben de ser los productos frescos. Mediante el consumo de frutas, verduras y pescados aseguramos un correcto aporte de macro y micronutrientes. A partir de ahí, podemos completar la dieta con alimentos cárnicos y algún alimento industrial.

frutas y verduras

Es importante tener en cuenta que el objetivo de la alimentación no debe ser estético. Una alimentación variada es fundamental para garantizar un correcto estado de salud y un óptimo rendimiento deportivo.

Sin embargo, las dietas propias de culturistas no aseguran ni una cosa ni la otra. Además, muchas veces están vinculadas y condicionadas por ayudas externas que pueden suponer un hándicap en los requerimientos de macronutrientes.

Lee también: Los riesgos de llevar una dieta alta en proteínas

Conclusión

El cheat meal es una comida basada en la gran ingesta de productos procesados que se realiza una vez por semana. Se asocia a dietas restrictivas y tiene un componente de liberación psicológica. Sin embargo, y aunque no produzca cambios en la composición corporal, no resulta nada beneficiosa para la salud por someter al organismo a un gran estrés.

Es mucho más ventajoso pautar una dieta variada basada en productos frescos que permita la inclusión de algún alimento dulce o procesado de vez en cuando y cuyas restricciones no produzcan un estrés a nivel psicológico. De este modo, la adherencia a las mismas y su porcentaje de éxito será mayor, así como su sostenibilidad.

  • Himms-Hagen J., Role of thermogenesis in the regulation of energy balance in relation to obesity. Can J Physiol Pharmacol, 1989. 67 (4): 394-401.
  • Murray SB., Pila E., Mond JM., Mitchison D., Blashill AJ., Sabiston CM., Griffiths S., Cheat meals: a benign or ominous variant of binge eating behavior? Appetite, 2018. 130: 274-278.