¿Qué es el hipertiroidismo?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 16 enero, 2019
Para evitar el exceso de yodo, que es lo que utiliza la glándula tiroidea para fabricar hormonas, debemos evitar los alimentos que lo contengan, como el marisco, e incrementar aquellos ricos en calcio

El hipertiroidismo es un estado patológico en el que hay un exceso de la función de la glándula tiroides que se traduce en un aumento de la secreción de las hormonas tiroideas (T3 y T4). Su principal función, entre otras, es regular las reacciones metabólicas del organismo.

El principal grupo afectado son las mujeres en la tercera década de la vida. No obstante, las cifras van en aumento y cada vez en mujeres más jóvenes. Descubre en este artículo más sobre esta afección.

El hipertiroidismo

Causas

  • Hay numerosas causas de hipertiroidismo pero la mayoría de los casos se deben a la enfermedad de Graves o bocio difuso. Esta es una enfermedad autoinmune en que el organismo produce anticuerpos (TSI) que producen una estimulación del tiroides.
  • Otras causas son le bocio multinodular. Como el nombre indica, es la presencia de nódulos en la glándula que segregan hormonas tiroideas sin regulación.
  • La tiroiditis, que es una inflamación de la tiroides, normalmente de causa viral, y cursa con dolor y fiebre, además de los síntomas generales.
  • También puede ser causado por el excesivo consumo de yodo.
Hipertiroidismo

Síntomas

El aumento de los niveles de las hormonas tiroideas supone una subida del metabolismo basal. Los síntomas aparecen de manera paulatina a medida que avanza la enfermedad y varían de un paciente a otro.

causas-del-hipertiroidismo
Los principales síntomas son:

  • El aumento del metabolismo supone un aumento del gasto energético. Por tanto, el paciente puede sentir fatiga, debilidad muscular, disnea de esfuerzo…
  • También se traduce en pérdida de peso, pero el paciente puede experimentar hambre desmesurada. Dependiendo de qué predomine en cada paciente, este presentará delgadez o sobrepeso, aunque lo habitual es la pérdida de peso.
  • Se produce un aumento de la motilidad intestinal: diarrea, náuseas, vómitos, calambres, aumento del número de deposiciones…
  • A nivel cardíaco, la frecuencia cardíaca se eleva pudiendo producir arritmias, taquicardias, palpitaciones, hipertensión.
  • Los principales síntomas psicológicos: ansiedad, irritabilidad, insomnio, nerviosismo.
  • Bocio: supone el aumento de tamaño del tiroides que puede dificultar la deglución o producir afonía y dolor por presión.
  • En las mujeres puede verse alterado el ciclo menstrual.
  • La aparición de exoftalmos (ojos que protuyen) y mixedema pretibial (engrosamiento de la piel de las piernas) se da en la enfermedad de Graves.
  • Otros síntomas son: Intolerancia al calor, piel más fina, caída del cabello, uñas quebradizas, sudoración, enrojecimiento de la piel.

Existen diversas alternativas terapéuticas que suponen la curación o control de la enfermedad. Puede tratarse con fármacos, con cirugía o con yodo radiactivo. Pero también hay algunas recomendaciones dietéticas que pueden ayudarnos.

Alimentos beneficiosos para el hipertiroidismo

Recomendaciones dietéticas para el hipertiroidismo

Por último, algunas recomendaciones dietéticas pueden ayudarnos a aliviar un poco los síntomas. No obstante, deberemos acudir siempre al médico para un tratamiento adecuado:

  • Evitar el consumo de alimentos ricos en yodo como marisco, yema de huevo, ajo, fresas, lentejas, coco, avellanas…
  • Consumir productos lácteos y alimentos ricos en calcio y también aquellos ricos en hierro.
  • Deben evitarse las bebidas excitantes.
  • Aumentar el consumo de proteínas. Evitar las carnes grasosas.

Como hemos dicho anteriormente, el hipertiroidismo es un trastorno que tiene tratamiento pero que requiere un control médico para evitar complicaciones que pueden ser graves. Contrólalo y podrás mejorar tu calidad de vida.

  • Pai, H. C., & Gong, S. T. (2013). Subclinical thyroid disease. Journal of Internal Medicine of Taiwan. https://doi.org/10.1093/bmb/ldt024
  • Palacios, S. S., Pascual-Corrales, E., & Galofre, J. C. (2012). Management of subclinical hyperthyroidism. International Journal of Endocrinology and Metabolism. https://doi.org/10.5812/ijem.3447
  • Donangelo, I., & Braunstein, G. D. (2011). Update on subclinical hyperthyroidism. American Family Physician.
  • Roti, E., & Uberti, E. D. (2001). Iodine Excess and Hyperthyroidism. Thyroid. https://doi.org/10.1089/105072501300176453
  • Vila Ballester, L., Donnay Candil, S., Iglesias Reymunde, T., Soriguer Escofet, F., Tortosa Henzi, F., Torrejón Jaramillo, S., … Puig-Domingo, M. (2010). Evaluación de los hábitos alimentarios relacionados con la ingesta de yodo, el estado nutricional de yodo y disfunción tiroidea en cuatro poblaciones no seleccionadas (proyecto Tirobus). Endocrinologia y Nutricion. https://doi.org/10.1016/j.endonu.2010.04.012