¿Qué es la egestión?

Edith Sánchez · 12 octubre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 10 octubre, 2019
La egestión es el proceso mediante el cual se eliminan los restos de los alimentos que no han sido aprovechados por el organismo. Corresponde a la fase final del proceso de digestión de alimentos y no es igual a la excreción.

En términos generales, la egestión es el proceso fisiológico mediante el cual se eliminan los alimentos no digeridos por el organismo. Dicha eliminación se realiza en forma de heces y constituye la fase final del proceso digestivo.

La egestión en los organismos unicelulares comprende solamente la expulsión hacia el exterior de la célula de las sustancias que no se pueden aprovechar. En los organismos pluricelulares, como es el caso de los seres humanos, dicho proceso es más complejo.

A veces, la egestión se confunde con otros procesos similares, como la excreción. Aunque ambas están asociadas a la digestión, se trata de procesos fisiológicos diferentes. Veamos en qué consisten.

El proceso de la digestión

Aparato digestivo, digestión

La principal función del sistema digestivo es la de procesar los alimentos. El objetivo es extraer de ellos la mayor cantidad posible de nutrientes y, al mismo tiempo, eliminar aquellas sustancias que no pueden aprovecharse y, por eso, deben salir del cuerpo.

La digestión comienza cuando entra la comida en la boca. En esta fase, la saliva se mezcla con la comida y con ello se inicia su proceso de descomposición. Lo que se forma con esa combinación es el bolo alimentario, que luego pasa al esófago y, después, al estómago.

Posteriormente, llega al intestino delgado. Allí, se separan los nutrientes y se absorben. Después, son introducidos a la corriente sanguínea para que lleguen a todo el organismo. Sin embargo, las sustancias de mayor tamaño y/o las menos solubles no pueden ser absorbidas ni aprovechadas. Esto da lugar a la egestión.

¿Qué es la egestión?

La egestión es la última función del sistema digestivo. Los restos de alimento no digeridos en el intestino delgado suben por el colon ascendente. Allí, tiene lugar un proceso de reabsorción del agua y de algunos elementos, como el sodio. Así mismo, se absorbe el ácido fólico y la vitamina K, por ejemplo.

Los restos que aún subsisten continúan la marcha por el colon transverso y luego bajan por el colon descendente. Allí, se almacenan en forma de heces fecales. Luego, este material va hasta el recto, el cual se abre al exterior por medio del ano. Finalmente, se produce la defecación.

A todo ese proceso se le denomina egestión. Las heces fecales contienen bacterias y fibra, además de productos metabólicos del hígado y otros materiales que no se han podido aprovechar. Las heces son expulsadas entre 36 y 48 horas después de la ingestión de los alimentos, en condiciones normales.

Egestión y excreción

intestino grueso, egestión

Algunas veces se confunde la egestión con otros procesos, como la excreción. Aunque guardan algunas similitudes, lo cierto es que se trata de procesos fisiológicos diferentes. Veamos en qué se diferencian entre sí.

La egestión es la eliminación de las sustancias que venían con la comida y que no resultan aprovechables por el organismo. Esto incluye sustancias no digeribles y material perjudicial para el cuerpo humano. Corresponde a la comida que no logró incorporarse al torrente sanguíneo y que, por lo tanto, debe ser eliminada en forma de heces.

Lee también: El color y la forma de las heces hablan sobre tu salud

En la excreción también hay eliminación de sustancias. La diferencia es que las sustancias expulsadas en la excreción sí han sido aprovechadas previamente por el organismo para mantener diversas funciones vitales. El proceso que tiene lugar, en este caso, se da en el interior de la célula.

Las células necesitan energía para poder funcionar y la obtienen de los nutrientes. Estos llegan en forma de moléculas orgánicas, que son descompuestas por la célula para producir energía. Al final de ese proceso, se producen residuos, que son eliminados finalmente a través de la orina.

Quizá te interese: Alteración de la orina: aspectos que se tienen en cuenta

Problemas con la egestión

A veces, el proceso de egestión no se lleva a cabo de la forma adecuada y aparecen algunos problemas en la eliminación de las heces. Esto se puede deber a alguna enfermedad o a una dieta inadecuada. Los problemas más comunes son los siguientes:

  • Diarrea. Tiene lugar cuando se eliminan heces acuosas y blandas. Esto ocurre cuando el paso por el intestino delgado ha sido muy breve. Obedece a múltiples causas.
  • Incontinencia fecal. Supone una ausencia de control sobre la defecación. Usualmente, es resultado de una pérdida de control sobre los esfínteres o los intestinos.
  • Estreñimiento. Se caracteriza por heces secas y duras, difíciles de eliminar. Se habla de estreñimiento cuando se hacen menos de tres deposiciones por semana.
  • Encopresis. Corresponde a la eliminación involuntaria de heces en los niños. Hay múltiples causas detrás de este problema.
  • Burckhardt, R., & Heerkloss, R. (1999). Rates of feeding and egestion under different conditions were determined for Eurytemora affinis (Calanoida, Copepoda). Rosstocker Meeresbiologische beitrage. 7. 91-110.