¿Qué es el control reproductivo y sexual?

Victoria Blázquez · 29 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 24 mayo, 2019
Las medidas de control reproductivo y sexual buscan proteger la libertad de todas las personas para decidir con responsabilidad si tener hijos o no, en qué momento y con quién.

¿Has escuchado hablar del control reproductivo y sexual? ¿Conoces los distintos métodos anticonceptivos que te permiten disfrutar una sexualidad libre y segura? Si aún no resuelves estos interrogantes, no te pierdas la información que te brindamos a continuación.

¿Qué es el control reproductivo y sexual?

El control reproductivo se basa en los derechos reproductivos y sexuales. Los primeros dan la capacidad a todas las personas, independientemente de su género, edad o raza, de decidir libremente sobre su vida reproductiva. Los derechos sexuales se refieren a la autonomía de los individuos para ejercer su sexualidad de manera libre, saludable, sin abusos, violencia o discriminación de ningún tipo.

En la actualidad existen gran cantidad de métodos anticonceptivos y de prevención de las enfermedades de transmisión sexual. Es fundamental que tengamos acceso a ellos para poder ejercer nuestra sexualidad de forma segura y libre. A continuación vamos a explicar los métodos anticonceptivos más comunes, diferenciando por sexo masculino y sexo femenino.

Métodos para el control reproductivo y sexual para el sexo femenino

Es necesario hacer una distinción entre aquellos métodos que son anticonceptivos y aquellos que, además, protegen frente al posible contagio de una ETS. Dentro de los más comunes, el único método que previene las ETS, para el sexo femenino, es el preservativo interno. El resto solo evitan los embarazos no deseados, con mayor o menor grado de eficacia.

Leer más: Enfermedades de transmisión sexual ETS, ¿De qué estamos hablando?

Preservativo femenino o interno

preguntas sobre el preservativo femenino
El preservativo femenino se ha convertido en un método anticonceptivo muy popular. No solo previene embarazos, sino enfermedades de transmisión sexual.

Son pequeñas fundas de poliuretano que se introducen en la vagina, recubriendo su interior y algunas partes de la vulva. De esta forma se crea un reservorio para los espermatozoides eyaculados impidiendo que lleguen al óvulo.

  • Este método ayuda a prevenir las ETS, pues reduce las probabilidades de que se entre en contacto con el semen o con la piel y que se produzca un contagio.
  • Es de uso común porque no es caro, no requiere receta médica y es fácil de aplicar. Es de vital importancia seguir las instrucciones y colocarlo correctamente para que pueda cumplir su función de manera eficaz.

Implante anticonceptivo

Es una varilla delgada y pequeña que un profesional sanitario coloca debajo de la piel del brazo. Su mecanismo de acción consiste en la liberación de la hormonoa progestina, la cual espesa el moco del cuello uterino evitando que el espermatozoide llegue hasta el óvulo. Tiene una duración estimada de cinco años y es uno de los métodos más eficaces y seguros.

Dispositivo intrauterino DIU

El DIU es un pequeño dispositivo en forma de T que se implanta en el interior del cuello uterino con la ayuda de un profesional de la salud.  Hay dos tipos: de cobre y hormonales. Ambos evitan embarazos al cambiar la forma en que se mueven los espermatozoides para evitar que entren en contacto con el óvulo. Las diferencias básicas entre ellos son las siguientes:

  • El DIU de cobre actúa como un espermicida por el efecto del aumento de los niveles de iones de cobre que inhiben la movilidad de los espermatozoide.
  • El DIU hormonal libera la hormona progestina para espesar el moco cervical, al igual que los implantes anticonceptivos.
  • No tiene un efecto permanente, de manera que, cuando se busque un embarazo, simplemente ha de retirarse.

Existen otros métodos anticonceptivos eficaces como la pastilla, el anillo o el parche anticonceptivo. Estos requieren de un mayor cuidado en su aplicación y por tanto, tienen más posibilidades de fallar que el DIU y los implantes. Por ejemplo, en el caso de las pastillas, hay que recordar tomarlas todos los días.

Es importante elegir un método para el control reproductivo adecuado a nuestras necesidades y estilo de vida y no dudar en acudir al médico para encontrar el más apropiado.

Leer más: 5 métodos anticonceptivos no hormonales

Métodos para el control reproductivo y sexual para el sexo masculino

Mano sujetando un preservativo con el hombre en la cama
El uso del preservativo masculino sigue siendo uno de los métodos más seguros para disfrutar una vida sexual libre y plena. Sin embargo, los hombres pueden acceder a otros métodos.

Actualmente hay muchas menos opciones de métodos anticonceptivos para el sexo masculino que para el femenino. La más común es el uso de preservativo, ya que evita los embarazos no deseados y previene el riesgo de contraer una ETS.

Al igual que en el caso del preservativo femenino, es muy importante aplicarlo correctamente para asegurar su eficacia.  Está generalmente extendido la utilización del mismo combinado con otro método anticonceptivo (píldora, DIU, implante) para obtener un mayor grado de protección y seguridad.

Otro método anticonceptivo comúnmente utilizado es la vasectomía.  Es un procedimiento quirúrgico que bloquea o corta los conductos que transportan el esperma desde el escroto hacia el exterior, asegurando la prevención del embarazo. Es un método anticonceptivo permanente, y por tanto, altamente eficaz.

Nuestro tipo de vida sexual y nuestro historial clínico determinaran la aplicación de un tipo de método u otro. ¿Tienes dudas? Consulta al médico o ginecólogo. Seguramente te brindarán más apoyo e información sobre acerca de los distintos métodos para garantizar el control reproductivo y sexual.

 

  • Centers for Disease Control and Prevention. (2019). About Teen Pregnancy | Teen Pregnancy | Reproductive Health | CDC.
  • Sharma KD. Control of STIs and HIV: The male reproductive and sexual health context - The paradigms. Indian J Sex Transm Dis AIDS. 2010;31(1):55. doi:10.4103/0253-7184.69006
  • Askew, I., & Berer, M. (2003). The Contribution of Sexual and Reproductive Health Services to the Fight against HIV/AIDS: A Review. Reproductive Health Matters. https://doi.org/10.1016/S0968-8080(03)22101-7
  • Lusti-Narasimhan, M., Collins, L., & Hopkins, J. (2014). Lessons learnt from sexual and reproductive health and HIV linkages for multipurpose prevention technology service delivery. BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology. https://doi.org/10.1111/1471-0528.12845