¿Qué es el síndrome de déficit de testosterona?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 11 abril, 2019
Francisco María García · 12 abril, 2019
Entre las patologías que pueden afectar de forma importante a las relaciones sexuales en la pareja, se encuentra el llamado déficit de testosterona. Una patología que puede tener varias causas e importantes consecuencias.

El síndrome de déficit de testosterona (SDT) es el nombre con el que se conoce a la patología producida por un bajo nivel de esta hormona. Es frecuente que las personas confundan sus síntomas con los propios del envejecimiento. Por ello, es muy importante realizar un control médico que permita el diagnóstico correcto.

Anteriormente, se asociaba el déficit de testosterona a la edad. Es cierto que a partir de los 50 años la hormona comienza a descender. Sin embargo, está comprobado que los hombres pueden tener este síndrome desde muy jóvenes.

Asimismo, su influencia no se da de manera única en la función sexual, sino que afecta gran parte de la salud general. De allí la gran variedad de señales que pueden presentarse. Incluso, sin un análisis previo, hasta los propios profesionales tienen un margen de error.

¿Cuáles son los síntomas y el diagnóstico del déficit de testosterona?

Pareja sentada en la cama con problemas de disfunción eréctil
La testosterona juega un papel esencial en la vida sexual del hombre, además de afectar seriamente a otros sistemas.

La hormona sexual masculina y sus metabolitos trabajan en diferentes órganos. Por este motivo, los síntomas son muy variables. Algunos quizá pasen inadvertidos o causen leves molestias, mientras que otros son más severos:

  • Disminución del deseo sexual
  • Disfunción eréctil
  • Fatiga y energía en descenso
  • Disminución de la densidad mineral ósea
  • Pérdida de vello corporal
  • Dificultades cognitivas y de la memoria
  • Masa grasa en aumento
  • Alteraciones metabólicas y en la sensibilidad a la insulina

Un diagnóstico correcto se realiza a través de un análisis de sangre que muestre los niveles de testosterona del hombre. Un nivel bajo de la hormona, junto a una evaluación de los síntomas, son los que permiten diagnosticar al profesional de la salud.

Quizá te interese: 2 problemas sexuales masculinos y cómo actuar

¿Existe un tratamiento para el síndrome de déficit de testosterona?

El tratamiento es muy sencillo y se logran resultados positivos en poco tiempo. Se indica un suplemento de la hormona que puede administrarse vía intramuscular o a través de un gel que se aplica sobre la piel.

Los síntomas más leves desaparecen o se alivian en las primeras semanas. Otros más graves pueden llevar hasta tres meses. Todo depende del tiempo que lleve a la persona alcanzar su nivel normal de testosterona. Sin embargo, en todos los casos, es tratable una vez diagnosticado.

La calidad de vida varonil se mejora de forma considerable con un tratamiento simple. El organismo comienza a alcanzar un equilibrio en sus procesos de regulación de grasa, insulina y desarrollo muscular. A su vez, se ve mejorado el estado de ánimo y la autoestima masculina.

Quizá te interese: Papel de la testosterona en la disfunción eréctil

¿En qué puede derivar un déficit de testosterona sin tratar?

Mujer levantando la sábana y hombre cansado
La fatiga y el cansancio serán los primeros síntomas observables, lo que puede influir en las relaciones personales y en la calidad de vida del paciente.

Tal como lo indican los síntomas, son diversos los problemas que acarrea un déficit de testosterona, sobre todo en personas de edad avanzada. Las dificultades físicas y psicológicas son consecuencias de una baja considerable de la hormona sexual masculina.

Estas son algunas consecuencias que se producen normalmente:

  • Pérdida de energía y fatiga que modifican el ritmo de vida del paciente. El cuerpo no puede responder como lo hace de manera habitual.
  • Disminución de la fuerza, producto del descenso de masa muscular. Los hombres comienzan a sentir debilidad.
  • Disfunciones sexuales como la pérdida de la libido o la erectilidad que provocan problemas de pareja.
  • Problemas laborales y sociales asociados a los cambios de humor.
  • Depresión y otras patologías psicológicas.
  • Otras enfermedades como diabetes, alteraciones cardiovasculares o fracturas por deficiencia de minerales óseos comienzan a aparecer.

Importancia de la testosterona en la vida de un hombre

La testosterona es fabricada por los testículos. El SDT tiene como causa una baja o nula producción de la hormona, o una mala respuesta a esta. Ambos motivos se revierten con buenos hábitos de alimentación, rutina de ejercicios y tratamiento clínico.

El equilibrio de los niveles de la hormona es fundamental para tener una buena calidad de vida. No solo favorece la actividad y el deseo sexual, sino que además regula otros procesos del organismo. Es muy importante su control para prevenir enfermedades.

Por último, las interrelaciones personales también se ven influidas. En ambientes laborales o personales, el estado anímico de los participantes es un gran pilar. Cuando la testosterona disminuye, se producen alteraciones que afectan negativamente.

  • Manuel Gil Salom y Jose María Martínez Jabaloyas. Servicio de Urología. Hospital Universitario Doctor Peset. Valencia. 2010. SÍNDROME DE DÉFICIT DE TESTOSTERONA Y DISFUNCIÓN ERÉCTIL. Extraído de: http://scielo.isciii.es/pdf/urol/v63n8/12.pdf
  • Servicio Navarro de Salud. 2012. Envecimiento y síndrome de déficit de testosterona. Extraído de: https://www.navarra.es/NR/rdonlyres/0220315B-65F6-44DA-A97A-7B1810DD2B39/237520/Bit_v20n5.pdf