Qué es el herpes vaginal y cómo prevenirlo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 23 abril, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 27 abril, 2019
El herpes vaginal es una infección de transmisión sexual bastante común. Hoy descubriremos algunas formas de prevenirlo.

A pesar de que contamos con diferentes medios para prevenir las infecciones de transmisión sexual, estas no dejan de estar cada vez más presentes en las consultas médicas. El herpes vaginal, el virus del papiloma humano, la clamidia, etc., son problemas que lejos de disminuir van en aumento.

El herpes vaginal es una infección de transmisión sexual que, en la actualidad, supone un importante problema de salud pública. No obstante, esta ITS puede prevenirse si adoptamos una serie de medidas. En este artículo descubriremos más a fondo qué es el herpes vaginal y algunas maneras de evitar contraerlo.

¿Por qué el herpes genital es una ITS?

No consideramos que el herpes genital sea una ETS (enfermedad de transmisión sexual), ya que este término solo es correcto cuando la infección de transmisión sexual se vuelve una enfermedad. Por ejemplo, cuando el virus del papiloma humano deriva en un cáncer de útero.

Por lo tanto, tal y como indica el artículo Infecciones de transmisión sexual: epidemiología y control, el herpes se considera una infección. Su característica principal es la presencia de una llaga o úlcera que se abre, duele y puede llegar a supurar. No obstante, a veces, esta ITS es asintomática.

Mujer con herpes vaginal
El herpes vaginal es una infección de transmisión sexual que provoca llagas en la zona genital, con posible dolor o picor en la zona.

Esto quiere decir que algunas personas pueden tener herpes y no tomar las medidas adecuadas para proteger a sus parejas sexuales de su contagio. De hecho, puede aparecer una llaga pequeña que no sea especialmente dolorosa y que se confunda con una herida.

Lo mejor en estos casos es acudir al médico para descartar la posibilidad de que estemos ante una infección de transmisión sexual. Suponer puede llevarnos a continuar transmitiendo el herpes sin que seamos conscientes de ello.

Quizá te interese: ¿Cuáles son los efectos del herpes genital en una mujer embarazada?

El herpes vaginal no tiene cura

Esto es algo que debemos tener en cuenta y que debe permitirnos ser más conscientes de la importancia que tiene protegernos ante las ITS. El herpes vaginal no tiene cura. Aunque sí se pueden controlar sus síntomas y hacer que desaparezcan, en cualquier momento el herpes puede reaparecer.

La razón por la que el herpes no tiene cura es porque se trata de un virus. Por eso, una vez los síntomas remitan debido a la toma del tratamiento adecuado, no debemos creer que estamos curados. Ante la presencia de cualquier llaga es imprescindible evitar el contacto sexual o hacerlo con las precauciones adecuadas.

Formas de prevención

Pareja abriendo un preservativo
El preservativo siempre es la mejor forma de protección en las relaciones sexuales frente a ITS o ETS.

Para prevenir el contagio del herpes vaginal es importante llevar a cabo, siempre, una serie de medidas de protección. Algunas de ellas son las que expondremos a continuación:

  • Preservativo: debe usarse tanto para la penetración vaginal, anal como en el sexo oral.
  • No tocar heridas abiertas: si el preservativo no cubre una herida en la zona genital es mejor evitar mantener relaciones con esa persona, ya que las posibilidades de contraer una ITS como el herpes son elevadas.
  • Extremar la higiene: lavarse las manos con frecuencia es indispensable.

En el caso de que el contagio ya se haya producido, como bien indica el artículo Nuevas terapias para el herpes genital, el medico recetará aciclovir y valaciclovir. Estos fármacos ayudan a sanar las úlceras y reducen el dolor.

Quizá te interese: Consejos de higiene antes y después del sexo oral

Recomendaciones para el herpes vaginal

El preservativo es un método muy efectivo para protegernos de las ETS y de las ITS. Por eso, aunque tomemos anticonceptivos para evitar tener un embarazo no deseado es importante ser conscientes de que el preservativo es fundamental.

Esto es, sobre todo, necesario en el caso de que tengamos más de una pareja sexual. Asimismo, si hemos contraído herpes vaginal es nuestra responsabilidad tomar las medidas oportunas y decirle que tenemos esta ITS a la persona con la que vamos a mantener relaciones.

En el mejor de los casos, la manera más efectiva para evitar la propagación de esta ITS sería evitar cualquier contacto sexual durante el brote. No obstante, si nos cuidamos de la forma adecuada esto no tiene por qué ser necesario.

Recordemos que las ITS como el herpes vaginal no tienen cura. Por lo tanto, podemos sufrir un brote en cualquier otro momento. Protegernos será muy importante. ¿Utilizas siempre el preservativo en tus relaciones? Recuerda que, a través del sexo oral o el anal, el herpes también puede contagiarse.

  • Hernández Cortina, Abdul. (2008). INFECCION POR HERPES SIMPLE GENITAL: REVISION GLOBAL. Revista Habanera de Ciencias Médicas7(4) Recuperado en 19 de abril de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2008000400019&lng=es&tlng=es.
  • Navarro, D., Navalpotro, D., & Fraile, O. (2005). Actualización en el diagnóstico del herpes genital.
  • Sánchez-Crespo Bolaños, José Ramón, & González Hernando, Carolina. (2010). Herpes Genital. Revista Clínica de Medicina de Familia3(2), 124-126. Recuperado en 19 de abril de 2019, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1699-695X2010000200013&lng=es&tlng=es.