¿Qué es el captopril y para qué sirve?

7 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Los efectos del captopril y los diuréticos tiazídicos son aditivos, por lo que el efecto terapéutico se ve potenciado, obteniendo mejores resultados con su combinación. Antes de iniciar el tratamiento con captopril, es fundamental conocer los tratamientos antihipertensivos previos a los que se sometió el paciente.

El captopril es un fármaco que pertenece a la familia de los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (iECAs). Actúa bloqueando la proteína peptidasa del centro activo de dicha enzima.

La ECA es una enzima que convierte la angiotensina I en la angiotensina II, una molécula que presenta unos efectos vasoconstrictores potentes y un posterior aumento de la presión arterial, entre otros efectos.

El captopril fue la primera molécula sintetizada por variación estructural a partir de la molécula original de angiotensina I y del receptor de la ECA. De esta forma, se consiguieron realizar otros estudios de variación estructural en otras moléculas con sus receptores correspondientes.

Indicaciones y posología del captopril

hipertension demencia

Tal y como hemos mencionado, este medicamento se utiliza principalmente para el tratamiento de la hipertensión. No obstante, también está indicado para combatir otras enfermedades. Dependiendo de la indicación que sea, las dosis y la posología variarán.

Veamos con más detenimiento cada una de las indicaciones principales del captopril y las dosis recomendadas para cada una de ellas:

Hipertensión

Para el tratamiento de esta enfermedad, el captopril se puede administrar en monoterapia o en terapia combinada con otros medicamentos indicados para el tratamiento de la hipertensión. Sobre todo, se administra conjuntamente con diuréticos tiazídicos.

Los efectos del captopril y los diuréticos tiazídicos son aditivos, por lo que el efecto terapéutico se ve potenciado con su combinación, obteniendo mejores resultados.

Antes de iniciar el tratamiento con captopril, es fundamental conocer los tratamiento antihipertensivos previos a los que se sometió el paciente, así como la presión arterial, la restricción de la sal en la dieta y otras situaciones clínicas.

La dosis inicial es de 50 mg al día. No obstante, si pasadas dos semanas no mejora el cuadro clínico, se puede aumentar a 100 mg al día o 50 mg dos veces al día. Si se va a administrar conjuntamente con otro antihipertensivo, el médico modificará las dosis según crea conveniente para la seguridad del paciente.

Descubre: Hábitos de vida saludables para tener una mejor calidad de vida

Insuficiencia cardiaca

corazón

El captopril también está indicado para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca. En la mayoría de los ensayos clínicos se estudió el efecto de este medicamento administrado junto con otros agentes. No obstante, el captopril no requiere la presencia de fármacos concomitantes para ser efectivo frente a esta enfermedad.

En cuanto a las dosis recomendadas, en pacientes normotensos o hipotensos que ya hayan recibido tratamiento con diuréticos y que puedan presentar un estado hipovolémico y/o hiponatrémico, una dosis inicial de 6,25 o 12,5 mg administrada 3 veces al día puede minimizar la magnitud o la duración del efecto hipotensor.

No obstante, para la mayoría de los pacientes con insuficiencia cardiaca la dosis diaria inicial es de 25 mg tres veces al día. Nunca debe superarse una dosis máxima de 450 mg al día de este medicamento.

Infarto de miocardio

Esta es otra indicación que tiene este iECA. En concreto, está indicado en el post-infarto de miocardio tras 72 horas de estabilidad hemodinámica en pacientes que hayan presentado insuficiencia cardiaca en el curso de la enfermedad o que tengan evidencia de fracción de eyección disminuida.

El tratamiento, en este caso, se debe iniciar lo antes posible, a partir de las primeras 72 horas desde el infarto. Se empieza con una dosis inicial de 6,25 mg que se incrementará a 12,5 mg 3 veces al día.

Se puede ir aumentando la dosis en función de la tolerancia que presente el paciente a 25 mg 3 veces al día, hasta una dosis de 150 mg una vez al día. En caso de que el paciente presente una hipotensión sintomática, se deberá reducir la dosis.

Quizás también te interese leer: Infarto de miocardio

Nefropatía diabética

captopril

Por último, mencionar esta otra indicación que presenta este medicamento. Se administra en pacientes insulino-dependientes que padezcan esta enfermedad. No importa que sean normotensos o hipertensos. El objetivo del tratamiento con captopril en estos pacientes es la prevención de la progresión de la enfermedad renal, así como reducir las secuelas clínicas que se asocian a la misma.

La dosis recomendada varía entre 75 y 100 mg al día, fraccionados en varias tomas. En el caso que estas dosis no sean suficientes para alcanzar el objetivo terapéutico, se puede asociar a otros medicamentos, tales como:

  • β-bloqueantes.
  • Vasodilatadores.
  • Hipotensores.

Conclusión sobre el captopril

El captopril es un fármaco ampliamente utilizado para tratar la hipertensión, así como otras enfermedades, tales como el infarto de miocardio o la insuficiencia cardiaca.

Debido a sus potentes efectos, es fundamental seguir siempre las indicaciones del médico y no abusar de este tipo de medicamentos. Puede consultar tanto con el médico como con el farmacéutico cualquier duda que surja al respecto.

  • Koch-Weser, J., Vidt, D. G., Bravo, E. L., & Fouad, F. M. (1982). Captopril. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJM198201283060405
  • Smith, C. G., & Vane, J. R. (2003). The discovery of captopril. FASEB Journal. https://doi.org/10.1096/fj.03-0093life
  • Pfeffer, M. A., Braunwald, E., Moyé, L. A., Basta, L., Brown, E. J., Cuddy, T. E., … Hawkins, C. M. (1992). Effect of Captopril on Mortality and Morbidity in Patients with Left Ventricular Dysfunction after Myocardial Infarction. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/nejm199209033271001