¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

Dado que no se conoce su causa, es muy importante vigilar diferentes factores para no padecer el síndrome de fatiga crónica, ya que pueden influir desde el psicológico a diferentes infecciones

Se trata de una enfermedad “nueva”, muy recurrente en la actualidad y de la que todavía se desconocen muchas de sus causas y sus medicamentos. Puede afectar progresivamente cuatro sistemas del cuerpo: inmunitario, neurológico, cardiovascular y endocrino.

Causas del síndrome fatiga crónica

Si bien se está investigando ampliamente esta enfermedad, los científicos aún no han descubierto la causa principal del síndrome de fatiga crónica (SFC), por lo que no se descarta que se deba a múltiples factores. Algunas infecciones pueden traer como consecuencia esta dolencia, pero también hay que tener en cuenta el factor psicológico.

El perfil del paciente con fatiga crónica es mayormente relacionado a las mujeres jóvenes, de hasta 38 años, que se autodenominan “adictas al trabajo” o no pueden decir que “no” fácilmente. Puede tener un “pico” durante el otoño, porque es la época donde tienen más incidencia las enfermedades infecciosas.

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

Es la presencia de un cansancio inexplicable durante al menos 6 meses continuos que no se alivia con el reposo, el descanso, las vacaciones, el ejercicio físico, etc. Además, trae como consecuencia alteraciones en la memoria y en la concentración, depresión, dolores musculares, articulares y de garganta, cefaleas, dificultad para reponerse luego de actividades físicas y ganglios inflamados.

Por su parte, el SFC influye a nivel temperamento y personalidad de los que lo padecen. Toman recaudos excesivos en la búsqueda de placer y hasta pueden carecer de audacia. Para evitar sufrir por la fatiga crónica, se tornan personas más cautas, inseguras, temerosas y pesimistas. También se puede traducir en un mal manejo de la ansiedad, un pensamiento reservado, dificultad para expresar las emociones o el perfeccionismo extremo.

A largo plazo, el síndrome de fatiga crónica conlleva al insomnio total, sueño no reparador, altos grados de ansiedad, cambios endócrinos y hormonales, bajan las defensas y pueden aparecer enfermedades tales como colon irritable, fibromialgia, hipoglucemia, entre otras.

¿Cómo superar el síndrome de fatiga crónica?

Hacer terapia es la mejor opción para poder evitar los riesgos que produce esta enfermedad. La persona afectada debe comprender que el autoestima se sostiene por un sistema que no está sano completamente y que ello recae en recompensas ficticias. Entonces, reconocer y aceptar los límites es la mejor manera de aliviar este problema, llevar un estilo de vida más equilibrado, eliminar la hiperactividad, tener más tiempo para uno mismo, hacer ejercicio al aire libre, tener más contacto con seres queridos y hacer un “alto” para evaluar qué es lo que ocurre.

Imagen cortesía de Daniel Lombraña González

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar