¿Qué es la dieta del ADN?

20 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
La dieta del ADN es parte de la rama de la nutrición que plantea las dietas personalizadas al extremo. Esta nueva tendencia se denomina nutrigenética.
 

La idea de la existencia de una dieta del ADN lleva más de diez años entre nosotros. Inclusive, sus defensores la remontan a la década de 1950, con los primeros indicios de una nutrición personalizada al extremo.

En la actualidad nos referimos a un campo de estudio particular y conciso que es la nutrigenética. Dentro de la nutrición, es el área que estudia cómo nuestros genes influyen en la respuesta que elabora el cuerpo frente a diferentes nutrientes.

Se parte de la base de que no todos llegamos a los mismos efectos corporales comiendo lo mismo. La misma dieta no ocasiona una bajada de peso igual en unos que en otros. Surge la pregunta de cuál es el factor que marca la diferente respuesta.

La dieta del ADN es una teoría que pone en la codificación genética individual el origen de las diferencias. Según ella, ciertos nutrientes seguirían caminos de metabolismo diferente según cada genoma, incluso dentro de la misma familia.

Como siempre sucede, la nutrigenética y la dieta del ADN tienen defensores y detractores. La medicina de precisión, cada vez con más auge, está a favor, pero algunos estudios científicos desmienten su eficacia. Te explicamos todo aquí.

 

La relación entre obesidad y ADN

El problema de la obesidad es enorme. El mundo tiende a tener más sobrepeso cada década que pasa. Los cambios en el estilo de vida más una conformación de la dieta diaria basada en ingestas con muchas calorías repercuten en el peso corporal.

La dieta del ADN, como teoría, otorga gran valor al genoma individual como factor determinante del aumento de peso. El sobrepeso de muchos podría explicarse en la falta de precisión de las dietas que se elaboran de manera masiva.

Lo cierto es que la obesidad es una patología multifactorial. Es real que la genética puede ser vinculante, pero sería muy arriesgado atribuirle una importancia superior a la que verdaderamente se sabe que posee.

Recordemos que en el año 2007 se publicó el estudio que anunciaba el descubrimiento del gen de la obesidad. Nombrado como gen FTO, los investigadores sugirieron que si el mismo tenía fallos dentro del ADN, esto repercutía en un menor uso de las kilocalorías, que se almacenaban en forma de grasa.

 

Al rastrearse la deficiencia del gen FTO entre las poblaciones europeas, se encontró en el 44 % de los muestreados. Esto es menos de la mitad de la población y esa frecuencia no explicaría todo el sobrepeso.

dieta del ADN
La obesidad podría tener un componente genético y en eso se sustenta la dieta del ADN

Sigue leyendo: El gen de la obesidad según la ciencia

El proyecto en defensa de la dieta del ADN

El proyecto Food4Me es, posiblemente, la investigación a mayor escala que se está realizando sobre la dieta del ADN. Es un estudio multicéntrico con más de 1 200 personas, financiado por la Unión Europea.

El plan de fondo es evaluar las diferencias entre distintos grupos poblacionales que llevarán adelante dietas basadas en diferentes enfoques, como son los siguientes:

  • Un grupo elaborará su propia dieta buscando información en internet, sin asesoramiento de especialistas.
 
  • El segundo grupo tendrá una dieta basada en los conocimientos tradicionales de la nutrición, a partir de datos medibles como el peso y la talla y algunos parámetros de análisis de sangre.
  • Finalmente, el último grupo tendrá una dieta del ADN. Se elaborará el mapa genético de estos individuos y se les propondrá un esquema nutricional en base a su genoma.

La hipótesis inicial es que el tercer grupo tendrá un descenso de peso más sostenido y saludable que los otros dos. Aún no están los resultados definitivos, pero una vez que se publiquen se podrá contar con una aproximación más real a la nutrigenética.

Descubre más: ¿Cómo funciona el ADN?

Los detractores de la dieta del ADN

dieta del ADN como medicina personalizada
La nutrigenética plantea una nutrición personalizada y dirigida a cada individuo, según su genoma

La universidad de Stanford realizó un estudio científico con más de 600 sujetos. La investigación se tituló DIETFITS y se inició en la hipótesis de que la dieta del ADN no era eficiente.

 

Se separó a la población de estudio en dos grupos. Uno de ellos tuvo una dieta con bajo contenido de carbohidratos, mientras que el otro grupo, al contrario, siguió el plan de grasas bajas. Los resultados comparados apuntan a que el genoma no tuvo influencia en los descensos de peso de ningún grupo.

Tras un año de dieta, en los dos grupos se constataron pérdidas de peso importantes, del orden de los 5 a los 6 kilogramos. A pesar de tener genomas diferentes, el ADN no fue determinante para la caída de la masa corporal, sino que lo fue la dieta estricta elaborada en términos tradicionales.

La nutrición personalizada ya existe

El debate por la dieta del ADN lleva también más de una década, pero es inevitable pensar que la medicina personalizada avanzará. Ya existen consultorios nutricionales basados en el genoma y dependerá de los usuarios estar informados para distinguir entre bulos y aproximaciones profesionales con efectos reales.

 
  • Stanton, Michael V., et al. "DIETFITS study (diet intervention examining the factors interacting with treatment success)–Study design and methods." Contemporary clinical trials 53 (2017): 151-161.
  • Hernández Fernández, Rolando A. "Genoma y ambiente en la génesis de la obesidad." Revista Cubana de Genética Comunitaria 7.1 (2013): 5-11.
  • Marti, Amelia, et al. "Telómeros y calidad de la dieta." Nutrición Hospitalaria 34.5 (2017): 1226-1245.