¿Qué es el factor de protección solar?

19 julio, 2018
Existen diferentes factores de protección solar y para evitar quemaduras debes escoger el indicado para ti de acuerdo a tu fototipo y aplicarlo en todas las zonas que vayan a exponerse al sol.

La piel se maltrata constantemente por estar expuesta al sol durante un tiempo prolongado. Por esta razón debemos protegerla con productos indicados para ello. Dependiendo de cada tipo de piel se debe usar un factor de protección solar diferente.

El factor de protección solar te ayudará a resistir por mayor tiempo los rayos del sol sin sufrir quemaduras. Aquí te explicaremos cómo lo hace y cuál puedes escoger para tu piel.

¿Cómo reacciona nuestra piel al sol?

Cuando tomamos el sol, nuestro cuerpo reacciona de diferentes formas. Algunas de manera positiva y otras de manera negativa. Como sabemos, el sol es necesario en nuestra vida pero en exceso podría hacer mucho daño.

El sol ayuda a que nuestro cuerpo tenga conciencia del tiempo y sepa diferenciar entre el día y la noche. También nos llena de energía, mejora nuestro ánimo, fortalece el sistema inmunitario y ayuda a la piel a producir la vitamina D necesaria para gozar de buena salud.

Las radiaciones solares que más afectan a nuestra piel son las UVA y las UVB. Los rayos UVA penetran en profundidad en nuestra piel. Son los que hacen que la piel luzca bronceada porque inducen la producción de melanina. Los UVB son más cortos y son lo que penetran en la capa externa de la piel. Estos últimos son los causantes de las quemaduras.

Al exponernos al sol, nuestra piel reacciona para protegerse. Produce melanina, que actúa como barrera natural contra el sol y, en caso de que suframos quemaduras, la dermis tiene el poder de regenerarse.

Cuando la piel se regenera luego de las quemadas observamos algo muy común y es que su capa externa se pela. En ese proceso se eliminan células muertas y la piel sana. Sin embargo, esto no quiere decir que los rayos solares no la hayan afectado. Sobre todo los rayos UVA, pues dañan la piel desde dentro.

El envejecimiento y la pérdida de elasticidad de la piel a largo plazo responden a la penetración de los rayos UVA en la dermis. El cáncer de piel también es provocado por este tipo de radiación.

¿Qué es el factor de protección solar?

Descubre: Remedios caseros para las quemaduras de sol

El factor de protección solar es el tiempo durante el cual un protector solar aumenta o mantiene la barrera natural de la piel contra el sol. Es decir, este tipo de productos hacen que la melanina de la piel siga protegiéndola por un tiempo determinado sin que suframos quemaduras.

Cada nivel de FPS indica el múltiplo del tiempo por el cuál el producto mantendrá tu piel protegida. Por ejemplo, si por tu tipo de piel normalmente tardas en quemarte 20 minutos cuando estás expuesto al sol sin protección y usas un producto con FPS 20, el tiempo se multiplica por 20. Es decir, estarás protegido durante 400 minutos.

Este cálculo es relativo, por lo que no quiere decir que bastará usar el protector solar una vez para que te mantenga a salvo de las quemaduras solares. Todo depende de las actividades que realices mientras estás bajo el sol. Si haces alguna actividad deportiva o te bañas en la playa, río o piscina, se recomienda aplicar más protector cada media hora.

Las pieles claras son más sensibles al sol que las pieles oscuras. Por lo tanto, las primeras necesitan un factor de protección solar más alto que la segunda.

Lee: ¿Tomar el sol o tomar vitamina D? ¿Qué me conviene más?

¿Cuáles son los factores de protección solar más conocidos?

Los factores de protección solar varían desde el 8 hasta el 100 y muchos productos cosméticos suelen tenerlos. Los principales son los protectores solares pero algunas cremas humectantes y maquillajes tienen filtro solar con un índice específico.

Antes de escoger un protector solar debes saber qué factor de protección solar es el indicado para tu tipo de piel

El factor de protección de los productos como cremas y maquillaje siempre es menor, por lo que estos no pueden ser sustitutos del protector solar. Son solo una ayuda para la piel pero el que nunca debe faltar en tu casa, bolso o cartera es el protector.

Antes de aplicar cualquier maquillaje se recomienda que las mujeres se apliquen un protector solar en la cara, cuello y escote. Por supuesto, si otras partes del cuerpo estarán expuestas al sol, también es necesario aplicar el producto.

Los FPS más comunes son el 15, 30 y 50+ y dependerá de tu fototipo escoger el indicado. Aunque las pieles oscuras son más resistentes al sol, no olvides que igual necesitan estar protegidas. Cuida tu piel todos los días y a toda hora, ella te lo agradecerá.

Te puede gustar