¿Qué es el síndrome de Couvade?

Muchos hombres experimentan náuseas, antojos y dolores de cabeza durante la gestación de su pareja. A esta condición se le conoce como síndrome de Couvade y suele ser frecuente en los padres primerizos.

El síndrome de Couvade, cuyo término proviene del francés “couver” que significa criar o incubar, es una extraña condición que afecta a los hombres durante el embarazo de la mujer. Se caracteriza por la aparición de síntomas propios de la gestación en el futuro padre.

Por lo general afecta a los padres primerizos en el primer trimestre del embarazo; sin embargo, a veces se da poco antes del parto o durante toda la gestación. En pocos casos también puede afectar a otras personas cercanas a la embarazada.

Se estima que hay un 10% de probabilidad de padecerlo cuando el embarazo es normal; además, si hay algún riesgo, la incidencia es del 25%. Junto a los malestares, el hombre puede experimentar celos, temor por la llegada del bebé y repetidos episodios de estrés.

¿Por qué se produce el síndrome de Couvade?

Hasta el momento no existe una causa exacta para explicar el síndrome de Couvade. Una de las teorías más aceptadas es que se origina a partir del estrés que experimenta el hombre por la angustia que le generan los cambios y responsabilidades que llegan con los hijos.

Producto de esto, el organismo sufre una serie de alteraciones bioquímicas que, a su vez, generan cambios hormonales y psicológicos. De hecho, el padre puede presentar un descenso en sus niveles de testosterona y un aumento en la prolactinaOtras hipótesis sugieren que hay más riesgo de padecerlo si:

  • El hombre ha tenido una relación distante o ausente con su padre.
  • Subconscientemente siente celos del bebé o de la mujer embarazada.
  • Tiene ansiedad por su nuevo rol de padre, ya sea por las responsabilidades paternas o el aspecto financiero.
  • Siente deseo de estar más involucrado en el embarazo y nacimiento del bebé.
  • El embarazo no fue planeado.
  • La relación con la pareja es bastante cercana y afectiva.

Descubre: La baja durante el embarazo: qué debemos saber

Síntomas del síndrome de Couvade

En la mayoría de los casos, los síntomas del síndrome de Couvade se desarrollan en los primeros meses del embarazo, casi a la par con los que sufre la embarazada. A veces desaparecen después del primer trimestre, pero algunos los perciben hasta el momento del parto. Las manifestaciones más frecuentes incluyen:

  • Náuseas y vómitos
  • Cambios de humor repentinos
  • Antojos
  • Repulsión a ciertos olores y comidas
  • Aumento o pérdida de peso
  • Cansancio o fatiga
  • Diarrea y problemas intestinales
  • Tensión baja
  • Calambres en las piernas
  • Dolores abdominales
  • Tensión lumbar

¿Cómo se controlan los síntomas del síndrome de Couvade?

El síndrome de Couvade no es una patología o problema grave; por lo tanto, no se necesitan tratamientos específicos para superarlo. Sin embargo, si los malestares intervienen en las actividades cotidianas, la primera recomendación es controlar la ansiedad.

La práctica de técnicas de relajación y meditación pueden ser útiles para paliar estos efectos. También es beneficioso expresar los malestares a la pareja y parientes cercanos. Es importante que haya una buena comunicación, ya que esto disminuye el estrés.

Terapia de pareja.

Otras formas de manejar los síntomas es mantener un estilo de vida saludable, mediante la práctica regular de ejercicio y una buena alimentación. En ocasiones es necesario acceder a terapias psicológicas para hablar sobre los temores y preocupaciones del embarazo.

Quizá te interese: Ser madre después de los 35 años

Posibles ventajas del síndrome de Couvade

Aunque experimentar los síntomas del síndrome de Couvade no es para nada agradable, existen algunas ventajas que destacar. Los padres que experimentan las molestias en el embarazo de sus parejas suelen estar más atentos a las necesidades de la futura mamá.

La empatía que sienten les permite comprender mejor los cambios que ella está atravesando. Asimismo, después del nacimiento del bebé, son padres que se involucran más en la crianza.

¿Cuándo consultar al médico?

No hay que ignorar que los síntomas del síndrome de Couvade son similares a los de otras enfermedades. Por eso, aunque la pareja esté embarazada, lo ideal es solicitar una revisión médica para recibir las pruebas pertinentes.

El profesional de salud realiza una exploración física y un interrogatorio sobre los síntomas. Posteriormente puede recomendar exámenes de sangre, orina o material fecal para determinar si existe una causa subyacente. La consulta también es fundamental cuando los síntomas persisten después del parto.

Referencias:

  • “Sympathetic Pregnancy: Is Couvade Syndrome Real”. BabyMed.
  • The Couvade Syndrome: The biological, psychological, and social impact of pregnancy on the expectant father. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21228978
  • Klein, Hilary (1991). “Couvade syndrome: Male counterpart to pregnancy”. International Journal of Psychiatry in Medicine. 21 (1): 57–69. doi:10.2190/FLE0-92JM-C4CN-J83T. PMID 2066258
Te puede gustar